Loading...

miércoles, 20 de agosto de 2014

El cuarto héroe del ‘Apollo XI’

El cuarto héroe del ‘Apollo XI’

El capitán Hank Brandli, meteorólogo de la Fuerza Aérea de EE UU en la base de Hickam, en Hawai, pasó desapercibido en la histórica misión a la Luna

Neil Armstrong y Edwin E. Aldrin colocan la bandera de los Estados Unidos sobre la superficie lunar. / ASSOCIATED PRESS
En el artículo de ayer recordábamos una de las mejores hazañas realizadas por la humanidad, la de poder llevar a tres hombres, Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, por primera vez hasta la Luna, el 21 de julio del 1969. Hoy me parece justo hablar de un cuarto nombre que pasó inadvertido en aquella histórica misión pero que tuvo la clave del éxito de la misma: el capitán Hank Brandli, meteorólogo de la Fuerza Aérea de EE UU en la base de Hickam, en Hawai.
Nos encontramos en plena guerra fría entre la URSS y EE UU. Para poder fotografiar las instalaciones secretas de los soviéticos, los americanos desarrollaron varios programas de satélites. Gracias a uno de ellos, conocido con el nombre de 417, Brandli descubrió que también se podían obtener imágenes de estructuras nubosas. Aquella tecnología se ocultaba celosamente. Pero lo que pudo descubrir era tan evidente como terrorífico. En el mismo punto donde debía aterrizar la nave Apollo XI se estaba formando una potente tormenta tropical. ¿El problema? No podía utilizar ni compartir libremente esta información con la NASA porque era absolutamente restringida por pertenecer a un programa espía. De guardarse este descubrimiento, el final del Apollo XI hubiera sido dramático.
Gracias a que pudo convencer a altos mandos, la NASA, en un último suspiro, desvió el aterrizaje unos 1.500 kilómetros al suroeste de Hawai, salvando in extremis la misión. De no ser así, habría sido un devastador fracaso y podríamos haber llorado la muerte de aquellos tres héroes.

Astronauta captura en fotografía extrañas luces verdes sobre Bangkok

Astronauta captura en fotografía extrañas luces verdes sobre Bangkok

NOTICIAS | CIENCIA Y SALUD
Tomado de: Twitter/@astro_reid
Tomado de: Twitter/@astro_reid
Martes, Agosto 19, 2014

El astronauta Gregory Reid publicó en su cuenta de Twitter una impresionante foto de la Tierra tomada desde la Estación Espacial Internacional, donde se pueden observar unas extrañas luces verdes en el agua de Bangkok, Tailandia.
En el tweet el astronauta describe la imagen, aclarando que las luces brillantes son Bangkok, pero para las desconcertantes luces color verde ubicadas en el mar no hay explicación.
Respecto al extraño fenómeno, cientos de usuarios han dado respuesta al suceso indicando bajo hipótesis que se trata de posibles flores marinas, algas e incluso extraterrestre.
Sin embargo, la página web especializada Universe Today, explica que se trataría de luces LED usadas por los marineros para atrapar calamares y plancton.

Redacción NTN24

Primer Encuentro Nacional de Astronomía en Jujuy

Primer Encuentro Nacional de Astronomía en Jujuy

19.08.2014 - 21:23 hs
El reconocido referente Oded Kindermann explicó, en diálogo con Radio 2, de qué se trata esta actividad que se llevará a cabo el miércoles 20 en la Escuela Juanita Stevens.
1
2
3
valoración
2 fotos en galeria

  • imagenes IMÁGENES
El especialista precisó que están promoviendo este encuentro como primer paso del programa de divulgación astronómica dentro de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la provincia.
“Estoy invitando a especialistas de otras provincias que vienen a volcar sus conocimientos y experiencias de las ciencias astronómicas porque la idea es conocer nuevos enfoques de enseñar astronomía para el alumno”, dijo.
“Habrá dos grandes actividades: las jornadas de capacitación para docentes y actividades didácticas para los alumnos, es decir, recorrido itinerante dentro de la escuela donde habrá charlas, muestras, galería de telescopios de los especialistas de otras provincias”, detalló.
La provincia de Jujuy cuenta con “buenos cielos” para la exploración astronómica. En este sentido, Kindermann añadió que la misma experiencia será replicada el jueves 21 en Purmamarca en el Bachillerato N° 18.
Por último, el viernes 22, todo el grupo viajará a las  Salinas Grandes para “pasar de la teoría a la práctica”, finalizó.

