lunes, 12 de septiembre de 2016

Saliendo del cascarón

Saliendo del cascarón

me 
  
 https://media22.elsiglodetorreon.com.mx/spacer.gif 


Torreón,Coahuila-.

IMÁGENES
El cielo siempre ha fascinado a la humanidad, desde los tiempos más remotos iniciando en la prehistoria, en la que en solitario, en torno a una fogata hombres y mujeres contaban las historias del día y soñaban con aquellas que se escribían en esas infinitas fogatas con las que se cubrían los cielos.
En esta observación del cielo y de lo que ahí ocurría, envueltos en el asombro que ello generaba en su imaginería asirios, babilonios, caldeos, sumerios, egipcios, chinos, indios, griegos, olmecas, incas y mayas, que entre muchos nos legaron los primeros conocimientos sobre ese todo llamado Universo, haciendo de él el hogar de dioses, monstruos, dragones, gigantes que surgieron de un caos primero predecesor de otro más ordenado que daría origen a todo lo que hoy nos rodeaba.
La imaginación de los pueblos del mundo iría dándole sentido a esa majestuosidad del cielo, los incas se consideraban descendientes del Sol, los aztecas adoraban a Huitzilopochtli, símbolo del Sol que amanecía cada mañana tras enfrentarse con sus hermanas, las estrellas y la Luna. Los babilonios consideraban a la Tierra como una inmensa montaña hueca sumergida en los océanos, bajo los cuales moraban los muertos. Las tribus de la India creían que la Tierra era una enorme bandeja de té que reposaba sobre tres inmensos elefantes, los que a su vez estaban sobre el caparazón de una tortuga gigante. Para los antiguos egipcios, el cielo era una versión etérea del Nilo, por el cual Ra navegaba de este a oeste todos los días.
De aquellos mitos, surgiría la idea fantástica de viajar fuera del planeta, ya en el primer siglo de nuestra era el filósofo griego Plutarco contaba en "De facie in Orbe Lunae" la historia de un pueblo que conocía el camino hacia la Luna; Luciano de Samosata escribió el relato "Historia verdadera", donde se narraba de un viaje al satélite natural de la Tierra incluyendo en el mismo la presencia de los selenitas. Tras de ellos hay una gran lista de escritores, filósofos y pensadores que soñaron con viajar allende las fronteras de nuestro planeta, entre ellos, el mismísimo Johannes Kepler, que en "Somnium" imagina el tan anhelado viaje a la Luna por un grupo de espíritus, o Julio Verne con su novela "De la Tierra a la Luna" de 1865, todo esto hasta llegar a Konstantin Tsiolkovski, físico ruso, quien se planteó seriamente en 1895 la posibilidad de realizar viajes espaciales.
Mucho el hombre soñó, mentes e ideas a lo largo de la historia se fueron conjugando hasta que el miércoles 12 de abril de 1961, Yuri Alekséyevich Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio, esto en la nave Vostok 3KA-3, en una travesía que duró 108 minutos partiendo del cosmódromo de Baikonur y aterrizando en el pueblo de Smelovka, donde la campesina Anna Tajtárova y su nieta Rita lo encontraron tras su retorno a tierra firme tras alcanzar una altura de 357 km.
Después Yuri Gagarin, en poco menos de un mes, sería Alan Barlett Shepard Jr., astronauta estadounidense, en viajar al espacio en un viaje suborbital a bordo de la cápsula de la nave Mercury, el cual duró quince minutos alcanzando una altura de 187 km.
Con ellos vendría una larga lista compuesta de 119 cosmonautas, 326 astronautas, 10 taikonautas (como se le denomina a los astronautas chinos, siendo el primero Yang Liwei quien realizó su viaje el 15 de octubre de 2003), 75 astronautas internacionales (incluyendo al mexicano Rodolfo Neri Vela, quien participó como especialista en la misión STS-61-B del transbordador espacial Atlantis, la cual inició el 26 de noviembre de 1985 y culminaría el 3 de diciembre del mismo año), así como 9 turistas espaciales, sumando un total de 539 hombres y mujeres que han dejado por un tiempo el planeta para aventurarse en el espacio, en ese sueño tantas veces soñado por la humanidad.
Un lugar especial en esta lista lo ocupa Valentina Vladimirovna Tereshkova, ingeniera rusa, que se convertiría en la primera mujer en viajar al espacio exterior, hecho que realizó el 16 de junio de 1963 a bordo de la Vostok 6 a la edad de 26 años. Por su parte, los Estados Unidos enviarían a la primera mujer norteamericana hasta 1983, Sally Kristen Ride. Hasta la fecha, de los 539 viajeros espaciales sólo 56 han sido mujeres, poco más del diez por ciento… vaya el dato para abonar a una equidad aún muy lejana.
De aquel 12 de abril de 1961 al día de hoy, han pasado 55 años desde que el hombre salió por primera vez del cascarón; hoy estamos planeando viajes para volver a la Luna, llegar por primera vez a Marte, hasta idear la Métrica Alcubierre (desarrollada por el físico mexicano Miguel Alcubierre Moya en 1994), la cual hace posible de manera teórica viajes a velocidades superiores a la de la luz sin contravenir la Teoría de la Relatividad. Los sueños del hombre son tan grandes que hoy algunas mentes en el mundo están pensando en las posibles formas de salir del Universo mismo.

Facebook.com/ymahr
Publicar un comentario