jueves, 24 de noviembre de 2016

Un océano habitable en Plutón

Un océano habitable en Plutón
Imágenes de la sonda 'New Horizons' sugieren que el planeta alberga tanta agua salada como la Tierra
Otros
Imprimir

http://elpais.com/elpais/2016/11/16/ciencia/1479312084_760939.html#?id_externo_nwl=newsletter_diaria_manana20161117m
El 15 de julio de 2015 la sonda New Horizons hizo historia al sobrevolar Plutón más cerca que nunca. Sus imágenes mostraron por primera la superficie de este planeta enano en las afueras del Sistema Solar, cubierta de volcanes de hielo y con una gran región con forma de corazón. Ahora, dos estudios han analizado el lóbulo izquierdo de esa zona y apuntan a que bajo ella hay un gran océano de agua líquida.
Hace miles de millones de años Plutón chocó contra un cometa de unos 200 kilómetros, 20 veces mayor que el asteroide que acabó con los dinosaurios. El impacto formó un enorme cráter que se fue llenando de hielo. Su acumulación, sumada al efecto gravitatorio de Caronte, la mayor luna de Plutón, acabó desplazando todo el planeta sobre su eje de rotación.
La depresión creada por la colisión, conocida como Sputnik Planitia, “estaba a unos 1.200 kilómetros de su situación actual”, explica James Keane, astrónomo de la Universidad de Arizona y coautor de un estudio publicado hoy en Nature que detalla este fenómeno. La cuenca se fue llenando de hielo de nitrógeno, metano y dióxido de carbono durante millones de años hasta que acabó reorientando a Plutón respecto a su luna, con la que está anclado y siempre se muestran la misma cara.
En el núcleo rocoso del planeta hay suficiente radioactividad como para derretir una capa de hielo de unos 100 kilómetros de grosor
La gran pregunta es de dónde puede salir tanto hielo como para mover un planeta entero, aunque sea enano. “La forma más obvia” es que “hubiera una gran masa de agua bajo el hielo de Sputnik Planitia”, explica Francis Nimmo, de la Universidad de California en Santa Cruz. “En el núcleo rocoso del planeta hay suficiente radioactividad como para derretir una capa de hielo de unos 100 kilómetros de grosor”, resalta. Tras el impacto, el agua fluyó al exterior llenando parte del cráter y desplazando todo el planeta, argumenta el equipo de Nimmo en un segundo estudio en Nature.
El océano de Plutón “está compuesto sobre todo por agua, pero probablemente también contiene amoniaco, que actúa como anticongelante”, por lo que “probablemente” sigue existiendo en la actualidad, señala Nimmo. “Tendría un volumen casi equivalente al de los océanos de la Tierra” y es “potencialmente habitable”, asegura.
Sarcófago de hielo
Es posible que haya vida en ese océano, pero no será fácil demostrarlo. La masa de agua estaría bajo un sarcófago de hielo de unos 150 kilómetros de grosor, mucho más que en las lunas Europa y Encélado, también con océanos habitables, o en los hielos del Ártico y la Antártida. “Si enviásemos una misión orbital, lo que puede llevar bastante tiempo, podríamos confirmar la existencia del océano buscando excesos de masa en Sputnik Planitia o con un radar que traspase la corteza de hielo”, explica.
El equipo de Keane ha basado su estudio en los grandes cañones de hielo que se observan en Plutón. Coincide en que “una de las formas más fáciles” de crear esas enormes grietas es por el empuje  del océano que hay debajo al congelarse y aumentar de volumen, aunque podría haber otras explicaciones. En septiembre, otro equipo de astrónomos sugirió la existencia de este océano basándose en los accidentes geográficos fotografiados por New Horizons y un modelo térmico del interior del planeta.
La sonda de la NASA ha dejado atrás Plutón y se adentra ahora en el cinturón de Kuiper, compuesto por una miríada de pequeños mundos helados. “Probablemente otros objetos de tamaño similar a Plutón en el cinturón de Kuiper tengan estos océanos subterráneos”, señala Nimmo. Se espera que New Horizons alcance el primero de esos cuerpos en 2019.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Plutón esconde un océano habitable

