lunes, 5 de septiembre de 2016

NOTICIAS ASTRONÓMICAS 05-09-16





Tal y como estaba previsto, la actividad de las Perseidas de este año, ha sido superior a otros años, si bien no ha llegado a los niveles pronosticados por algunos investigadores, que incluso apuntaban a una THZ de 500 meteoros a la hora (puedes comprender mejor la diferencia entre la THZ y lo que realmente se observa en el artículo "¿Que es la THZ?"). Según los datos publicados por el IMO, la máxima actividad ocurrió hacia el final de la noche del 11 al 12 de agosto, con unos valores de THZ de 120 meteoros a la hora (superior a los habituales 80-100 meteoros a la hora -ver "Perseidas 2016"-). Os incluimos un gráfico de la actividad.

Entre Fran Sevilla y yo hemos registrado mediante la técnica de conteo 181 meteoros en la noche del 11 al 12 de agosto (reportados al IMO). Además pudimos registrar fotográficamente 12 meteoros, si bien por desgracia, la mayoría o fueron débiles o quedaban cortados por el borde el campo. Aquí os compartimos dichas fotografías. Fueron tomadas empleando una cámara réflex Canon EOS500D con objetivo 18 mm.

¿Encontráis las Perseidas en las fotografías?

























Posted: 02 Sep 2016 03:56 PM PDT



Parhelio

El pasado 30 de agosto, Fran Sevilla y yo pudimos disfrutar de un hermoso atardecer desde la localidad de Ciguñuela (Valladolid). Poco antes del ocaso pudimos disfrutar de un parhelio (puedes descubrir más sobre este fenómenos en el artículo "El SDO y el misterio del parhelio").


También os compartimos una fotografía y un time-lapse obtenido. Para ello empleamos una Canon EOS500D, objetivo de 120 mm, 100ISO y 1/4000 segundos por cada toma.




Posted: 02 Sep 2016 05:29 AM PDT
Crédito: NASA/JPL-Caltech

¿Puede la vida transportarse a otros planetas fuera de nuestro Sistema Solar que no están permanentemente habitados? Esta es la pregunta que se ha planteado el Profesor Dr. Claudio Gros, del Instituto de Física Teórica de la Universidad Johann Wolfgang Goeth.

 Durante los últimos años la búsqueda de exoplanetas ha llevado a la conclusión de que existen mundos muy diversos. Por lo tanto es posible que existan mundos que sean habitables de forma intermitente, pero no permanentemente. La vida sería, de hecho, posible en estos planetas pero no tendría el tiempo necesario para crecer y desarrollarse de manera independiente. En este contexto, se ha investigado si sería posible dar vida a los planetas con habitabilidad transitoria.

Desde el punto de vista técnico, la misión Génesis ya se podría llevar a cabo en unas pocas décadas con la ayuda de naves interestelares no tripuladas de pequeño tamaño que podrían ser aceleradas y frenadas de forma pasiva. A su llegada, un laboratorio automatizado instalado a bordo podría sintetizar una selección de organismos unicelulares con el objetivo de establecer una ecosfera de organismos unicelulares en el planeta de destino. Estos organismos podrían desarrollarse posteriormente de forma autónoma y, posiblemente, también puedan dar lugar a formas de vida más complejas. De esta forma podríamos saltarnos los aproximadamente 4 mil millones de años que han sido necesarios en la Tierra para llegar a la etapa de desarrollo del Precámbrico. El mundo animal se desarrolló hace unos 500 millones de años. Con el fin de no poner en peligro ninguna vida que ya pudiera estar presente, las sondas Génesis solamente se dirigían hacia exo-planetas deshabitados.

El proyecto Génesis no tiene ningún beneficio directo para los habitantes de la Tierra. Es decir, la duración real de la misión abarca escalas de tiempo para un desarrollo geo-evolutivo posterior del planeta de destino entre unas pocas decenas de millones a cien millones de años. También se discute si existirían incompatibilidades biológicas en caso de que quisiésemos colonizar uno de estos mundos en un futuro. Pero esta idea es una expectativa excesiva para tenerse en cuenta en la actualidad.



Fuente: 
phys.org
Posted: 02 Sep 2016 03:25 AM PDT



 La NASA ha dado a conocer el descubrimiento de una "Montaña Solitaria" en Ceres, cerca del ecuador del planeta enano.

