miércoles, 20 de julio de 2016

Hoy es el 47 aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

7 h · 

Hoy es el 47 aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

El 20 de julio de 1969 aterrizaba en la luna el modulo "Eagle" (parte de la Nave Apolo de la NASA), cumpliendo el principal objetivo de la Misión Apolo 11: llevar a los primeros humanos a la Luna.
Recordemos que este histórica hazaña se cumplió en el marco de la "Guerra Fría" luego que la Unión Soviética alcanzará todos los objetivos establecidos para la fecha en materia espacial.
Sin embargo, hace 47 años, sería la Misión Apolo-11 norteamericana la que colocaría por primera vez seres humanos en nuestro satélite natural.
La Misión partió abordo del Cohete Saturn-V (ya en desuso) y estaba conformada por los Astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin (quienes pisaron la superficie lunar) y Michael Collins quién cumplió la tarea de maniobrar el módulo "Columbia" en órbita sobre la Luna, para traerlos de vuelta a la Tierra, mientras Aldrin y Armstrong cumplían la tarea de recolección de muestras en pleno "terreno" lo que les tomó 21.5 hora.
Sin duda, "Un pequeño paso para un hombre y un gran salto para la humanidad".




--------------------------------------------------------------------------------------


A 47 años de pisar el hombre la Luna: así ha sido la conquista del espacio
Lunes, Julio 18, 2016 | Autor: Redacción de El País


Durante los años que el programa Apolo estuvo en funcionamiento, el costo de operarlo alcanzó alrededor del 60% del presupuesto de la NASA.

Especial para El País
Mañana se cumplen 47 años de la llegada del hombre a la Luna. Un hito histórico que marcó el inicio de la exploración espacial y que dio pie a la lucha por conquistar fronteras más allá del planeta Tierra.
Hoy, cuatro décadas después, el espacio se ha convertido en un reto de las diferentes agencias espaciales a nivel mundial, en el que se realizan millonarias inversiones para conocer los secretos del Sistema Solar y del universo.
La carrera espacial se inició por el contexto geo-político que vivían los dos potencias en las décadas de los años 50 y 60 del siglo pasado, la Unión Soviética y Estados Unidos.
En ese momento histórico la industria armamentística rusa apostaba por la tecnología de cohetes de largo alcance, que en el mediano plazo buscaba desarrollar un vehículo capaz de  lanzar cargas atómicas desde dicho país hacia su peor enemigo: Estados Unidos.
Así fue como nació el programa espacial soviético Sputnik, cuyos satélites artificiales alcanzaron la órbita terrestre y un mes después, Laika, la famosa perra cuyo verdadero nombre era Kudryavka, se convertiría en el primer ser vivo terrestre en orbitar el planeta.
Como respuesta al programa Sputnik, Estados Unidos inyectó millones de dólares en materia de tecnología de cohetes, destinados a superar a toda costa a sus rivales en la carrera por el espacio.
“En 1962 en la Universidad de Texas el presidente John F. Kennedy dio su discurso sobre la carrera espacial en el que elige ir a la Luna no por ser una labor fácil, sino todo lo contrario. Él sabía que su programa espacial estaba muy atrasado porque los soviéticos habían dado pasos importantes en materia de  tecnología. Fue un reto muy ambicioso auspiciado por la situación geo-política y no tanto por el contexto científico”, manifestó Juan Diego Soler, astrofísico del Centro de Estudios Atómicos en Francia.
A raíz de esta apuesta, Estados Unidos dio a conocer una serie de programas, de los cuales se destacan Mercury, Gemini y Apolo.
Las misiones Apolo 2, 3, 4, 5 y 6 tenían como misión el sobrevuelo tripulado de la Luna para localizar una zona apropiada para un alunizaje seguro de astronautas. Con la información recolectada, pruebas de vuelo realizadas y la capacitación de sus tripulantes, Michael Collins, Edwin ‘Buzz’ Aldrin y Neil Armstrong, a bordo del Apolo 11, la Nasa alcanzaría uno de sus mayores logros de la historia de la humanidad al llegar a la Luna.
Este hito partió la historia de la exploración espacial. Desde 1969 hasta 1972, la Nasa envío cinco misiones tripuladas a la Luna -todas exitosas- y fue allí cuando la ciencia en el espacio empezó a tomar su verdadera dimensión. Sin embargo, “no fue sino hasta el Apolo 17 que la Nasa entrenó a Eugene Cernan, un geológo, para hacer ciencia en nuestro satélite”, aseguró el astrofísico Soler.
De la Luna a Plutón
Desde entonces, diferentes misiones espaciales y desarrollos científicos contribuyeron a la creación de programas que se encargaron de conquistar lugares antes imposibles para el hombre, aunque sigue siendo la Luna el único cuerpo espacial que ha sido pisado por un humano.
Por ejemplo, el Vóyager 1, cuya misión se encarga de estudiar los límites del Sistema Solar, fue uno de esos productos revolucionarios de los 70 y hasta hoy sigue siendo una referencia en el descubrimiento de nuevos horizontes. Con el Voyager 1 y 2 se lograron las primeras imágenes de nuestros vecinos planetarios Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
Ya en la década de los 90 se impulsó el desarrollo de programas que permitieron, desde la tierra, continuar con avances y el redescubrimiento del universo.
De estos avances y la cooperación entre las agencias espaciales rusa y estadounidense resultó uno de los proyectos más innovadores a la fecha. El primero de noviembre de 1993, se firmó en Moscú  con un acuerdo para llevar a cabo un proyecto conjunto para construir la Estación Espacial Internacional, EEI, fusionando los respectivos programas en este campo, Freedom y Mir 2. La EEI orbita la Tierra desde 1998.
Estos hechos, que rompían los paradigmas de la ciencia, dieron impulso aún más al campo científico, dando paso a una serie de  proyectos que permitieron crear  los telescopios, Hubble, Spitzer, Chandra y el Observatorio de Rayos Gamma Compton. Así las cosas, la actualidad de la exploración espacial y científica ha llevado a las agencias espaciales a continuar trabajando en busca del entendimiento de los diferentes misterios que envuelven a nuestros vecinos planetarios y galácticos.

