martes, 16 de agosto de 2016

China lanzó el satélite "Quess" para explorar la tele-portación

China lanzó el satélite "Quess" para explorar la tele-portación


El objetivo es experimentar con la comunicación cuántica que en la práctica podría tener dos grandes usos: un sistema de transmisión de datos más rápido que los actuales e imposible de interceptar, y la tele-portación.
·        
·        
16 de agosto de 2016 10:48 AM
Actualizado el 16 de agosto de 2016 11:51 AM
PARA COMPARTIR
China lanzó hoy el satélite "Quess" para explorar la teleportación
Pekín.- China lanzó hoy el primer satélite mundial de telecomunicación cuántica, el “Quess", con el que los científicos quieren explorar un fenómeno que hasta hace poco parecía reservado a las películas de ciencia ficción: la tele-portación.
El Quess, siglas en inglés de "Experimentos con Cuantos a Escala Espacial", partió a la 01.40 de la madrugada de hoy (17.40 GMT del lunes) desde el centro de lanzamiento espacial de Jiuquan, en el desierto de Gobi (noroeste de China), reportó EFE.
El objetivo de este satélite es experimentar con la comunicación cuántica que en la práctica podría tener dos grandes usos: un sistema de transmisión de datos más rápido que los actuales e imposible de interceptar, y la mencionada tele-portación.
Esta última investigación se basa en el concepto de "cuantos entrelazados", según el cual dos fotones ligados entre sí reproducen sus cambios cuánticos -por ejemplo, si uno es girado el otro también- aunque estén a larga distancia (teóricamente, incluso en dos extremos opuestos del universo).
El equipo científico chino que desarrolla estos experimentos, dirigido por el físico cuántico Pan Jianwei y el ingeniero espacial Wang Jianyu, consiguió comprobar esto en tierra, a distancias de 100 kilómetros, pero a través del Quess intentará demostrar esta posibilidad a mayores distancias, superiores a los 1000 kilómetros.
"La tele-portación parece magia, pero puede convertirse en algo tan simple y común como la televisión en el futuro", aseguró el ingeniero Wang en declaraciones que hoy cita el diario South China Morning Post.
Comprobar las posibilidades de tele-transporte no será sencillo, y para ello el satélite y los centros de control de éste, en Pekín, Xinjiang (noroeste del país) y Tíbet (suroeste), deberán transmitir fotones con una precisión de relojero.
Los controladores del Quess tendrán que mostrar su mejor puntería para enviar fotones desde el aparato, que orbita a 500 kilómetros de altura, a un telescopio en la Tierra con apenas un metro de área.
Igual dificultad tendrá el proceso inverso, en el que el satélite deberá interceptar fotones enviados desde la superficie terrestre mientras orbita a una velocidad de entre 7 mil y 8 mil kilómetros por hora.
El estudio de la tele-portación es atractivo pero tanto o más importante para los científicos chinos es que la nueva misión contribuya al desarrollo de una comunicación cuántica basada en fotones que sería imposible de interceptar por espías o piratas informáticos, a diferencia de la convencional, basada en electrones.
Esta comunicación segura podría tener usos militares, por lo que el Ejército chino intentó monopolizar el desarrollo de esta misión espacial, aunque Wang y Pan insistieron en darle un perfil más científico y civil al proyecto, según contaron en una reciente entrevista a la publicación científica "Nature".
"El satélite buscará un universo diferente del de Einstein, (...) en el que la información puede tele-portarse de una galaxia a otra más rápido que la velocidad de la luz, donde internet no puede ser hackeado y donde una calculadora puede ser más rápida que el superordenador más veloz del mundo", destacó hoy la prensa china.

-------------------------------------------------------------------------------------


China lanza QUESS, el primer satélite de telecomunicación cuántica del mundo


Imagen que muestra un satélite de comunicaciones en órbita. (EFE) China ha lanzado el primer satélite de telecomunicación cuántica del mundo, al que ha llamado QUESS. Del tamaño de un coche compacto, dara una vuelta a la Tierra cada 90 minutos a una altura de 500 kilómetros. Es un importante paso en la investigación de la tele-portación y la comunicación segura a distancia.
EFE. 16.08.2016 - 09:56h