Esta montaña aislada se asemeja a un domo volcánico, y al igual que la Montaña Solitaria o Erebor de la Tierra Media, Ahuna Mons en Ceres "fue una vez ocupada por un dragón escupe-hielo".

¿Qué quieren decir los científicos con esta comparación? Según los datos aportados por la sonda Dawn, la montaña probablemente sea un crio-volcán inesperadamente joven que se formó en los últimos mil millones de años. Los crio-volcanes no están compuestos por roca fundida como los volcanes, sino que están formados por lodo salado.

La posible actividad geológica de Ceres ha sido ampliamente debatida en la comunidad científica, pero ahora ya se tienen pruebas de su existencia. Ahuna Mons es una evidencia de un tipo inusual de actividad volcánica, vinculada al agua salada y al barro.

Aunque el volcán no está activo en la actualidad, el equipo se sorprendió por su juventud. La presencia de vulcanismo reciente en el planeta enano es una sorpresa, ya que por lo general sólo los planetas y algunos satélites poseen este tipo de actividad. Además, la erupciones volcánicas requieren que el cuerpo sea rocoso como la Tierra, o helado como Encélado. Ceres está compuesto por sales, rocas lodosas y hielo de agua: ingredientes exóticos e inesperados para el vulcanismo. Este hecho ha llevado a concluir que el vulcanismo podría estar más extendido de lo que se pensaba.

"El criovolcán Ahuna Mons nos permite ver el interior de Ceres," dijo Ruesch. "El mismo proceso puede ocurrir en otros planetas enanos como Plutón". Ruesch es el autor principal de un artículo sobre esta investigación publicado en la revista Science.

Los científicos emplearon imágenes y mapas del terreno en 3D aportados por la misión Dawn para analizar la morfología de Ahuna Mons. Compararon las características y los modelos de formación de las diferentes montañas conocidas en la Tierra y en Marte con las características observadas en esta montaña de Ceres.

Las montañas pueden tener orígenes diversos. Pueden formarse por la colisión de placas, impactos de asteroides o erupciones volcánicas. Cada proceso provoca unos rasgos característicos. Por ejemplo, si las montañas se forman por la colisión de placas, se producen largas cadenas de montañas en lugar de presentarse sólo una aislada. Si se forman por impactos, poseen picos centrales. Y si su origen se debe a la actividad volcánica, se forman un cono. Los investigadores han llegado a la conclusión de que Ahuna Mons se parece más a un domo volcánico que se forman cuando el material fundido perfora la corteza empujándola hacia arriba, pero que no llega a erupcionar o bien lo hace con flujos lentos.
 
 En su lado más empinado, esta montaña mide unos 5 kilómetros de altura. Su altura total promedio es de 4 kilómetros. El diámetro de la montaña es de aproximadamente 20 kilómetros. La cumbre de Ahuna Mons tiene grietas como las observadas en otros domos volcánicos cuando se expanden. Además posee características lineales formadas por desprendimientos de rocas y flancos escarpados que rodean a la cúpula, y que podrían estar formados por escombros.





Créditos: NASA/JPL/Dawn mission


Créditos: NASA/JPL/Dawn mission

El aspecto de la montaña también indica que es joven en una escala de tiempo geológico. Las características de la superficie de los planetas con poca o ninguna atmósfera como Ceres son erosionadas por los impactos de asteroides y meteoritos, adquiriendo una apariencia suave y redondeada. Sin embargo, Ahuna Mons es afilada y los restos de desprendimientos no han desaparecido con el tiempo. También presenta pocos cráteres y sus pendientes son pronunciadas. Y por último, Ahuna Mons es más brillante que sus alrededores. Las superficies tienden a oscurecerse cuando están expuestas a los efectos de la radiación y a los impactos.

"Estamos seguros de que Ahuna Mons se formó dentro de los últimos mil millones de años, y posiblemente dentro de unos pocos cientos de millones de años. Ahuna Mons nos está diciendo que Ceres todavía tenía suficiente calor como para producir un crio-volcán relativamente joven", dijo Ruesch.

