jueves, 11 de agosto de 2016

ASTRONOTICIAS 11-08-16



El juego del rover marciano.

La NASA ha preparado, para celebrar el cuarto aniversario de la misión Curiosity, un juego para "conducirlo" por la compleja superficie marciana en búsqueda de agua subterránea.
Si bien no es altamente "científico", permite dar una idea de lo que significa una misión de este tipo, además de que en la página desde la cual puede bajarse el juego para celulares y computadora, brinda variada información sobre Marte y las misiones.
Accede al juego en la dirección:


Lluvia de las Perseidas mostrará su mejor espectáculo en casi 20 años.
06 de agosto de 2016.


Este año 2016, la lluvia de meteoros de las Perseidas se estima que podría mostrarnos, con una muy alta probabilidad, hasta 150 meteoros por hora, durante uno de sus mejores picos en los últimos 20 años.
En un año típico, los observadores bajo un cielo oscuro y despejado pueden esperar ver hasta 100 meteoros por hora. Los astrónomos piensan que el espectáculo será aún mejor este año. Las Perseidas, pequeñas motas de polvo y fragmentos de rocas e hielo entran a la atmósfera terrestre a unos 59 Km por segundo, la vaporización de estas partículas, causado por la fricción con el aire deja tras de este los rayos de luz que llamamos meteoros. Estas partículas de polvo nacieron en un cometa periódico conocido como 109P/Swift-Tuttle, que en 1992 regresó al interior del Sistema Solar. Sin embargo, el planeta gigante Júpiter recientemente empujó corriente de restos de Swift-Tuttle más cerca de la órbita de la Tierra, por lo que los científicos prevén un aumento significativo de la lluvia este año.
Las mejores vistas se vienen en la madrugada del viernes 12 de agosto, durante la fase menguante de la Luna. El espectáculo continuará mejorando hacia el amanecer porque radiante (el punto en el límite entre las constelaciones de Perseo y Casiopea), estará en lo más alto.
Más información en:


Demuestran el arrastre de carga entre puntos cuánticos.
06 de agosto de 2016.

Una colaboración entre el IFISC (España) y la Universidad de Stanford (EE.UU.) ha conseguido demostrar por primera vez el proceso de arrastre correlacionado de electrones entre dos puntos cuánticos. Un punto cuántico es un sistema de medida nanométrica donde los electrones se encuentran confinados entre las tres dimensiones espaciales. Cuando dos puntos cuánticos se ponen muy juntos y sólo uno de ellos se conecta a una fuente de corriente eléctrica aparece una corriente de arrastre al otro punto, como consecuencia de la repulsión electrónica entre los electrones.
La comprobación experimental de este efecto y el modelo teórico que lo explica se ha publicado en un trabajo conjunto de la prestigiosa revista Physical Review Letters, que lo ha seleccionado como “Editor’s suggestion”.
Para conseguir el régimen cuántico los investigadores han tenido que bajar de manera considerable la temperatura, muy cerca del cero absoluto (-273 grados Celsius). Se ha demostrado que a esta temperatura se producen movimientos correlacionados de electrones que implican un intercambio de energía entre ambos puntos cuánticos. El efecto de arrastre se había observado en materiales como el grafeno, los hilos cuánticos y ahora también en puntos cuánticos.
Lo que hace único a los puntos cuánticos es que se han propuesto como uno de los posibles elementos básicos dentro del campo de la computación cuántica. Este estudio permitirá poner un límite a la densidad de empaquetamiento de los circuitos nano-electrónicos y abre la puerta a investigaciones más detalladas sobre las propiedades de detección de sensores cuánticos de carga.
Más información en:


El agujero producido por una interacción en la Vía Láctea.
05 de agosto de 2016.


Nuestra galaxia está llena de gas. Sin embargo, este gas no se distribuye de manera uniforme: a veces se aglomera en gigantescas y densas nubes, otras veces es labrado por estallidos estelares o supernovas.
Entre las cavidades más grandes se encuentran las súper costras. Estas estructuras son grandes burbujas vacías en el gas de una galaxia - tan grandes, que pueden tener fácilmente unos 2.000 años-luz de tamaño. Se necesita una gran cantidad de energía para inflar este tipo de burbuja: el equivalente al menos de unas 30 supernovas.
Pero curiosamente, la mayoría de las súper costras que conocemos en la Vía Láctea (alrededor de 20) o en las galaxias cercanas, no disponen de cúmulos estelares en sus centros. La pregunta que se hacen los astrónomos es ¿Qué las produjo, sino fueron las estrellas?
Una alternativa son las nubes de alta velocidad (HVC). Estas nubes bañan la Vía Láctea en una llovizna constante, ayudando a impulsar la formación de estrellas. No estamos seguros si son los restos de galaxias satélite destrozadas, o vestigios de supernovas, o residuos mayores del cosmos. Sea lo que las haya producido, si una nube chocó contra la galaxia, su interacción bien podría haber generado una gran burbuja.
Geumsook Park (Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur) y sus colegas han encontrado ahora el primer ejemplo sólido de una nube de alta velocidad haciendo precisamente eso. Los astrónomos ya habían identificado a esta nube, llamada HVC + 01-282 040 (por sus coordenadas), la cual se encuentra por debajo del plano del disco de la Vía Láctea, cerca del brazo Escudo-Centauro.
CHVC040 es la primera nube de alta velocidad que ha sido unida a estas estructuras de burbujas. Pero probablemente, no es la única. Los astrónomos saben de alrededor de 300 HVC compactas en la Vía Láctea, y muchas se han extendido en formas similares a cometas. De la interacción con la galaxia se pueden producir estas excavaciones de gas caliente que rodea nuestra galaxia en un gran halo.
Más información en:


¿Qué hay dentro de Ceres?
05 de agosto de 2016.   

El interior de Ceres no es visible en las decenas de miles de fotos enviadas por la sonda espacial Dawn de la NASA. Pero hay suficientes datos para inferir algunos aspectos de la estructura interna de este planeta enano. Tales datos provienen en buena parte del propio movimiento de la Dawn.
Dado que la gravedad domina la órbita de la Dawn alrededor de Ceres, es factible medir, a través de las sutiles alteraciones orbitales de la nave, las variaciones en la gravedad del astro. Valiéndose de un seguimiento de estos minúsculos cambios en el movimiento de la nave, unos investigadores han cartografiado por primera vez las variaciones en la gravedad de Ceres, y esto a su vez proporciona pistas sobre la estructura interna del astro.
Los nuevos datos sugieren que Ceres posee un interior con poca consistencia, y que durante una fase de calentamiento, en una época temprana de su historia, el agua y otros materiales ligeros se separaron parcialmente de la roca.
El campo gravitatorio de Ceres se mide mediante el monitoreo de las señales de radio enviadas a la Dawn, y después recibidas de vuelta en la Tierra, mediante la Red de Espacio Profundo de la NASA. Esta red es un conjunto de grandes antenas situadas en tres lugares de la Tierra, las cuales se comunican con las naves interplanetarias. Usando estas señales, es factible medir la velocidad de la sonda con una precisión de 0,1 milímetros por segundo, y a partir de aquí calcular los detalles del campo gravitatorio.
Ceres posee una propiedad llamada “equilibrio hidrostático” que ha sido confirmada en este estudio, realizado por el equipo de Ryan Park y Carol Raymond, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en Pasadena, California, Estados Unidos. Esto significa que el interior del astro tiene una consistencia lo bastante débil como para que la forma de Ceres esté gobernada en gran medida por cómo gira sobre sí mismo. Se llegó a esta conclusión comparando el campo gravitatorio de Ceres con su forma. El equilibrio hidrostático de Ceres es una de las razones por las que se clasificó a este astro como planeta enano en 2006.
Más información en:


Estados Unidos autoriza por primera vez un viaje a la Luna a una empresa privada.
04 de agosto de 2016.


Por primera vez en la historia de la exploración espacial se ha autorizado un vuelo más allá de la órbita terrestre a una empresa privada. La autorización vino de parte de la Agencia Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos, la cual aprobó vuelos a la Luna a una empresa privada llamada Luna Express con sede en Florida.
La empresa pretende realizar exploraciones de nuestro satélite natural mediante sondas robotizadas. El permiso del Gobierno estadounidense otorgado a la empresa Luna Express contempla misiones comerciales y de exploración científica a la Luna.
Luna Express contará con el apoyo de la NASA durante la planificación y el desarrollo de la misión y sus operaciones, esto debido a que el Tratado Internacional de 1967 sobre los viajes y la exploración espacial, otorga responsabilidades directas a los países de cuyos territorios salgan vuelos al espacio, sean estos de entes gubernamentales o privados.

En el comunicado público, la agencia espacial estadounidense ha explicado que no regulará las actividades de la empresa Luna Express en la superficie del satélite. Concretamente, la intención expresa de la empresa es sacar fotos y videos desde la Luna para transmitirlos a la Tierra y realizar análisis científicos de estos.
Más información en:


¿Es la vida de la Tierra un fenómeno prematuro en el Universo?
04 de agosto de 2016.