Gracias a esa curiosidad, estas instituciones lograron lanzar sondas como Galileo (a Júpiter), Cassini-Huygens (Saturno), Messenger (Mercurio), los robots Spirit, Opportunity y Mars Rover (exploración robótica en Marte), Rosetta (orbitar cometa), Dawn (analizar asteroide Ceres), New Horizons (Plutón) y el más reciente éxito con Juno (Júpiter).

---------------------------------------------------------------------------------------

Hace 47 años el hombre pisó la Luna por primera vez
El 20 de julio de 1969, Neil Armstrong fue el primer astronauta que pisó la superficie lunar
Miércoles, julio 20, 2016 8:38 am



El 20 de julio, a las 02:50 GMT, Armstrong salió del módulo lunar y tocó la superficie lunar exactamente a las 02:56 y 48 segundos GMT
Ciudad de México (Rasainforma.com/Mar Pérez).- Hace 47 años, Estados Unidos logró lo que muchos solamente veían como un sueño, el 20 de julio de 1969 cientos de millones de telespectadores fueron testigos de la llegada del hombre a la Luna.
Neil Armstrong pronunció la frase que quedaría grababa por la eternidad “es un pequeño paso para el hombre, un paso gigante para la humanidad”.
El programa Apollo, llevó a 12 astronautas a la Luna en seis misiones, entre 1969 y 1972, las cuales habían empezado ocho años antes con el propósito del presidente estadounidense John F. Kennedy en mayo de 1961 de “poner un estadounidense en la Luna antes del final de la década”.
Durante la Guerra Fría, la Unión Soviética adelantaba a Estados Unidos en la carrera espacial con la puesta en órbita en 1957 del primer satélite, Sputnik, seguido en 1961 por la llegada del primer hombre al espacio, Yuri Gagarin.
“La Unión Soviética había logrado convertir sus éxitos espaciales en una medida de su poder y de los logros de una sociedad moderna y envidiable, entonces el presidente Kennedy consideró que no era bueno para los intereses de Estados Unidos dejar que los soviéticos sacaran partido de sus hazañas”, dijo John Logsdon, uno de los conservadores del Museo Nacional del Aire y del Espacio en Washington.
Con un costo de 25 mil millones de dólares en 1969, lo que hoy en día equivaldría a 115 mil millones o a multiplicar por seis el presupuesto de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), Estados Unidos puso en marcha rápidamente el programa Apollo.
Sin embargo, Apollo no triunfó rápidamente, en 1967 un accidente en la Tierra le costó la vida a tres astronautas y fue hasta diciembre de 1968 que se logró la primera misión importante con Apollo 8 y el primer vuelo habitado alrededor de la Luna.
Seis meses más tarde Apollo 10, logró el segundo vuelo de reconocimiento lunar con otros tres astronautas a bordo.
El 16 de julio de 1969, Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Mike Collins se instalaron en el módulo de comando Columbia de la nave Apollo 11, situada en la cúspide del cohete Saturno V.
El cohete de 111 metros de altura partió de la plataforma de despegue del Centro Espacial Kennedy en Florida a las 13:32 GMT y cuatro días más tarde, a las 20:18 GMT, los astronautas aterrizaron manualmente el módulo lunar, llamado Eagle (el águila), en el Mar de la Tranquilidad.
Neil Armstrong, el comandante de la misión, anunció: “Houston, aquí la base Tranquilidad, el águila aterrizó”.
El 20 de julio, a las 02:50 GMT, salió del módulo lunar y tocó la superficie lunar exactamente a las 02:56 y 48 segundos GMT, veinte minutos más tarde, Buzz Aldrin se reunió con él.
Ambos hombres pasaron 21 horas en el satélite natural y trajeron 21 rocas, además dejaron en la superficie una bandera de los Estados Unidos y una placa de metal con un mensaje de paz del entonces presidente Richard Nixon.
Los astronautas regresaron a la Tierra el 24 de julio en una cápsula que aterrizó en el Océano Pacífico.