En otros lugares del Sistema Solar hemos observado también la presencia de volcanes de hielo. Por ejemplo, en la luna Encélado de Saturno, fuentes de partículas emanan desde su polo sur a través de grietas en la corteza. Encélado es más pequeño que Ceres, pero existe calor en su interior generado por las fuerzas de marea causadas por Saturno y otras lunas. Ceres, por el contrario, es un mundo aislado que no sufre este tipo de tirón gravitatorio.

"No hay nada que se le parezca a Ahuna Mons en el Sistema Solar", dijo Lucy McFadden de la NASA Goddard, y co-autora del artículo. "Es el primer crio-volcán que hemos visto compuesto por una mezcla de salmuera y arcilla." Los mundos sólidos de nuestro Sistema Solar forman un continuo que va desde, los materiales más densos y pesados situados
​​más cerca del Sol, como los presentes en los planetas rocosos, a menos densos, es decir materiales más volátiles y más alejados, como los presentes en las lunas heladas de los planetas gigantes y en los objetos del Cinturón de Kuiper. Ceres, que orbita entre Marte y Júpiter, es interesante, ya que parece ser un objeto de transición - no es completamente rocoso, pero tampoco es un mundo de hielo", dijo McFadden.

El equipo tiene previsto utilizar el espectrómetro de cartografía visible e infrarroja de Dawn para determinar la composición de la superficie de Ahuna Mons. El espectrómetro detecta las firmas únicas que se encuentran en la luz que reflejan los minerales para identificarlos. Ceres posee otras dos características que todavía no se ha determinado si son domos volcánicos y si existe alguna relación entre ellos y Ahuna Mons. También se desconoce si existe alguna relación entre esta montaña y otras características brillantes observadas en la superficie.


Fuente: NASA

Posted: 01 Sep 2016 01:31 PM PDT

Hoy a la mañana se ha producido una explosión en Cabo Cañaveral. El cohete Falcon 9, perteneciente a la compañía privada SpaceX, ha explotado sin causar heridos por causas que todavía se desconocen.

La deflagración ha tenido lugar durante una prueba técnica de lanzamiento, previsto para el próximo 3 de septiembre.  Es obligatorio realizar pruebas en los propulsores antes de lanzar un cohete, para comprobar su correcto funcionamiento. 


SpaceX ha hecho pública una nota en la que explica que "se ha producido una anomalía en la plataforma de lanzamiento". No aclara sin embargo de qué anomalía se trata, por lo que habrá que esperar a futuros informes para saber qué es lo que realmente ha podido ocurrir.

Su objetivo era transportar un satélite de comunicaciones de la empresa israelí Spacecom.
Posted: 01 Sep 2016 05:11 AM PDT



Crédito: Timothy Rodigas

Un equipo de científicos del Instituto Carnegie ha descubierto tres planetas gigantes en un sistema estelar binario, formado por dos astros gemelos muy similares a nuestro Sol. Una de las estrellas alberga dos planetas, mientras que la otra posee sólo uno.

Es hasta la fecha, el sistema binario en el que se han encontrado planetas con las componentes estelares más próximas entre sí. Este estudio puede ayudarnos a comprender la influencia que tienen los planetas gigantes como Júpiter en la arquitectura de un sistema. De hecho, los científicos están intrigados porque los sistemas planetarios que descubren son muy diferentes al nuestro y quieren saber si la influencia gravitatoria de los gigantes gaseosos tiene algo que ver en ello.

 El descubrimiento se ha realizado gracias a los datos aportados por el espectrógrafo Planet Finding Spectrograph (PFS) instalado en el Telescopio Magallanes del Observatorio de las Campanas. PFS es capaz de localizar grandes planetas con órbitas muy elípticas en vez de circulares.


Johanna Teske, directora del equipo científico explica: "Estamos tratando de averiguar si los planetas gigantes como Júpiter tiene órbitas elípticas o si lo normal es que posean órbitas circulares. Esto es importante para ayudarnos a entender dónde puede haber planetas habitables y cómo se formó nuestro propio Sistema Solar".

Las estrellas gemelas estudiadas por el grupo han sido denominadas HD 133131A y HD 133131B. En torno a HD 133131A orbitan dos planetas cuyas masas son aproximadamente 1,5 veces la masa de Júpiter en un caso, y un poco más de la mitad de la masa de Júpiter en el otro. En torno a HD 133131B orbita un planeta con 2,5 veces la masa de Júpiter. Las dos estrellas están separadas 360 unidades astronómicas. Es una distancia muy corta teniendo en cuenta que el sistema planetario encontrado con las componentes más cercanas hasta ahora tenía sus estrellas separadas unos 1.000 UA.

