lunes, 21 de noviembre de 2016

El nuevo robot que investigará la vida en Marte

El nuevo robot que investigará la vida en Marte
Foto: NASA
El vehículo podrá recoger, analizar y sellar herméticamente muestras de rocas. Además, permitirá oír por primera vez el sonido del planeta rojo
GDA | EL MERCURIO
24 DE JULIO 2016 - 12:01 AM


Más de 500 trabajadores de la NASA están participando actualmente en un proyecto para construir el robot Mars 2020 rover, el cual servirá para identificar si todavía hay vida en el planeta Marte.
El robot, que físicamente se parece al actual Curiosity, pues cuenta con seis ruedas y tiene medidas similares (3 metros de largo, 2,8 metros de ancho y 2,1 metros de alto) tendrá grandes diferencias con su predecesor.
“Las principales son los fines científicos y los instrumentos seleccionados para llegar a esos objetivos. El Mars 2020 rover agrega la capacidad de examinar la composición química y mineral de las rocas a escala microscópica y además tiene la capacidad de recolectar y sellar herméticamente las muestras para llevarlas a la Tierra en un viaje futuro”, explicó Laurie Cantillo, vocera de la NASA.
Para ello, el robot tendrá un taladro de extracción de muestras sobre el brazo y un bastidor de tubos de ensayo.
Cerca de 30 de estos tubos se depositarán en sitios específicos para, potencialmente, traerlos a la Tierra en una futura misión de recuperación de muestras.
Si todo funciona según lo planeado por la NASA, el Mars –que ya se encuentra en la fase C, es decir, diseño final y fabricación– debería comenzar su viaje en el verano de 2020 y llegar al planeta rojo en febrero de 2021.
Por ahora, solo en el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) de la NASA trabajan en el vehículo alrededor 500 personas, pero otras organizaciones también están creando instrumentos y componentes para la misión.
El robot contará con cámaras y un micrófono, gracias a los cuales se podrá ver su descenso y aterrizaje en detalle.
“La información de las cámaras de descenso y el micrófono proporcionarán datos valiosos para ayudar en la planificación de futuros aterrizajes en Marte”, se lee en el sitio de la NASA.
“Nadie nunca ha visto cómo se ve un paracaídas mientras se abre en la atmósfera marciana. Por eso, esto nos dará una invaluable información de ingeniería”, agrega David Gruel, encargado del sistema de vuelo para la misión Mars 2020.
Por otro lado, aunque misiones anteriores han viajado con micrófonos, estos nunca se han usado en la superficie marciana.
“Esta será una gran oportunidad para que el público escuche los sonidos de Marte por primera vez, y también podría proporcionar información técnica útil”, dijo el gerente de proyectos del JPL, Matt Wallace.
Sin embargo, para Isaías Rojas, docente del Departamento de Física de la Universidad Santa María, lo más importante de esta misión es su interés astrofísico.
“Hace tiempo que se habla de vida en Marte, hay posibilidad cierta de que haya existido vida y no se ha descartado que aún exista de manera subterránea. Y esto además tiene que ver con el origen de la Tierra, de donde venimos”.
Publicar un comentario