El primer satélite de telecomunicación cuántica del mundo, llamado QUESS, fue lanzado en la madrugada de este martes desde el centro de Jiuquan, en el desierto de Gobi (noroeste de China), informó la agencia oficial de noticias Xinhua. El QUESS (siglas en inglés de Experimentos con Cuantos a Escala Espacial), con un peso de 600 kilos y un tamaño similar al de un automóvil compacto, se lanzó a la 01:40 hora local (17:40 GMT) mediante cohetes propulsores Larga Marcha 2D.  El satélite, con el que China quiere investigar en torno a la tele-portación y también formas de comunicación a distancia imposibles de interceptar o copiar, dará un giro alrededor de la Tierra cada 90 minutos a una altura de 500 kilómetros, con una órbita sincronizada con el Sol. El QUESS también se ha llamado Micio, en honor de un científico y óptico de la civilización oriental que hace 2.500 años inventó la primera cámara oscura. Tele-portación y comunicaciones muy seguras La principal misión del satélite es intentar transmitir (y recibir) a la Tierra fotones cuánticos que en teoría no pueden ser separados o duplicados, lo que en principio podría ser la base para una comunicación a prueba de hackers. Desde el satélite se intentará establecer comunicaciones seguras de este tipo entre Pekín y la región noroccidental china de Xinjiang. China planea ya a corto plazo construir una red de comunicación cuántica de 2.000 kilómetros entre Pekín y Shanghái para ser usada por agencias gubernamentales y bancos. La telecomunicación cuántica es muy segura porque los fotones no se pueden separar ni duplicar El QUESS además investigará el gran misterio científico de los cuantos entrelazados, que puede servir de base para la tele-portación, un avance tecnológico que parece reservado a la ciencia ficción pero que los científicos chinos intentan llevar a cabo con estas mínimas expresiones de la Física. Si dos partículas están entrelazadas, el cambio del estado cuántico en una de ellas debería cambiar la otra, sin importar la distancia de las partículas, y el satélite intentará confirmar esta idea teórica transmitiendo fotones a estaciones de control espacial en suelo chino situadas a 1.000 kilómetros una de otra. Según el ingeniero espacial Wang Jianyu, uno de los responsables del proyecto, el nuevo satélite cuántico, es la primera misión espacial en la que China no intenta imitar lo que otras naciones lograron años o décadas antes, sino que busca innovaciones propias. "Es nuestro primer paso por delante del resto en el espacio", subrayó el experto en una entrevista al diario South China Morning Post.


Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2817980/0/china-lanza-primer-satelite-telecomunicacion-cuantica/?utm_source=Boletin&utm_medium=Email&utm_campaign=Suscriptores#xtor=AD-15&xts=467263

----------------------------------------------------------------------------------------------------
QUESS, el pionero satélite cuántico chino que puede revolucionar la historia de las comunicaciones del mundo

El satélite fue bautizado Micius en honor al antiguo científico y filósofo chino, pero su nombre oficial es QUESS | Foto: BBC Mundo

China no fue el primer país en llegar al espacio ni en pisar la Luna. Tampoco fue pionero en misiones tripuladas o en sondas exploradoras
17 DE AGOSTO 2016 - 06:38 AM
Sin embargo, hace 5 años el gigante asiático se propuso investigar un terreno desconocido y así dejar de perder la carrera del descubrimiento espacial, inventando una nueva: la carrera por la ciencia espacial.
Este martes China alcanzó una importante meta en esta carrera.
Según informó la agencia oficial de noticias Xinhua, a las 1:40 am local (9:40 GMT) el país lanzó el primer satélite cuántico.
Lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Jiuquan, en el desierto de Gobi, este satélite de más de 600 kilos fue apodado Micius en honor al científico y filósofo chino del siglo V a.C. considerado el pionero en experimentos ópticos.
Sin embargo, el nombre oficial del satélite que encabeza esta ambiciosa misión de dos años es Experimentos Cuánticos a Escala Espacial (QUESS, por su sigla en inglés).
Pero, ¿qué tiene de especial este satélite?
REVOLUCIÓN CUÁNTICA

El satélite QUESS tiene como principal objetivo crear nuevas redes de comunicación globales a prueba de hackeos.
Se trata de una tecnología revolucionaria en la comunicación en los campos militares, de gobierno y finanzas.
Por eso, este millonario proyecto es seguido de cerca no sólo por la comunidad científica, sino también por las agencias de seguridad y espionaje del mundo.
Lo novedoso no es el uso de la física cuántica en la comunicación. De hecho ya existen redes de este tipo en Europa, Estados Unidos y China.
El problema es que dichas redes no pueden extenderse a más de 500 kilómetros porque, para decirlo de forma simple, pierden "la señal".