El sistema es aún más inusual debido a que ambas estrellas son "pobres en metales", lo que significa que la mayor parte de su masa está compuesta por hidrógeno y helio, y no por otros elementos como el hierro o el oxígeno. La mayoría de las estrellas que albergan planetas gigantes son "ricas en metales". Sólo se han encontrado otros seis sistemas binarios de estrellas pobres en metales con exo-planetas, por lo que este descubrimiento es especialmente intrigante.

Además, los científicos explican que hay una ligera diferencia de composición en las estrellas que podría explicarse si una de ellas se "tragara" algunos planetas al inicio de su formación, lo que provocó esa ligera variación. Es precisamente la gravedad de los planetas detectados lo que podría haber provocado este final catastrófico para sus "hermanos pequeños", lanzándolos hacia las estrellas, o bien, expulsándolos del sistema.

"La probabilidad de encontrar un sistema con todos estos componentes era muy pequeña, por lo que estos resultados servirán como una importante referencia para la comprensión de la formación de planetas, especialmente en sistemas binarios", explicó Teske.


Más información en el enlace
Posted: 01 Sep 2016 04:14 AM PDT



La TASS, la agencia de noticias rusa ha hecho público el siguiente comunicado que os transmito resumido:

La señal inusual captada por el radiotelescopio Ratan-600 en el observatorio Zelenchukskaya, es en realidad una perturbación terrestre en lugar de una señal extraterrestre, tal y como ha indicado la científica Yulia Sotnikova. "Durante este año y el pasado, el trabajo del telescopio se ha centrado en la búsqueda de estrellas similares al Sol. Hasta ahora no ha habido resultados científicos en el marco de esta investigación. Pero durante la primavera se recibió una señal inusual cuyo análisis mostró que se trataba probablemente de una perturbación terrestre".


 El director del Instituto de Astronomía Aplicada de la Academia Rusa de Ciencias, Alexander Ipatov, añadió: "Nosotros descubrimos una señal inusual. Una comprobación adicional mostró que había sido emitida por un satélite militar soviético, por lo que no se encontraba en los catálogos de cuerpos celestes".

Probablemente, en las próximas horas o días, la agencia rusa emita otro comunicado para tratar de paliar el revuelo levantado en torno al hipotético origen extraterrestre de esta señal, además de disculparse por la falsa interpretación.

Posted: 30 Aug 2016 08:06 AM PDT


Señal captada por RATAN-600

 HD 164595 es un sistema solar unos mil millones de años más antiguo que el nuestro. Su estrella posee un tamaño y un brillo comparables a nuestro Sol. Ahora, los científicos, anuncian que este sistema es la probable fuente de una potente señal de radio detectada con el Radiotelescopio ruso RATAN-600, ubicado en Zelenchukskaya, al norte de las Montañas Cáucaso.

Este sistema ya era previamente conocido por tener un planeta del tamaño de Neptuno en una órbita que lo hace inapropiado para la vida. Sin embargo, podría haber otros planetas que todavía no hemos descubierto.

 La detección de la señal ha sido discutida en una ponencia realizada por varios astrónomos rusos, así como el investigador italiano Claudio Maccone. Los datos de la conferencia han sido enviados a los científicos del SETI, incluyendo la señal recibida procedente del sistema de la estrella HD 164595.

¿Qué es lo que se conoce hasta el momento de la señal?


1) La longitud de onda de la señal es de 2,7 cm, lo que equivale a una frecuencia de 11GHz. El haz es de aproximadamente 20 segundos de arco por dos minutos de arco, alargado en la dirección norte-sur. La dirección de procedencia corresponde con las coordenadas en el cielo de HD 164595. Aunque podría proceder de este sistema, los investigadores todavía no están seguros de ello, ya que podría tener su origen en otro sistema ubicado en la misma dirección pero a diferente distancia.

