martes, 23 de agosto de 2016

Lectura- Campo gravitatorio

Lectura- Campo gravitatorio
Carlos Mujica |agosto 16, 2016

La Tierra engendra en su área más externa: la masa gaseosa atmosférica del aire, un campo gravitatorio que actúa sobre los objetos de todos los estados que se coloquen en esta área. Una cita de la relatividad de Einstein para señalar la influencia de ese campo sobre los objetos, textualmente revela: “los cuerpos que se mueven bajo la influencia exclusiva del campo gravitatorio sufren una aceleración que no depende, en modo alguno, de la materia ni del estado físico del cuerpo”. (El estado físico puede ser: sólido, líquido o gaseoso; aclaramos).
Un simple cambio de estado del agua en estado líquido por el agua en estado gaseoso, genera en ésta su cambio de movilidad. En estado líquido desciende, en estado gaseoso asciende. ¿Será que el factor temperatura del agua en estado gaseoso incide en ese cambio, como sucede también con el humo? ¿Será que el cambio de estado determina el comportamiento opuesto? Es sensato y razonable pensar, con toda lógica, que la movilidad de los cuerpos y no la caída, concepción parcial como se ha generalizado, obedece a la distribución de las masas del planeta Tierra. Las masas sólidas y líquidas conforman el área sólida y líquida del geoide. Y la masa gaseosa en donde como se sabe, se encuentra el área de condensación, se ubica en el área más externa del planeta.
No resulta descabellado admitir porque en la realidad así se presenta, que la movilidad de los cuerpos cuando se ubican en la masa gaseosa de la atmósfera del aire, donde opera visiblemente el campo gravitatorio obedece a las posiciones de las masas del planeta: sólido líquida, abajo; gaseosa, arriba; ellas determinan que los cuerpos sólidos y líquidos desciendan hacia las masas sólidos líquidas; y los cuerpos gaseosos asciendan hacia la masa gaseosa del área de condensación.
De modo que como dejamos dicho en la cita de Albert Einstein al referirnos a la influencia del campo gravitatorio sobre la aceleración de los cuerpos, “el estado físico que cita” en nada interrumpe que una masa, por ejemplo, la gaseosa, tenga aceptación para la movilidad de los cuerpos gaseosos bajo la influencia exclusiva del campo gravitatorio.
Se nos ocurre, entonces que, la propiedad distributiva de los cuerpos bajo la acción del campo gravitatorio en la masa gaseosa de la atmósfera del aire está plenamente justificada. Y obedece, igualmente, a la distribución de las masas del planeta: las sólidas líquidas ocupan el cuerpo sólido líquido del planeta; la masa gaseosa ocupa el área más externa donde asciende el agua en estado gaseoso hasta el área de condensación.
carlosmujica928@yahoo.com
@carlosmujica928
Publicar un comentario