COSMO-NOTICIAS 20-08-14

Posted: 18 Aug 2014 09:05 AM PDT
Exoplaneta habitable
Ilustración artística de un exoplaneta habitable. Crédito: diversepixel (Shutterstock)
Por primera vez en la historia, la humanidad está cerca de encontrar planetas similares a la Tierra donde exista vida, pero estos extraterrestres podrían no tener la forma de seres inteligentes, dice un grupo de expertos.
El observatorio de nueva generación de NASA, el Telescopio Espacial James Webb (JWST) –que se espera sea lanzado en 2018-, y sus sucesores darán a los científicos la oportunidad de buscar señales de vida en las atmósferas de planetas fuera del Sistema Solar, conocidos como exoplanetas. Pero estos telescopios no serán capaces de detectar si las formas de vida son seres inteligentes o microbios unicelulares.
“Creemos que estamos muy cerca de encontrar vida en otro planeta”, dijo Sara Seager, astrónoma del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Massachusetts, en una presentación el 14 de julio en las Oficinas Centrales de la NASA en Washington, D.C. Seager, quien ha estado a la vanguardia de la búsqueda de una “Tierra 2.0”, fue parte de un panel de debate acerca de la búsqueda de vida extraterrestre.
“Pienso que todos quieren ver vida inteligente; es parte de nuestra cultura”, dijo Seager a Live Science. “Pero en realidad estaremos felices de ver cualquier tipo de vida”.
Sin embargo, incluso si la humanidad encuentra vida extraterrestre que resulta ser organismos unicelulares, seguirá siendo “fenomenal”, dijo Seager, dado que esto sugeriría que la vida puede ser común más allá de la Tierra. Si existen microbios vivos en cualquier lugar de la galaxia, esto aumenta las posibilidades de que otra vida inteligente pueda haberse formado, añadió.
El Telescopio Espacial Kepler de la NASA, que fue lanzado en 2009, ha ayudado a los científicos a descubrir miles de exoplanetas. Ahora los astrónomos saben que básicamente todas las estrellas en la Vía Láctea tienen al menos un planeta en órbita, dijo Seager. Y hasta uno de cada cinco planetas alrededor de estrellas similares al Sol pueden ser planetas similares a la Tierra que se encuentran en la zona habitable, orbitando a la distancia justa de su estrella madre donde puede existir agua en estado líquido y –por lo tanto- también vida.
“Ahora sabemos que vivimos en una galaxia llena de planetas”, dijo John Grunsfeld, ex astronauta de NASA y administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la agencia en Washington, D.C.
John Mather, premio Nobel y astrofísico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, también está emocionado por la posibilidad de encontrar otros mundos habitados. Mather es científico de proyecto del JWST, el nuevo telescopio de 8.800 millones de dólares.
Entre otras cosas, el JWST buscará signos de vida, o biomarcadores –tales como oxígeno, dióxido de carbono o agua- en las atmósferas de los exoplanetas. El telescopio buscará estos biomarcadores analizando la luz que pasa a través de las atmósferas de los planetas a medida que orbitan frente a sus estrellas progenitoras.
Pero incluso con JWST, los científicos deberán tener mucha suerte para identificar planetas habitados, debido a que la luz reflejada por estos mundos es muy débil, y el observatorio no puede captar suficiente luz para ver a la mayoría de ellos, dijeron los panelistas. Para comenzar realmente la búsqueda, la NASA necesitará telescopios más grandes, con espejos que midan de 10 a 20 metros de diámetro; mucho más grande que el espejo de 6,5 m de JWST, dijeron.
Aun así, si los científicos encuentran biomarcadores en la atmósfera de un exoplaneta, estas pistas solo les dirán que existe algún tipo de vida en el mundo extraterrestre; no les dirán qué forma tiene, dijo Seager. Por ejemplo, la vida extraterrestre podría corresponder a bacterias simples o amebas, en lugar de por ejemplo, seres multicelulares.
JWST y sus sucesores inmediatos tampoco serán capaces de buscar señales enviadas por seres inteligentes, pero si encuentran planetas con cualquier signo de vida, otros telescopios embarcados en la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) podrían centrarse en aquellos planetas y “escuchar” en busca de ondas de radio u otras señales que podrían apuntar a una civilización extraterrestre tecnológicamente avanzada. De hecho, los astrónomos del Instituto SETI en Mountain View, California, ya están realizando observaciones de seguimiento de los exoplanetas encontrados por Kepler, dijo Seager.
En última instancia, el ser humano querrá enviar sondas o incluso naves tripuladas a los planetas que muestren signos de vida, pero con las limitaciones de la tecnología espacial actual, llegar allí tomaría mucho más tiempo que la duración de una vida humana.