2) Las observaciones se realizaron con un receptor que tiene un ancho de banda de 1 GHz. Eso es un billón de veces más ancho que las anchuras de banda utilizadas tradicionalmente para SETI, y es 200 veces más ancha que una señal de televisión. La intensidad de la señal fue de 0,75 Janskys, o en el lenguaje común, "débil". ¿Pero era débil sólo por la distancia de HD 164595? También podría ser débil debido a la "dilución" de la señal por el amplio ancho de banda que posee el radiotelescopio ruso.




El radiotelescopio RATAN-600, crédito: nat-geo.ru

La posibilidad de que esta señal posea origen artificial es muy remota. Vamos a suponer que realmente existiera una civilización inteligente en HD 164595. ¿Cómo ha podido llegar a nosotros esta señal? Podemos imaginar dos escenarios.

En el primer escenario, los "alienígenas" deciden emitir una señal en todas las direcciones. Para que llegue a nuestro planeta con las características detectadas, teniendo en cuenta la distancia que nos separa, los aliens hubiesen necesitado una potencia de 10 ^20 vatios, lo que equivale a cientos de veces la energía solar que recibe la Tierra. Las fuentes energéticas necesarias para realizar esta emisión están mucho más allá de lo que podemos imaginar con nuestra tecnología.

En el segundo escenario, podemos pensar que la señal está especialmente dirigida hacia nosotros. En este caso se necesitaría menos energía, pero todavía sería comparable al consumo total de energía de toda la humanidad. ¿Y por qué querrían enviarnos una señal? Este sistema estelar está tan lejos que todavía no les ha podido llegar una señal de televisión o un radar que les indique que estamos aquí.

 Los científicos del SETI tienen claro que, de momento, esta es sólo una señal interesante que podría explicarse de otras maneras, y no sólo con un origen extraterrestre. Más bien, esta es una explicación remota. Por ello, han comenzado a estudiarla para descubrir su origen.



Más información en el enlace.
Posted: 30 Aug 2016 05:19 AM PDT



 Crédito: Robin Dienel

En la carrera para descubrir un noveno planeta en el Sistema Solar, Scott Sheppard y Chadwick Trujillo han observado varios objetos nunca antes vistos a distancias realmente extremas del Sol. Los científicos acaban de presentar sus descubrimientos al Centro de Planetas Menores de la IAU.

Cuantos más objetos se encuentren a estas distancias, mayor será la posibilidad de restringir la ubicación del noveno planeta, cuya existencia predijeron ambos científicos en 2014. La forma que poseen las órbitas de estos objetos transneptunianos extremos (objetos cuyas órbitas alrededor del Sol se encuentran más allá de la de Neptuno) puede ayudar a definir la ubicación del noveno planeta debido a que este hipotético cuerpo influiría gravitatoriamente en el movimiento de los cuerpos pequeños situados más allá de Neptuno.

En 2014, Sheppard y Trujillo anunciaron el descubrimiento de 2012 VP113 (apodado "Biden"). Este cuerpo posee la órbita más alejada del Sol conocida. En ese momento, los científicos se percataron que un grupo de objetos transneptunianos poseían ángulos orbitales similares. Esto les llevó a deducir que hay un planeta 200 veces más lejos que la Tierra con respecto al Sol y con una masa que podría variar entre varias veces la de la Tierra y la de Neptuno, perturbando las órbitas de estos objetos.


 Algunos han llamado a este cuerpo Planeta X o Planeta 9. Su búsqueda no ha cesado desde 2014. Desde entonces, los científicos han estudiado las órbitas de sus pequeños vecinos para deducir sus propiedades. Se cree que el cuerpo es varias veces más grande que la Tierra, posiblemente unas 15 veces mayor, y en el punto más extremo de su órbita podría encontrarse 5 veces más distante que Plutón.

"Los objetos encontrados más allá de Neptuno pueden esconder las claves para conocer el origen y la evolución del Sistema Solar", explica Sheppard. "Aunque creemos que hay miles de estos pequeños objetos, no hemos encontrado muchos todavía porque están muy lejos. Los objetos más pequeños pueden llevarnos al planeta más grande, así que, cuantos más descubrimos, mejor comprenderemos lo que ocurre en el Sistema Solar exterior".

