miércoles, 16 de noviembre de 2016

El polo norte de Saturno ha cambiado de color y los científicos no saben por qué-¿Por qué cambia de color el polo norte de Saturno?

El polo norte de Saturno ha cambiado de color y los científicos no saben por qué
·         Tue, 25/10/2016 - 15:59

Resuelto el caso de su extraño hexágono, el polo norte de Saturno nos regala un nuevo misterio. El famoso vórtice de seis lados, que mide más de 30.000 kilómetros de diámetro, ha cambiado de color. La nave Cassini captó estas fotografías en color natural donde podemos apreciar el fenómeno.
El hexágono era azul cuando Cassini tomó la foto de 2012. En septiembre de 2016, la región del norte de Saturno mostraba un vibrante color dorado. Los científicos todavía no tienen una explicación oficial para el cambio, pero creen puede estar relacionado con las estaciones del gigante gaseoso.
El polo norte de Saturno permaneció en penumbra desde noviembre de 1995 hasta su equinoccio, en agosto de 2009. Durante esa larga noche de invierno, la zona del hexágono quedó libre de aerosoles atmosféricos, compuestos producidos por las reacciones entre la luz solar y la atmósfera. A medida que se acerca el solsticio de verano (mayo de 2017), la luz vuelve a desencadenar la producción de nieblas fotoquímicas en la zona.
Los científicos creen que hay otros efectos, como los cambios en los patrones del viento producidos por el aumento de las temperaturas, que podrían estar influenciando el curioso cambio de color. [NASA]
Fuente: Gizmodo
SG

------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Por qué cambia de color el polo norte de Saturno?
·        
Cambio de color
La región boreal de Saturno ha mutado de color en los últimos cuatro años. Ha pasado del gris azulado al amarillo dorado.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute / Hampton University
1/5
·        
·        








·        
·     ALEC FORSSMANN
25 de octubre de 2016
Compartir en Facebo Compartir en Twi

Los científicos creen que el cambio de color, del azul al amarillo, se debe al ciclo de las estaciones, pues el polo norte se acerca al solsticio de verano

En casi cuatro años, desde noviembre de 2012 hasta septiembre de 2016, la región boreal de Saturno ha mutado de color: del gris azulado al amarillo dorado. Las imágenes han sido tomadas con la cámara gran angular de la nave Cassini, la que captura vistas panorámicas de Saturno y de sus misteriosos anillos. Los astrónomos buscan una explicación...
Llama la atención el impecable hexágono que persiste en el polo norte de Saturno, el segundo planeta más grande del Sistema Solar. Los especialistas creen que es la consecuencia de un flujo turbulento: fluidos rotando a distintas velocidades o caóticamente consiguen formar figuras geométricas. El hexágono mágico mide unos 25.000 kilómetros de un extremo al otro.
Llama la atención el impecable hexágono que persiste en el polo norte de Saturno
Los científicos creen que el cambio de color se debe al ciclo de las estaciones. Saturno pasa del azul al amarillo debido al incremento de bruma fotoquímica que se produce en la atmósfera del polo norte al aproximarse al solsticio de verano, en mayo de 2017. El hexágono, que es una fuerte y estrecha corriente de aire concentrada en el polo norte, podría actuar como barrera, impidiendo la entrada de partículas brumosas producidas en el exterior del mismo.
Durante la noche invernal y polar, entre noviembre de 1995 y agosto de 2009, la atmósfera del polo norte saturniano quedó libre de aerosoles producidos por reacciones fotoquímicas, en las que intervienen la luz solar y la atmósfera. El planeta experimentó un equinoccio en agosto de 2009 y, desde entonces, la atmósfera polar ha ido recibiendo luz solar continua y los aerosoles se han ido produciendo en el interior del hexágono, alrededor del polo norte, de ahí ese aspecto difuso que presenta actualmente.
También podrían intervenir otros factores, por ejemplo los cambios en la circulación atmosférica. El calentamiento solar variable a lo largo de las estaciones probablemente influye en los vientos que azotan las regiones polares, según informó la NASA el pasado viernes.




Publicar un comentario