La idea de los investigadores liderados por el físico Pan Jian-Wei es minimizar este debilitamiento enviando la información a través del espacio, de manera que la distancia no afecte la señal.
Pero este es apenas uno de los tantos desafíos que presenta este proyecto.
¿CÓMO FUNCIONA?

Uno de los principales problemas de las comunicaciones encriptadas es cómo distribuir claves de acceso a información sin sufrir ninguna intercepción o hackeo.
El satélite busca responderlo aplicando conceptos de la física cuántica que fueron descritos por el mismísimo Albert Einstein.
Una vez en el espacio, QUESS va a lanzar pares de los llamados fotones entrelazados cuánticamente, es decir, partículas de luz más pequeñas que los átomos, cuyas propiedades dependen una de la otra.
Una unidad de dicha dupla viajará a una estación en China y otra a Austria, país que también colabora con el proyecto.
Dichos fotones van a contener las claves de encriptación necesarias para decodificar cierta información.


Lo curioso de los fotones entrelazados es que aunque se los separe, si un fotón es afectado, su "gemelo" se modifica de la misma forma inmediatamente, sin importar cuán lejos estén el uno del otro.
Esto quiere decir que si un hacker intercepta uno de los fotones entrelazados, el otro lo sabrá. La clave de encriptación, entonces, cambiará y la información a la que daba acceso se autodestruirá.
Por eso se dice que esta comunicación es a prueba de hackers.
UNA TECNOLOGÍA QUE TODOS QUIEREN

Con el creciente peligro del ciberespionaje por parte de países y organizaciones, la posibilidad de crear una nueva generación de comunicaciones seguras resulta de vital importancia.
Estados Unidos, Canadá, Japón y la Unión Europea trabajan en proyectos similares al chino, pero más pequeños y menos riesgosos.


Se desconoce cuánto invirtió China en QUESS, pero es parte de una apuesta nacional masiva en investigación científica de avanzada, que abarca desde minería en asteroides hasta manipulación genética.
Para ello, han repatriado científicos como el propio Pan, la mente brillante detrás de QUESS.
De hecho, China también consiguió captar a quien fue el tutor de doctorado de Pan, el físico de la Universidad de Viena Anton Zeilinger. Desde 2001 que el renombrado investigador intentaba convencer sin éxito a la Agencia Espacial Europea de lanzar un satélite similar, por lo que terminó trabajando para su alumno.
Según el periódico The Wall Street Journal, Zeilinger aseguró que "a la larga, hay altas probabilidades de que esto reemplace la tecnología de comunicaciones actual". Y agregó: "No veo una razón básica para que no suceda".

Por su parte, en entrevista con la revista científica Nature, Pan dijo: "Creo que China tiene la obligación de no sólo hacer algo por nosotros mismos (muchos otros países han estado en la Luna y han realizado viajes espaciales tripulados), sino de explorar algo desconocido".

---------------------------------------------------------------------------------------

China lanza el primer satélite para telecomunicación cuántica
Este podría ser el primer paso para lograr un sistema de comunicación a prueba de hackers.
Quess es el nombre del primer satélite de telecomunicación cuántica del mundo. Fue lanzado en la madrugada de hoy (16.08.2016) desde el centro de lanzamiento de Jiuquan, en el desierto de Gobi, China.
DW RECOMIENDA
El Quess (por sus siglas en inglés), tiene un peso de 600 kilos y un tamaño similar al de un automóvil compacto. El lanzamiento se realizó a las 01:40 de la madrugada (hora local) mediante cohetes propulsores Larga Marcha 2D.
La principal misión del satélite es intentar transmitir a la Tierra y recibir de ella fotones cuánticos que en teoría no pueden ser separados o duplicados, lo que en principio podría ser la base para una comunicación a prueba de hackers. En su funcionamiento dará un giro alrededor de la Tierra cada 90 minutos a una altura de 500 kilómetros, con una órbita sincronizada con el Sol.
Además, Quess investigará el gran misterio científico de los cuantos entrelazados, que puede servir de base para la tele-transportación, un avance tecnológico de ciencia ficción, pero que los científicos chinos intentan llevar a cabo con estas mínimas expresiones de la Física.
En cuanto a lo estrictamente comunicacional, China planea a corto plazo construir una red de comunicación cuántica de 2.000 kilómetros entre Pekín y Shanghái para ser usada por agencias gubernamentales y bancos.
El programa satelital forma parte de las prioridades del presidente Xi Jinping que quiere ver a China consolidada como potencia espacial.

MN (efe, Reuters)



Publicar un comentario