Fuente: Live Science

Posted: 19 Aug 2014 09:00 AM PDT
Space Engine
Space Engine
Si se parecen en lo más mínimo a mí, entonces considerarán que nos encontramos en el momento más aburrido de la Historia: ya es muy tarde para explorar nuestro mundo y descubrir nuevas tierras, territorios lejanos que eran el objetivo de exploradores y conquistadores; pero es demasiado temprano para explorar nuestro Universo y descubrir nuevas Tierras, aquellos planetas que serán nuestros nuevos hogares. Cada vez que pienso en esto, me da algo de nostalgia ya que no podré estar entre las personas que exploren y colonicen nuevos mundos, observen atardeceres en exoplanetas y se maravillen con la majestuosidad de la naturaleza más allá de muestro pequeño punto azul. Sin embargo, hace unas semanas descubrí algo que puede convertir este sueño en una realidad (virtual): SpaceEngine.
SpaceEngine, desarrollado por el astrónomo y programador ruso Vladimir Romanyuk, es un programa gratuito de astronomía en tercera dimensión similar al concepto de un planetario, sólo que en este caso el observador no está limitado al planeta Tierra, lo cual le permite desplazarse a través de todo el Universo conocido (y hasta desconocido) para explorarlo. Originalmente está ideado como un motor que servirá para la elaboración a futuro de un juego propiamente dicho de exploración estelar online y multijugador, sin embargo, esta etapa final aún no está completamente definida (el creador considera que el juego está en etapa beta).
Actualmente posee un catálogo de casi 120.000 estrellas, con los respectivos exoplanetas que estaban confirmados en el momento de su última actualización (versión 0.97.1 el 25 de diciembre de 2013), además de un amplio catálogo de galaxias, nebulosas, cúmulos estelares, agujeros negros, asteroides, cometas, etc. El simulador está diseñado para mostrar el máximo realismo posible, por lo que cada uno de los objetos celestes tiene las características físicas reales reflejadas en los catálogos estelares utilizados por su creador. Estas características se pueden observar al seleccionar cada objeto.
Muchos pensarán que sólo 120.000 estrellas es muy poco dado el tamaño que intenta reproducir la simulación, sin embargo, el programa también cuenta con la generación procesal automatizada de galaxias y todos los objetos contenidos en ellas (estrellas, nebulosas, agujeros negros y planetas), además de sus propias características. Esto permite que un planeta generado procesalmente tenga océanos y ríos; cráteres y cordilleras; atmósferas abarrotadas con tormentas o tan tenues como la de Mercurio. De esta forma, un usuario puede viajar al otro lado de la Vía Láctea o seleccionar una galaxia distante y comenzar a explorar para conseguir mundos exóticos, vistas increíbles y hasta planetas con vida. Puede guardar todos sus descubrimientos para sí mismo o, si desea formar parte de la comunidad, publicarlos en la página del programa e intercambiar ideas con otros usuarios, participar en competencias de búsquedas de mundos con ciertas características, etc. Además, la simulación permite avanzar varias decenas de miles de años tanto hacia al futuro como hacia el pasado.
Al igual que yo, es probable que muchos lectores ya se hayan tropezado anteriormente con Celestia. La principal diferencia entre ambos es que la comunidad que existe alrededor de SpaceEngine está en constante crecimiento, al igual que el desarrollo del proyecto, mientras que lamentablemente Celestia dejó de ser desarrollado en el año 2010. De hecho, Celestia fue parte de la inspiración para Vladimir Romanyuk, así que cualquier persona que haya utilizado los dos programas observará una gran cantidad de similitudes entre ambos, con la superioridad en gráficos y otros aspectos técnicos que hacen de SpaceEngine el mejor simulador astronómico de exploración existente. Además, diferentes usuarios crean constantemente addOns que permiten al juego mantenerse actualizado con los últimos descubrimientos en astronomía antes de la aparición de nuevas versiones; y además, algunos usuarios han creado addOns en los que recrean mundos que ellos han imaginado o que forman parte de la cultura sci-fi.
Ya que el programa es gratuito para su descarga y utilización, el desarrollador del mismo no percibe ingresos a través de él. Por esta razón y el hecho de que se haya decido hacerlo a código cerrado, su desarrollo es relativamente lento puesto que no está dedicado exclusivamente al proyecto. Sin embargo, existe una cuenta a la que se pueden realizar donaciones que le permitan acelerar el desarrollo. Todo esto se encuentra pulcramente detallado en la página de la comunidad.
Sin nada más que agregar, he aquí algunas fotografías de pantalla que espero que les entusiasme a descargar este juego:
Space Engine - Imagen 1.1
Vista de un planeta desértico en la zona habitable de una estrella procesal, desde órbita y desde su superficie. Copyright: Space Engine.
Space Engine - Imagen 1.2
Vista de un planeta desértico en la zona habitable de una estrella procesal, desde órbita y desde su superficie. Copyright: Space Engine.
Space Engine - Imagen 2
Vista de un planeta tipo Oceanía que gira en torno a una enana marrón en la zona habitable. Copyright: Space Engine.
Space Engine - Imagen 3
Otro planeta tipo Oceanía. Éste se encuentra atado gravitacionalmente, por lo que siempre muestra la misma cara a su estrella. El mismo es mitad océano, mitad hielo. La foto está tomada desde el borde del casquete glacial. Copyright: Space Engine.
El peso del instalador es de 850MB.
Requerimientos:
MínimoRecomendado
CPU2 GHz3 GHz
RAM2 GB2 GB
Video512 MB1024 MB
OpenGL3.03.0
OSWindows XPWindows 7
La página web del programa para su descarga y acceso a la comunidad es: http://en.spaceengine.org/
El acceso a la galería de fotos de otros usuarios para ver más (y mejores) fotos: http://en.spaceengine.org/forum/10-432-1
Artículo enviado por Pedro Zampella C.