Sheppard y Trujillo, junto con David Tholen de la Universidad de Hawai, están llevando a cabo el estudio más profundo de los objetos situados más allá de Neptuno. Hasta ahora han estudiado el 10 por ciento del cielo empleando algunos de los más grandes telescopios y las cámaras más avanzadas. A medida que localizan y confirman la existencia de estos objetos, analizan si sus órbitas pueden ser explicadas por la presencia de un planeta masivo situado en el Sistema Solar exterior.

"De momento estamos analizando pocos cuerpos, por lo que para determinar por completo la estructura del Sistema Solar exterior, debemos encontrar un número mayor de transneptunianos", comenta Sheppard.

De acuerdo con Sheppard, "ahora nos encontramos en una situación similar a la de mediados del siglo XIX , cuando Alexis Bouvard notó que el movimiento orbital de Urano era peculiar, lo que finalmente llevó al descubrimiento de Neptuno".




Una ilustración de las órbitas de los nuevos objetos descubiertos y de los conocidos previamente a distancias extremas del Sol. La agrupación de la mayor parte de sus órbitas indica que están posiblemente influenciados por algo enorme y muy distante, el hipotético Planeta X. Crédito: Robin Dienel.

Los nuevos objetos que se han presentado al Minor Planet Center para su designación son:

- SR349 2014, que se suma a la clase de los objetos transneptunianos extremos. Exhibe características orbitales similares a las de los cuerpos extremos previamente conocidos cuyas posiciones y movimientos han llevado a Sheppard y Trujillo a proponer inicialmente la influencia del Planeta X.

- 2013 FT28, tiene unas características similares a las de otros objetos extremos, pero también algunas diferencias. La órbita de un objeto está definida por seis parámetros. La agrupación de varios de estos parámetros es el argumento principal para la existencia de un noveno planeta en el Sistema Solar exterior. 2013 FT28 muestra la agrupación similar en algunos de estos parámetros (su semieje mayor, excentricidad, inclinación, y el argumento del ángulo de perihelio), pero uno de estos parámetros, un ángulo llamado longitud del perihelio, es diferente al de los otros objetos extremos, lo que hace que la tendencia de agrupamiento particular sea menos fuerte en este caso.

- 2014 FE72, es el primer objeto distante, procedente de la nube de Oort, que se encuentra con una órbita completamente más allá de la de Neptuno. Tiene una órbita que lo aleja del Sol alrededor de 3.000 veces más que la Tierra, lo que probablemente cause que esté siendo influenciado por las fuerzas de la gravedad existentes más allá de nuestro Sistema Solar, como otras estrellas y la marea galáctica. Es el primer objeto observado a una distancia tan grande.


Más información en el enlace.

Posted: 29 Aug 2016 08:06 AM PDT


Durante décadas, los científicos han creído que el factor clave para determinar si un exo-planeta podría ser habitable o no era la distancia que lo separaba de su estrella. Por ejemplo, en nuestro Sistema Solar, Venus está demasiado cerca del Sol como para mantener vida y Marte se encuentra demasiado lejos para sustentarla. 

A la distancia con respecto a la estrella en la que es posible que exista vida, se la conoce en la comunidad científica como "zona Ricitos de Oro", o "zona habitable". En la imagen inferior, vemos de color verde la zona habitable para tres tipos de estrellas. En el medio, se muestra la zona Ricitos de Oro para una estrella parecida al Sol. En la parte superior, se muestra la zona de habitabilidad de una estrella más caliente, y en la inferior la de una estrella más fría. En la zona roja, haría demasiado calor como para sustentar la vida, mientras que en el área azul las temperaturas serían demasiado bajas.



También se pensaba que los planetas debían poseer actividad interna para ser capaces de autorregular su temperatura a través de la convencción del manto o desplazamiento de los materiales del interior. Trabajando esta idea, científicos de la Universidad de Yale sugieren que el simple hecho de que un planeta se encuentre en la zona habitable no es suficiente para que pueda mantener vida. Un mundo también debe poseer una temperatura interna adecuada.

Jun Korenaga, profesor de geología y geofísica de la Universidad de Yale explica: "Si se tienen en cuenta todos los datos científicos sobre cómo ha evolucionado la Tierra durante los últimos miles de millones de años, vemos que la convención del manto es indiferente a la temperatura interna".

En este estudio Korenaga añade que el marco teórico que explica el grado de autorregulación previsto para la convencción del manto sugiere que la autorregulación es poco probable para los planetas parecidos a la Tierra. 

