jueves, 20 de octubre de 2016

Perdida la señal de la nave de Exomars, la misión europea en Marte

Perdida la señal de la nave de Exomars, la misión europea en Marte



La Agencia Espacial Europea dejó de tener contacto con el módulo 'Schiaparelli' poco antes del aterrizaje. Mañana explicarán lo que ha sucedido
Otros
Imprimir

http://elpais.com/elpais/2016/10/19/ciencia/1476872622_915825.html
Reconstrucción del 'Schiaparelli' durante su aterrizaje. ESA
Sin noticias de la nave europea en Marte. La Agencia Espacial Europea no ha podido confirmar hoy que el módulo Schiaparelli haya aterrizado con éxito en el planeta, aunque las sensaciones no son buenas.
La señal de la sonda, que pretendía realizar el primer aterrizaje europeo en Marte, "se ha parado justo antes del aterrizaje, claramente no son buenas señales, pero debemos aún confirmar qué ha sucedido", ha dicho a última hora de esta tarde Paolo Ferri, director  de operaciones de la ESA. Visiblemente abatido, Ferri ha añadido que los ingenieros de la ESA trabajarán "toda la noche" para analizar los nuevos datos que esperan recibir a lo largo de esta noche. "Esta era una misión de prueba, y como tal queremos saber qué ha sucedido", ha señalado Ferri.
El objetivo principal del módulo Schiaparelli era probar las tecnologías de aterrizaje necesarias para llegar a Marte con un vehículo de exploración móvil en 2021
La llegada de Schiaparelli a Marte ha sido una tensa espera de horas. La primera señal de confirmación se esperaba captar con el radiotelescopio GMRT en Pune, India. De hecho esta red de telescopios ha captado varias señales de la Schiaparelli en su descenso, pero después se ha perdido la comunicación justo antes de aterrizar.
La sonda europea Mars Express, que lleva orbitando Marte desde 2003, ofrecía la segunda posibilidad de comunicación a su paso sobre la zona de aterrizaje. Sus antenas recibieron correctamente la transmisión con todo el paquete de datos grabados por el Schiaparelli durante su descenso y estos llegaron correctamente a la antena de la ESA en Cebreros, Ávila. Pero tras un análisis de esos datos, los ingenieros de la ESA en el Centro de Control de la ESA en Darmstadt (Alemania), resultaron "inconcluyentes" y no pudieron confirmar si el módulo había aterrizado sano y salvo. "Hay datos de que el paracaídas se ha desplegado, pero no se sabe más", ha explicado a Materia Alejandro Cardesín, ingeniero de la misión ExoMars.
La ESA confiaba en una tercera ocasión al paso de la sonda de la Nasa MRO, pero tampoco estos datos parecen haber servido para confirmar qué suerte ha corrido la sonda. Se espera que haya más datos disponibles mañana a las 10.00 de la mañana, cuando la ESA espera ofrecer una rueda de prensa.
El Orbitador de Gases Traza (TGO), la otra parte de ExoMars 2016, sí se ha insertado en su órbita marciana de forma correcta.
El Orbitador de Gases
Europa perseguía con esta misión uno de sus mayores logros en la exploración planetaria y resarcirse del fracaso del Beagle 2, que se perdió en 2003 sin que se supiera más de él hasta el año pasado. Hasta ahora solo EE UU había conseguido aterrizar con éxito en este planeta.
El orbitador es el verdadero protagonista de esta misión
ExoMars es una misión conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la rusa, Roscosmos, para buscar vida en Marte. El objetivo principal del módulo Schiaparelli era probar las tecnologías de aterrizaje necesarias para llegar a Marte con un vehículo de exploración móvil en 2021.
Desde su concepción en 2001, ExoMars ha sufrido importantes retrasos (el rover estaba previsto para 2018) en parte por el abandono de EE UU. La ESA consiguió salvar la misión gracias a la actual alianza con la agencia espacial rusa. Esta fase inicial de ExoMars es el preludio de una carrera entre potencias espaciales consagradas y emergentes, pues tanto EE UU como China también planean enviar rovers al planeta en 2020.
El gas de la vida
La atmósfera de Marte es 100 veces más fina que la de la Tierra, con lo que resulta mucho más complicado frenar por el rozamiento con el aire. El vehículo europeo se esperaba que tocara tierra en el Meridiani Planum, una zona relativamente llana y de poca elevación, ideal para un aterrizaje seguro.
Esta zona está situada en las tierras ecuatoriales del planeta rojo, donde aún hay rocas y sedimentos que estuvieron donde, hace miles de millones de años, hubo un gran océano y, posiblemente, vida. El futuro rover, que será el primer vehículo móvil de Europa en el planeta, también explorará la zona del ecuador de Marte.
Mientras Schiaparelli descendía al planeta rojo, su compañero de misión, el TGO, ha realizado una maniobra de más de dos horas con sus propulsores encendidos a máxima potencia para reducir su velocidad de aproximación a Marte y quedar atraído por la gravedad del planeta. Las restricciones de peso han obligado a hacer esta misión con el mínimo combustible posible, así que, a partir de ahora, el orbitador frenará por el rozamiento con la fina cubierta de gases que rodea al planeta hasta quedar en una órbita circular de unos 400 kilómetros de altura, lo que no conseguirá hasta finales del próximo año.
El TGO es el verdadero protagonista de esta primera misión a Marte. Entre sus objetivos está buscar las fuentes del misterioso metano de Marte, posiblemente asociadas a formas de vida. Uno de sus instrumentos, Nomad, desarrollado por científicos españoles y belgas, permitiría hacer un mapa global de este gas en el planeta a lo largo de todo el año. Otro de sus instrumentos localizaría los depósitos de agua helada que hay bajo la superficie del planeta. Toda esa información sería fundamental para desembarcar con el futuro rover, que estará equipado con un taladro para perforar a dos metros de profundidad, donde es más probable encontrar rastros de seres vivos.