NOTICIAS ASTRONÓMICAS 20-08-14

Astrofísica y Física


Posted: 18 Aug 2014 11:30 AM PDT
Cráteres en Hellas Basin
 Sumida en las tierras altas del sur de Marte se encuentra Hellas Planitia, una de las mayores cuencas de impacto del Sistema Solar, con un diámetro de 2.300 kilómetros y más de 7 Km de profundidad.

Se piensa que esta imponente depresión tiene una antigüedad de entre 3.800 y 4.100 millones de años, y que se formó tras el impacto de un gran asteroide. Con el paso del tiempo, Hellas ha sufrido los efectos de la erosión del viento, el hielo, el agua y la actividad volcánica.

El fondo de esta gran cuenca está salpicado de cráteres de impacto más recientes, dos de los cuales ocupan el centro de esta imagen, tomada por la Cámara Estéreo de Alta Resolución de la sonda Mars Express de la ESA el 17 de diciembre de 2013. La resolución espacial es de 15 metros por píxel.

Estos dos cráteres se encuentran en la parte más profunda y más occidental de Hellas, y normalmente no se pueden observar con tanta claridad, ya que el fondo de la cuenca suele estar cubierto por nubes de polvo. De hecho, toda esta región parece estar sepultada bajo una espesa capa de polvo.


El mayor de los dos cráteres tiene unos 25 kilómetros de diámetro. En esta imagen se puede apreciar un flujo de materia que discurre desde la esquina superior izquierda de la fotografía hasta desembocar dentro del cráter. Observando con atención el área que rodea al montículo redondeado de su interior se pueden distinguir interesantes texturas resultado de este flujo.