Esta falta de mecanismo auto-rregulador tiene importantes implicaciones para la habitabilidad de los mundos. Los planetas como el nuestro se forman por múltiples impactos gigantes, siendo el resultado de este proceso muy diverso, es decir, podría desencadenar en que en el comienzo de su historia, un planeta pueda ser más o menos frío. Entonces, si el planeta no logra mantener una temperatura interna dentro de unos parámetros establecidos, no podría ser habitable porque no se lograría la autorregulación de temperatura adecuada mediante la convención del manto.



Más información en el 
enlace.


Posted: 31 Aug 2016 07:14 AM PDT

En esta imagen de Fobos, las flechas rojas indican una cadena de pequeños cráteres cuyo origen han sido capaces de rastrear los investigadores. El culpable, el impacto principal que dio lugar al gran cráter conocido como Grildrig. Crédito: ESA / Mars Express, modificado por Nayak y Asphaug

Un nuevo estudio sugiere que los surcos detectados en la superficie de la luna Fobos de Marte son el resultado de la precipitación de desechos previamente expulsados por un impacto. Esta teoría explicaría la linealidad de las cadenas de cráteres observada.

Los científicos ya sabían que algunos de los surcos observados en la pequeña luna eran causados por el estrés generado por las fuerzas de marea de Marte. Pero otras estructuras todavía no tenían explicación.

"Estos surcos eran transversales a los campos de marea, por lo que requieren un mecanismo diferente para su formación", comentó Michael Nayak, de la Universida de California.


Fobos es un satélite inusual que tiene la característica de orbitar más cerca de su planeta que cualquier otra luna del Sistema Solar, con un periodo orbital de tan sólo 7 horas. Es pequeña y está llena de cráteres, y su forma no es esférica, sino lobulada. Dista a 9.000 kilómetros de la superficie de Marte y cae en espiral hacia el planeta. Fobos parece tener una estructura interior débil cubierta por una envuelta elástica, lo que permite que presente deformación por mareas sin ruptura.

El coautor de este estudio Erik Asphaug, científico planetario de la Universidad del Estado de Arizona y profesor emérito de la Universidad de California en Santa Cruz, ha estado estudiando Fobos desde hace muchos años. Recientes simulaciones informáticas realizadas por él y por la científica planetaria Terry Hurford mostraron cómo las fuerzas de marea pueden causar las fracturas y surcos lineales en la capa superficial. Aunque esta idea fue propuesta por primera vez en la década de 1970, la existencia de tantos surcos con la orientación equivocada para este tipo de fracturas por estrés se había quedado sin explicación.

Nayak, mediante el desarrollo de simulaciones informáticas ha mostrado cómo estos surcos anómalos podrían ser el resultado de impactos. El material expulsado por un impacto desde la superficie se escapa fácilmente gracias a la débil gravedad de Fobos. Pero estos escombros permanecen en órbita alrededor de Marte, moviéndose la mayor parte de ellos o más lentamente que la luna o más rápido, por lo que al cabo de determinadas órbitas, este material es recapturado por Fobos cayendo de nuevo sobre su superficie.

Las simulaciones permitieron realizar un seguimiento detallado de los restos expulsados y permitieron comprobar que los desechos recapturados crean unos patrones distintivos de impactos lineales que corresponden con las características observadas en los surcos anómalos, generando cadenas de cráteres que atraviesan las fracturas causadas por las fuerzas de marea. Además, en este estudio también se ha visto que es importante saber dónde se produce el impacto para determinar después el lugar donde caen los escombros. El material restante acabaría disociado por la gravedad de Marte.

Los investigadores tuvieron en cuenta los impactos presentes en Fobos para realizar sus simulaciones. Comprobaron que si simulaban el impacto que dio lugar al cráter Grildrig, de 2,6 kilómetros de longitud, situado cerca del polo norte de la luna, el patrón resultante de los desechos expulsados tras precipitarse de nuevo sobre la superficie era muy similar a una cadena de cráteres real observada en Fobos.

Con su órbita tan baja y su poca masa, es posible que Fobos sea el único lugar del Sistema Solar donde se produce este fenómeno.



Más información en el enlace.




Publicar un comentario