miércoles, 24 de agosto de 2016

ASTRO-NOTICIAS 24-08-16

Confirman el aparente hallazgo de una quinta fuerza de la naturaleza.
19 de agosto de 2016.
Según una nueva investigación, la cual involucra descubrimientos en el área de la física dedicada al estudio de partículas subatómicas, la existencia de una posible partícula subatómica previamente desconocida hasta antes de estos descubrimientos, podría ser la prueba de que existe una quinta fuerza fundamental de la naturaleza.
Después de tanto tiempo asumiendo que son cuatro las fuerzas fundamentales (gravitación, electromagnetismo, y las fuerzas nucleares fuerte y débil), ahora parece que se ha descubierto una quinta. Si experimentos adicionales confirman su existencia, este descubrimiento cambiaría completamente nuestra comprensión del universo, con consecuencias para las teorías de unificación de las fuerzas y para las teorías sobre la identidad de la materia oscura, tal como subraya Jonathan Feng, coautor de la citada investigación y profesor de física y astronomía en la Universidad de California en Irvine, Estados Unidos.
Feng y sus colegas encontraron la pista inicial en un estudio de mediados de 2015, realizado por físicos nucleares experimentales de la Academia Húngara de Ciencias, que estaban buscando “fotones oscuros”, partículas que representaría a la invisible materia oscura, la cual constituye el 85 por ciento de la masa del universo. El trabajo de esos investigadores húngaros puso de manifiesto una anomalía en la desintegración radiactiva que apunta a la existencia de una partícula ligera, que solo sería unas 30 veces más pesada que un electrón.
Esos científicos vieron un exceso de eventos de partículas que indicaban la acción de una posible nueva fuerza, pero no estuvo claro para ellos si era una partícula de materia o una partícula portadora de fuerza.
Feng y sus colegas estudiaron los datos de los investigadores húngaros así como todos los experimentos anteriores en este campo y han llegado a la conclusión de que las evidencias no respaldan la teoría de las partículas de materia ni la de los fotones oscuros. En cambio sí encajan con una nueva teoría que han propuesto y que sintetiza todos los datos disponibles. A la luz de esto, el descubrimiento podría indicar la existencia de una quinta fuerza fundamental.
Más información en:


La mayoría de la actividad volcánica en Mercurio cesó hace unos 3.500 millones de años.
19 de agosto de 2016.
Una nueva investigación ha encontrado que la mayor parte de la actividad volcánica en el planeta Mercurio finalizó muy probablemente hace unos 3.500 millones de años.
Existen dos tipos de vulcanismo. El vulcanismo explosivo es a menudo un suceso violento que resulta en grandes erupciones de ceniza y escombros. El vulcanismo efusivo se refiere a flujos de lava generalizados que lentamente ocupan el paraje circundante, un proceso que se cree es fundamental para la formación de las cortezas de los planetas rocosos.
El equipo del geólogo planetario Paul Byrne, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Estados Unidos, ha determinado cuándo finalizó la mayor parte del vulcanismo formador de corteza en Mercurio. Para ello se ha valido de fotografías de la superficie obtenidas por la misión MESSENGER de la NASA. Dado que no hay muestras físicas del planeta que puedan ser usadas para datación radiométrica, los investigadores usaron un análisis de la frecuencia y el tamaño de los cráteres, en el cual el número y el tamaño de ellos en la superficie del planeta son colocados en modelos matemáticos establecidos, para calcular las edades absolutas de los depósitos volcánicos efusivos de Mercurio.
El estudio es un inmenso y valioso aporte sobre la evolución geológica de Mercurio, y proporciona información sobre lo que pasa en general cuando los planetas de tipo rocoso como Mercurio o la Tierra se enfrían y contraen.
Existe una enorme diferencia geológica entre Mercurio y la Tierra o Marte o Venus, tal como apunta Byrne. Mercurio tiene un manto mucho más pequeño que el de esos otros planetas. En el manto es donde la desintegración radiactiva produce calor interno, así que Mercurio perdió su calor interno mucho antes. Como resultado de ello, el planeta empezó a contraerse, y la corteza selló básicamente todos los conductos a través de los cuales el magma podía alcanzar la superficie.
Más información en:


Observan por primera vez el antes, durante y después de una explosión de nova clásica.
18 de agosto de 2016.
Investigadores del Observatorio de la Universidad de Varsovia lograron observar por primera vez los eventos que involucran el antes, durante y después de la explosión de una nova clásica.
Su trabajo publicado en “Nature”, explica el estudio realizado sobre la Nova Centauri 2009, estudio que pudo ser realizado casualmente debido a una investigación que el equipo científico estaba llevando a cabo en la misma parte del cielo en el que ocurrió el suceso.
A diferencia de una supernova, una nova clásica no da lugar a la “muerte” de una estrella, ya que esta implica la explosión termonuclear del material acumulado por un cuerpo estelar de mayor gravedad que ha robado esta materia a otro cuerpo estelar cercano. La Nova Centauri 2009 era parte de un sistema binario de estrellas, una enana blanca y otra roja; en este caso, la estrella roja transfirió parte de su material a la enana blanca hasta el punto que esta última quebró su equilibrio, dando origen al punto de inflexión que ocasionó la explosión termonuclear de las capas añadidas en la enana blanca.
En pleno estudio, justo antes del suceso, los científicos pudieron ver las fluctuaciones en el brillo, con lo que determinaron que la masa se transfirió hasta sólo seis días antes de la explosión. También fueron capaces de ver que el índice de masa transferida a la enana blanca.
Más información en:


Minerales con una estructura que se creía exclusivamente artificial.
19 de agosto de 2016.

 Unos raros minerales de Siberia han resultado tener la misma estructura que algunos armazones organometálicos hechos por el Ser Humano. Uno de los nuevos materiales con aplicaciones potenciales más prometedoras es una clase de sólidos porosos conocidos como armazones organometálicos, o MOFs, por sus siglas en inglés. Estos materiales artificiales fueron introducidos en la década de 1990, e investigadores de muchas partes del mundo están trabajando en busca de formas de usarlos como esponjas moleculares para aplicaciones como el almacenamiento de hidrógeno, la captura de dióxido de carbono o los sistemas fotovoltaicos.
                  Ahora, un sorprendente descubrimiento realizado por científicos de Canadá y Rusia revela que los MOFs también existen en la naturaleza, si bien en la forma de minerales raros encontrados hasta ahora solo en minas de carbón siberianas. El hallazgo hecho por el equipo de Tomislav Friscic, profesor de química en la Universidad McGill (Canadá), cambia completamente la visión que se tenía de estos materiales, la de que eran exclusivamente artificiales y fruto de un diseño. Esto plantea la posibilidad de que pueda haber otros minerales MOF más abundantes, tal como apunta Friscic.
                  La stepanovita y la zemchuznikovita (o zhemchuzhnikovita) tienen la elaborada estructura en forma de panal de abejas que poseen los MOFs, caracterizada a nivel molecular por grandes espacios vacíos. Los dos minerales no son, sin embargo, representativos de las variedades más interesantes de MOFs, aquellas que están siendo desarrolladas para su uso en coches alimentados por hidrógeno o para capturar el dióxido de carbono en residuos.
Más información en:


Arqueólogos encuentran Titanosaurio mejor preservado de Europa Occidental.
19 de agosto de 2016.
  Investigadores del yacimiento arqueológico situado en Cuenca, han presentado al “Lohuecotitan Pandafilandi”, una nueva especie de dinosaurio procedente del Cretácico Superior y descubierta en 2007 durante los trabajos de instalación de las vías de la línea Madrid-Levante y que es, "probablemente", el titanosaurio "con mejor información" de toda Europa Occidental y el "más completo", según ha explicado el investigador principal del proyecto de investigación del yacimiento, Francisco Ortega.
   En rueda de prensa, Ortega ha agregado que, de momento, se conoce "un esqueleto casi completo, por encima del cincuenta por ciento con información fiable" que permite identificar caracteres relacionados con la estructura de detalle anatómico de algunas vértebras dorsales o caudales, chevrones con dobles carillas "que no aparecen en ningún otro dinosaurio que conozcamos", así como proyecciones anteriores y posteriores de las espinas neurales que, según el investigador, "tampoco aparecen en ninguno".
  La estructura de su cintura pélvica también tendría unas características "completamente novedosas" y especificidades "muy particulares" en la estructura de diferentes miembros que, a juicio de Ortega, "permiten argumentar que pertenece a una especie nueva".
 Aunque ha admitido que no se sabe "de dónde viene y cuál es su relación con el resto", ha subrayado que medía entre 15 y 16 metros de longitud, era herbívoro, se alimentaba de vegetación de altura media y baja y "funcionaría como una especie de cápsula de fermentación de restos vegetales".
  Bautizado como Lohuecotitan Pandafilandi en homenaje al gigante Pandafilando de la Fosca Vista que Cervantes "pusiese en la mente de El Quijote" coincidiendo con la conmemoración del IV centenario de la muerte del autor, este ejemplar es un saurópodo, cuenta con una "armadura dérmica" característica de este grupo y servirá como referencia para establecer "las relaciones de estos animales entre sí, entre las distintas islas y territorios y con el resto del mundo", así como "piedra roseta" para "interpretar incógnitas".
Más información en:


China lanza el primer satélite de telecomunicación cuántica del mundo.
16 de agosto de 2016.
China ha lanzado el primer satélite de telecomunicación cuántica del mundo, al que ha llamado QUESS. Del tamaño de un coche compacto, dará una vuelta a la Tierra cada 90 minutos a una altura de 500 kilómetros.
 Es un importante paso en la investigación de la teleportación y la comunicación segura a distancia. Fue lanzado en la madrugada del martes 16 de agosto desde el centro de Jiuquan, en el desierto de Gobi (noroeste de China). El QUESS (siglas en inglés de Experimentos con Cuantos a Escala Espacial), con un peso de 600 kilos y un tamaño similar al de un automóvil compacto, se lanzó a la 01:40 hora local (17:40 GMT) mediante cohetes propulsores Larga Marcha 2D. El satélite, con el que China quiere investigar en torno a la teleportación y también formas de comunicación a distancia imposibles de interceptar o copiar, dará un giro alrededor de la Tierra cada 90 minutos a una altura de 500 kilómetros, con una órbita sincronizada con el Sol. El QUESS también se ha llamado Micio, en honor de un científico y óptico de la civilización oriental que hace 2.500 años inventó la primera cámara oscura.
 La principal misión del satélite es intentar transmitir (y recibir) a la Tierra fotones cuánticos que en teoría no pueden ser separados o duplicados, lo que en principio podría ser la base para una comunicación a prueba de hackers. Desde el satélite se intentará establecer comunicaciones seguras de este tipo entre Pekín y la región noroccidental china de Xinjiang. China planea ya a corto plazo construir una red de comunicación cuántica de 2.000 kilómetros entre Pekín y Shanghái para ser usada por agencias gubernamentales y bancos.
 El QUESS además investigará el gran misterio científico de los cuantos entrelazados, que puede servir de base para la teleportación, un avance tecnológico que parece reservado a la ciencia ficción pero que los científicos chinos intentan llevar a cabo con estas mínimas expresiones de la física. Si dos partículas están entrelazadas, el cambio del estado cuántico en una de ellas debería cambiar la otra, sin importar la distancia de las partículas, y el satélite intentará confirmar esta idea teórica transmitiendo fotones a estaciones de control espacial en suelo chino situadas a 1.000 kilómetros una de otra. Según el ingeniero espacial Wang Jianyu, uno de los responsables del proyecto, el nuevo satélite cuántico, es la primera misión espacial en la que China no intenta imitar lo que otras naciones lograron años o décadas antes, sino que busca innovaciones propias.
Más información en:

Publicar un comentario