ARCHIVADO EN:
·         Marte
·         Espacio exterior
·         Planetas
·         ESA
·         Sistema solar
·         Agencias espaciales
·         Universo
·         Astronáutica
·         Astronomía
·         Ciencia
MÁS INFORMACIÓN
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Descenso y primer aterrizaje en Marte de una nave europea

El módulo ‘Schiaparelli’ entra en la atmósfera marciana a 21.000 kilómetros por hora
Otros
Imprimir



Así será el aterrizaje de ExoMars
El módulo de aterrizaje 'Schiaparelli' es parte de la misión ExoMars, liderada por la Agencia Espacial Europea y realizada en colaboración con Rusia. El objetivo de esta nave es probar las tecnologías necesarias para llevar un 'rover' de exploración a Marte en 2020.
Todas las misiones que intentaron llegar a Marte


Marte es el planeta en el que más misiones espaciales han fracasado. Presenta muchas complicaciones para la exploración espacial, como demuestra el hecho de que solo la mitad de misiones hayan tenido éxito. Por el momento, solo Estados Unidos ha logrado aterrizar con éxito en este planeta. Europa intenta mañana lograr lo mismo con el módulo ‘Schiaparelli’.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las otras ocasiones que hemos visitado Marte
ExoMars, que llega hoy al planeta rojo, ha sido precedida de otras naves que lo intentaron con mayor o menor éxito
http://elpais.com/elpais/2016/10/18/album/1476784816_301991.html#?rel=mas
----------------------------------------------------------------------------
Exo-mars 2016: Europa se lanza a la búsqueda de vida en Marte
<iframe src="//www.ultimedia.com/deliver/generic/iframe/mdtk/03061267/src/umzzuk/zone/1/showtitle/1/" frameborder="0" scrolling="no" marginwidth="0" marginheight="0" hspace="0" vspace="0" webkitallowfullscreen="true" mozallowfullscreen="true" allowfullscreen="true" width="646" height="363"></iframe>
Después de siete meses de viaje, la sonda europea Schiaparelli ha comenzado su descenso hacia Marte... comienza la aventura.

La Misión ExoMars, al detalle

Compartido 1560 veces
Compartir
La nave ha partido desde el cosmódromo de Baikonur para buscar rastros de vida en el planeta rojo.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuánto sabes sobre Marte?

La Agencia Espacial Europea y la agencia rusa Roscosmos han lanzado este 14 de marzo la misión Exo-Mars rumbo al vecino planeta rojo con objeto de estudiar la atmósfera y el subsuelo, con la intención de buscar rastros de gases con posible importancia biológica. El viaje durará siete meses y la nave recorrerá 141 millones de kilómetros.

¿Hubo vida en Marte en el pasado?

Esta sin duda es la incógnita más relevante a la que hace frente Exo-Mars. Para ello, va equipada con toda clase de nuevas tecnologías como el instrumento NOMAD, diseñado en parte por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (España), para analizar el metano marciano, un gas que, en la Tierra, producen sobre todo los seres vivos y que, tras el descubrimiento en 2004 de cantidades de metano inesperadas en Marte, abrió una nueva vía de estudio.

¿En qué consiste exactamente el proyecto ExoMars?