El flujo también ha dejado su huella fuera de los cráteres, y en especial en la parte superior izquierda del centro de la imagen. Las marcas en el terreno indican que la materia fluyó desde el borde del cráter más grande hasta el interior del pequeño cráter situado a su izquierda.

La morfología de muchas de las formaciones en Hellas Planitia podrían ser el resultado de la acción del hielo y de los glaciares.

Por ejemplo, en primer plano y alrededor del borde del cráter se puede distinguir un patrón poligonal en el terreno asociado con la presencia de agua; esta textura aparece cuando un terreno húmedo y poroso se congela.

En las zonas más profundas de la cuenca la presión atmosférica es un 89% superior a su valor en la superficie de Marte, por lo que esta región todavía podría presentar condiciones favorables para la presencia de agua. Las imágenes radar tomadas por la sonda MRO de la NASA sugieren que algunos de los cráteres de Hellas podrían albergar glaciares de varios cientos de metros de espesor, ocultos bajo espesas capas de polvo.



Enlace original: ESA.

martes, 19 de agosto de 2014

¡Nada detiene a Rosetta!-La sonda Rosetta alcanza el cometa 67P diez años después

smaller_textlarger_text
6.400 millones de kilómetros en 10 años. La sonda espacial es el artefacto, fabricado por los seres humanos, que ha llegado más lejos.
Rosetta orbita sin novedad junto al cometa 67P/Churymov-Gerasimenko, para intentar descubrir los secretos que dieron lugar a la formación del Sistema Solar. Desde la Agencia Espacial Europea (ESA) no ocultan su satisfacción.
“De entrada esperamos conocer, aprender tanto cuanto podamos sobre los cometas. Los datos que hemos recogido hasta ahora practicamente ya multiplican exponencialmente lo que sabíamos hasta ahora de los cometas”, explica el jefe de operaciones de la misión Rosetta, Paolo Ferri.
El próximo reto para los investigadores será el aterrizaje del módulo Philae, en la superficie del cometa. Una operación, muy compleja, prevista para el próximo mes de noviembre.
“Una de las consecuencias de la forma tan particular del cometa” —señala el experto científico de la ESA, Mark McCaughrean— “es encontrar un área lo suficientemente grande para el aterrizaje. El cometa es un cuerpo activo, con partículas gaseosas, polvorientas, orbitamos con todo esto no a gran velocidad pero hay que evitar daños en la nave pero es otro de los factores a tener en cuenta. Para todos, esto es un gran desafío y en ello estamos”.
De momento, nos han llegado nuevas fotografías de la superficie del cometa, aunque tendremos que esperar hasta finales de mes para confirmar si en su superficie puede haber agua helada.
Copyright © 2014 euronews
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
smaller_textlarger_text

<iframe type="text/html" width="640" height="360" src="http://es.euronews.com/embed/277058/" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>
http://es.euronews.com/2014/08/08/la-sonda-rosetta-alcanza-el-cometa-67p-diez-anos-despues/
La sonda europea Rosetta ha entrado en órbita con el cometa Churyumov Guerasimenko, a 400 millones de kilómetros de la Tierra, 10 años después de su lanzamiento. La nave se convierte en la primera en orbitar alrededor de un cometa.
Rosetta cuenta con diferentes instrumentos científicos que le ayudarán a examinar la composición química del cometa. Asimismo, buscará revelar las condiciones existentes cuando se formó el Sistema Solar, hace unos 4.500 millones de años.
Tras recorrer 6.400 millones de kilómetros, el satélite ha alcanzado al cometa. Ahora continuarán su viaje juntos a una velocidad de unos 55.000 km/h.
La sonda Rosetta desempeña una labor revolucionaria, ya que permite a los científicos conocer mejor los cometas. Hay miles de millones más allá de Júpiter y son unos de los cuerpos más primitivos de nuestra galaxia.
La sonda analizará y fotografiará el cometa y lanzará sobre él el módulo de aterrizaje Philae. Esta pequeña sonda alcanzará y perforará la polvorienta superficie del cometa el próximo noviembre.
Hasta ahora, nadie había conseguido acercarse tanto a un cometa.
Copyright © 2014 euronews