lunes, 1 de agosto de 2016

Nuevo telescopio LSST democratizará la forma de hacer astronomía

Estaría operativo en 2020, en la Región de Coquimbo:

Nuevo telescopio LSST democratizará la forma de hacer astronomía

miércoles, 04 de mayo de 2016
Carol Rojas y Richard García
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Por primera vez, una enorme cantidad de datos estarán disponibles sin necesidad de hacer observaciones planificadas, y no solo para los astrónomos, sino también para el público general interesado en esta ciencia. 



Un cambio radical significará la irrupción del telescopio LSST (Large Synoptic Survey Telescope), ubicado en la Región de Coquimbo y vecino del cerro Tololo, que estará operativo a partir de 2020. Cada tres noches y por 10 años, este equipo entregará un completo mapa de todo el cielo del hemisferio sur. Es decir, todas sus observaciones y descubrimientos quedarán registrados en su base de datos para poder analizarlos y compararlos.

"Esto representa un gran cambio en la manera de hacer astronomía. Serán tantos los datos que proveerá -del orden de petabytes-, que se necesitarán otras formas para analizarlos; si no, no será posible. El LSST simboliza la época de Big Data para la astronomía", dice Eric Gawiser, investigador de la Universidad de Rutgers, en EE.UU., y uno de los 60 astrónomos que participaron en un taller internacional que organizó la Universidad Católica para definir, en conjunto, cómo se organizarán para manejar los datos obtenidos con ese instrumento.

Actualmente, para poder realizar alguna investigación, los astrónomos deben postular para utilizar los espejos de los distintos observatorios del mundo -la mayoría instalados en Chile-, que se conoce como "tiempo de telescopio". La información obtenida se maneja en forma reservada por el grupo de trabajo hasta la publicación de los resultados. Con la puesta en marcha del LSST, en cambio, los datos estarán disponibles de inmediato para toda la comunidad científica.

"El LSST fue diseñado para que avance en todas las áreas de la astronomía, desde la ciencia del sistema solar hasta la cosmología; es un proyecto único. La mayoría de los llamados surveys astronómicos (mapeos masivos del cielo) apuntan a una ciencia que es más o menos limitada; este no", dice Nelson Padilla, profesor asociado del Centro de Astro-Ingeniería y del Instituto de Astrofísica, ambos de la Universidad Católica.
Serán tantos los datos que se obtendrán -explica el científico-, que para poder aprovecharlos desde el primer día tendrán que trabajar en conjunto con astrónomos de todo el mundo, además de otros especialistas, como ingenieros y matemáticos.

"Para prepararse ya hay gente que está usando datos actuales obtenidos desde otros telescopios y proyectándolos a cinco años más, cuando empiecen las operaciones del LSST. Pero también hay otros que hacen simulaciones en computador, basándose en ciertas condiciones iniciales, y comparan estos resultados con las observaciones realizadas", dice Sebastián López, astrónomo de la Universidad de Chile y representante chileno en el directorio del LSST.

Según Padilla, la comunidad astronómica se ha repartido el cielo mediante colaboraciones de acuerdo con sus intereses específicos. "El próximo año, por ejemplo, se simulará un volumen pequeño de datos, luego algo más parecido a lo que será el LSST, y luego más".

Todo esto, para que cuando el telescopio comience a funcionar, las observaciones se puedan realizar eficientemente.




Publicar un comentario