Está compuesto de dos misiones bien diferenciadas: la primera, cuyo lanzamiento se produjo el 14 de marzo desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán, formada por un satélite que estudiará los gases, y un módulo demostrados de entrada, descenso y aterrizaje llamado Schiaparelli; la segunda misión, prevista para 2018, consistirá en el envío de un vehículo de exploración para completar el estudio de los posibles procesos biológicos o geológicos activos de Marte.
No se preveía la existencia de metano en Marte y los mejores modelos físicos con los que trabajamos no lo explican. Esta divergencia entre los modelos y los datos requiere, por un lado, nuevas observaciones y, por otro, un nuevo marco teórico”, explica Miguel Ángel López Valverde, del IAA.

Creación del primer mapa global del metano marciano

NOMAD es un espectrógrafo de alta resolución con una excelsa capacidad para medir compuestos minoritarios que utilizará la técnica de la ocultación solar para deducir los componentes que forman la atmósfera. Este instrumento generará así el primer mapa global y detallado de metano en la atmósfera de Marte y lo rastreará, con objeto de encontrar la fuente de producción o desaparición del gas y de si este tiene un origen geológico o biológico.
Las muestras de Exo-Mars serán recogidas en una futura misión en 2020.

El papel de España en Exo-Mars

La participación española en el proyecto Exo-Mars es más que destacable en sendas misiones que parten con un presupuesto total de 1.300 millones de euros (el 6,7% se queda en España). Primero, por contar con científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía involucrados en la creación del instrumento NOMAD, pero también con un abanico importante de empresas españolas que han colaborado en varios aspectos técnicos clave, relativos tanto a la propia nave como a los sistemas de comunicaciones, entre ellas Airbus Defence and Space, CRISA, GMV, RYMSA Espacio, SENER, Thales Alenia Space España o Elecnor Deimos.

7 aportaciones 'Made in Spain' a la misión Exomars

Compartido 915 veces
Compartir
La primera sonda ExoMars de la ESA ya vuela hacia Marte, adonde llegará dentro de siete meses cargada de tecnología española.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Airbus presenta el avión del futuro
La nave despegó el pasado 14 de marzo desde el cosmódromo de Baikonur, ubicado en Kazajistán pero gestionado por Rusia, que participa en el proyecto a través de su agencia espacial. Uno de sus objetivos es analizar la atmósfera marciana en busca de gases de posible origen biológico, como el metano. Esta tarea corresponderá a uno de los dos ingenios de la misión: el orbitador Trace Gas Orbiter (TGO).
El otro es el módulo de aterrizaje Schiaparelli, bautizado así en honor del astrónomo italiano del siglo XIX Giovanni Schiaparelli, gran observador de Marte. Su trabajo será estudiar las zonas donde podría amartizar el róver que la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzará en 2018 en la segunda parte de esta misión, además de probar las tecnologías ideadas para que este futuro vehículo se pose sin problemas.

Tecnología española de altura

El programa Exo-Mars tiene un coste de 1.300 millones de euros, de los que la industria espacial española aporta un 7 %. Además, siete empresas de nuestro país o con filiales en él han contribuido con diversos elementos clave del vehículo.
Así, el escudo térmico del módulo de aterrizaje Schiaparelli ha sido creado por Airbus DS en sus instalaciones de Barajas (Madrid). Este componente protegerá al vehículo en su entrada en la atmósfera marciana. Otro punto fundamental es asegurar un amartizaje seguro: la firma GMV ha trabajado en el software responsable de controlar la entrada en el planeta rojo y desplegar los paracaídas y la estructura deformable que absorberá el impacto con el suelo.
Crisa, compañía de Airbus con sede en Tres Cantos (Madrid), se ha encargado de la Unidad de Almacenamiento y Procesado de Datos que permitirá la transmisión y almacenamiento de información del proyecto. Muchos de los mecanismos y estructuras del módulo de amartizaje han corrido de la cuenta de la empresa española SENER, y Thales Alenia Space España ha participado en la creación del sistema de comunicaciones del TGO.
Por su parte, Elecnor Deimos lidera el diseño y análisis de la misión end-to-end; es decir, la definición óptima de la trayectoria de los vehículos desde el lanzamiento hasta la llegada y amartizaje. Para terminar, Rymsa Espacio, con sede en Arganda del Rey (Madrid), ha aportado tres antenas para la comunicación entre la nave y la Tierra y la que haya entre los dos componentes de la misión.
Si todo va bien, la ExoMars completará su trayecto el próximo mes de octubre y comenzará a recopilar datos esenciales para la exploración del planeta rojo.    
Imagen: ESA – B. Bethge
http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/exomars-2016-europa-se-lanza-a-la-busqueda-de-vida-en-marte-191476698687?utm_source=Cheetah&utm_medium=email_MUY&utm_campaign=161019_Newsletter







Publicar un comentario