El Universo tiene 13.800 millones de años, mientras que nuestro planeta se formó hace apenas 4.500 millones. Algunos científicos creen que este intervalo implica que la vida en otros planetas podría ser miles de millones de años más antigua que la nuestra. Sin embargo, un nuevo trabajo teórico sugiere que nuestra vida actual es en realidad prematura, desde una perspectiva cósmica. Teniendo en cuenta esto, la civilización humana quizá es la más antigua del Universo.
“Si nos preguntamos, ‘¿Cuándo es más probable que surja la vida?’, podríamos responder ingenuamente que “Ahora”, explica Avi Loeb, coautor del estudio. “Pero encontramos que la probabilidad de que aparezca vida crece mucho más en el futuro lejano”.
La vida tal como la conocemos comenzó a ser posible unos 3.000 millones de años después del Big Bang, cuando las primeras estrellas sembraron el cosmos con los elementos necesarios como el carbono y el oxígeno. Según algunas estimaciones, la vida (o al menos la dependiente de condiciones ambientales naturales) finalizará dentro de 10 billones de años, cuando las últimas estrellas se apaguen y mueran.
El equipo de Loeb, del Centro para la Astrofísica (CfA) en Cambridge, Massachusetts, gestionado conjuntamente por la Universidad Harvard y el Instituto Smithsoniano, todas estas entidades en Estados Unidos, calculó la evolución de la probabilidad relativa de la vida entre estos dos extremos temporales.
El factor dominante resultó ser el tiempo de vida de las estrellas. Cuanto mayor es la masa de una estrella, más corta es su vida. Las estrellas con una masa tres veces superior a la de nuestro Sol expirarán antes de que la vida tenga la oportunidad de desarrollarse.
Esta ilustración muestra a una estrella enana roja orbitada por una pareja de planetas habitables. Dado que las estrellas de este tipo tienen una existencia tan larga, la probabilidad de vida en mundos a la distancia correcta de ellas crece conforme pasa el tiempo. Como resultado, la vida terrestre podría ser considerada “prematura”.
En cambio, las estrellas más pequeñas pesan menos del 10 por ciento de la masa solar. Brillarán, según las estimaciones citadas, durante 10 billones de años, dando a la vida un amplio margen para surgir en algunos de los planetas a su alrededor. Como resultado de ello, la probabilidad de vida crece con el paso del tiempo. De hecho, las probabilidades de que aparezca vida son 1.000 veces más altas en el futuro distante que ahora.
Pero si es mil veces más probable la aparición de vida en el futuro que ahora, y las enanas rojas promueven más este fenómeno que las demás, ¿por qué existimos aquí y ahora?
Una posibilidad es que las enanas tengan una faceta perjudicial para la vida, capaz de contrarrestar su faceta buena. Si no es ese el caso, entonces habrá que admitir que la vida en la Tierra es un acontecimiento pionero en el cosmos.
Más información en:


La colapsante atmósfera de la luna Io.
03 de agosto de 2016.


Uno de los cuatro satélites galileanos, Io, ha jugado un papel importante en la astronomía desde su descubrimiento en 1610. Es la cuarta mayor luna del Sistema Solar al mismo tiempo que es la más activa geológicamente, pero un nuevo estudio puede añadir una nueva e interesante aspecto de esta luna.
Usando el telescopio Gemini Norte y su instrumento de Texas Echelon Cruz Echelle (TExES), un grupo de científicos ha documentado cambios atmosféricos únicos en Io. Encontraron que la fina atmósfera de la luna, principalmente compuesta por dióxido de azufre gaseoso (ventilado de los volcanes), se derrumba y se congela sobre la superficie cuando se encuentra a la sombra de Júpiter. Los resultados se publican en la revista “Journal of Geophysical Research”.
"Esta investigación muestra que es la primera vez que los científicos observan este fenómeno directamente, mejorando nuestra comprensión de esta luna geológicamente activa", expresó Constantino Tsang, el autor principal e investigador senior de la División (SwRI) Espacio Ciencia e Ingeniería del Instituto de Investigación del Suroeste.
Una vez que las temperaturas en la luna caen por debajo de los -148 °C, situación que ocurre durante los eclipses del satélite, la atmósfera de Io se "desinfla". Estos eclipses se producen con bastante frecuencia; la luna orbita a Júpiter cada 1,7 días terrestres, y el eclipse dura cerca de 2 horas. La mayor parte del gas de dióxido de azufre en la atmósfera se deposita en la superficie de la luna como las heladas durante un eclipse total. Una vez que la luna se calienta con la luz solar, los vuelve a desarrollar en la atmósfera.
Más información en:


El cometa 29P/Schwassmann-Wachmann 1 otra vez en erupción!!
03 de agosto de 2016.


La mayoría de los cometas van y vienen con un período regular o aparecen sin previo aviso del congelador criogénico del Sistema Solar, la Nube de Oort.
El cometa 29P/Schwassmann-Wachmann 1 no se atiene mucho a un comportamiento tranquilo. Este objeto extraño y remoto es normalmente visible por lo menos durante un par de semanas al año en telescopios de aficionados cuando se somete a una explosión y se dispara en el brillo. Esto ocurre en promedio, unas 6-7 veces!
Secuencia del cometa en junio – julio del 2013. Crédito: Damian Peach.
El 28 de julio, el observador francés de cometas Jean-Francois Soulier fotografió otra erupción 29P. Antes de su descubrimiento, el cometa se había dormitado en Sagitario con una magnitud visual de 15 con una coma diluida y núcleo débil. Pero durante la noche se subió a 12,8 magnitudes, la coma se espesó y su núcleo se intensificó. A partir de una pelusa débil, débil, el cometa brevemente asume una apariencia casi estelar.
Más información en:

Publicar un comentario