---------------------------------------------------------------------------------------

Llegada a la Luna: un nuevo aniversario, el número 47, pero no un aniversario más
Este 20 de julio se cumplen 47 años de uno de los hitos más importantes de la historia de la humanidad: poner el pie en otro cuerpo celeste.
Por Esteban Tablón
Divulgador científico



Este 20 de julio se cumplen 47 años de uno de los hitos más importantes de la historia de la humanidad: poner el pie en otro cuerpo celeste, la Luna.
Cantidad de páginas, comentarios, análisis, películas se han dedicado a este acontecimiento, tanto que uno se pregunta si queda algo más por decir, algún detalle más por develar
En realidad sí, por dos razones. Una, como todo evento histórico de trascendencia, la evolución de la historia misma de la humanidad y la cultura lo va resignificando, y el pasar de los años enriquece y decanta, poniendo algunos hitos en proporción, y destacando otros aspectos en su momento quizás casi desapercibidos. Por otro lado, la locura de la carrera espacial generó, con la inercia de la segunda gran guerra, de la cual ésta fue como la secuela, un frenesí de decisiones, saltos al vacío y riesgos tecnológicos, pero siempre alguno más llama la atención.
Vale repasar que el Apolo 11 tenía menos capacidad de proceso y memoria que cualquier smartphone, pero más allá del hecho meramente comparativo, es interesante pensar qué agregaba el ser humano a su rol en los albores de la computación y la tecnología de materiales, para suplir lo que ahora, con todos los avances, simplemente no somos capaces de hacer
¿Que no es cierto? Vea amigo: hoy vamos, con gente, a la estación espacial a 400 kilómetros de la superficie. La Luna está a 400.000 kilómetros, metros más o menos. Nunca, nunca más el ser humano se aventuró en el espacio profundo.
Es, finalmente, de particular interés este aniversario que nos encuentra en una situación de convivencia completamente deteriorada y enloquecida, lo que casi hace parecer a la guerra fría como un jugueteo teatralizado, pero además con un furor, signo de la época, reflejado ampliamente en el cine, casi una urgencia: ir a Marte.
Hoy seguramente haremos algunas reflexiones más. Como les digo nuevas anécdotas siempre aparecen (tengo una muy jugosa respecto de lo que ocurrió en Mendoza ese día) y además será interesante, en paralelo al siempre afable y algo más mundano festejo del Día del Amigo (instaurado justamente por este hecho).
Se podrá seguramente reflexionar sobre cómo es hoy ese acontecimiento que se hará eterno o al menos presente mientras la humanidad exista, del pequeño paso para un hombre (de paso, nada pequeño, ¿sabían?) pero un largo e irreversible paso para la humanidad.


Publicar un comentario