Lectura: 2 minutos

Compartido 5480 veces
Compartir
Dos investigaciones publicadas en la revista Nature revelan que Plutón no es solo una bola congelada: alberga un océano líquido.
Las últimas imágenes de la nave espacial de la NASA New Horizons han permitido concluir que Plutón podría esconder, bajo una capa helada, un océano subterráneo espeso y frío, compuesto de una especie de escarcha o aguanieve. El descubrimiento ha sido publicado en la revista Nature y lanza directamente a este planeta enano a la lista de cuerpos celestes candidatos a contar con un mar en su interior (y a albergar vida).
El planeta enano tiene características geológicas muy particulares. Su superficie tiene fracturas y una región en concreto, siempre nos ha llamado la atención: una brillante zona que se hizo famosa por su curiosa y llamativa forma de corazón. Profundizando aún más en este territorio, concretamente en la Sputnik Planitia que tiene 1.000 kilómetros de diámetro, los científicos han descubierto que justo ahí debajo de la llanura, tras una capa helada, puede haber un océano líquido un tanto viscoso y muy frío (la temperatura media de Plutón es de -230º C).
Los investigadores (de la Universidad de California en Santa Cruz y del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona (EE.UU.)) querían averiguar por qué esta zona estaba situada cerca del ecuador del planeta enano. La explicación es que la colisión de un objeto en el pasado dejó un cráter cuyo hueco se rellenó con hielo de nitrógeno y, probablemente, agua en estado líquido que, finalmente, formaría un océano subterráneo, modificando la masa total del planeta hasta hacerlo rotar y colocarlo en su posición habitual, de tal manera que la llanura con forma de corazón siempre está de espaldas a la luna Caronte. Y es que la planicie Sputnik estaba extremadamente bien alineada con el eje de mareas de Plutón. Esta es la explicación.
Plutón está casi 40 veces más lejos del Sol que la Tierra y su órbita es de 248 años terrestres
Según los cálculos que integran tanto el tamaño de este mundo helado en el extremo del sistema solar como su flujo de calor interior (temperaturas, presiones...), dicho océano estaría semi-derretido, como si de un gigantesco granizado se tratara. Además, es posible que el océano contenga amoníaco, “un buen anticongelante”, afirman los expertos.
La sonda New Horizons, responsable de este estudio, se encuentra ahora viajando hacia un nuevo objeto en el cinturón de Kuiper llamado 2014 MU69, cuyo encuentro está previsto para el 1 de enero de 2019.

http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/pluton-esconde-un-oceano-habitable-581479373781?utm_source=Cheetah&utm_medium=email_MUY&utm_campaign=161118_Newsletter


-------------------------------------------------------------------------------------
Plutón tiene un océano subterráneo, posiblemente cubierto de hielo semi-derretido
Reuters 20 de noviembre de 2016
Ver fotos


Un grupo de científicos hallaron pruebas de que el pequeño y distante Plutón tiene un océano oculto debajo de la superficie congelada de su llanura central que contiene tanta agua como los océanos de la Tierra. En la imagen, una vista de Pluto desde la nave New Horizons de la NASA. 14 de julio 2015. REUTERS/NASA/Handout via Reuters
Más
HOUSTON (Reuters) - Un grupo de científicos hallaron pruebas de que el pequeño y distante Plutón tiene un océano oculto debajo de la superficie congelada de su llanura central que contiene tanta agua como los océanos de la Tierra.
El descubrimiento, divulgado esta semana en dos investigaciones en la revista especializada Nature, suma a Plutón a una creciente lista de mundos en el Sistema Solar que se cree que tiene océanos subterráneos, entre ellos algunos que tendrían el potencial de ser hábitats para la vida.
El océano de Plutón, que seguramente está cubierto por hielo semi-derretido, se ubica a unos 150 a 200 kilómetros debajo de la superficie congelada del planeta y tiene una profundidad de unos 100 kilómetros, dijo el astrónomo Francis Nimmo de la Universidad de California, en Santa Cruz, en una entrevista.
Con su océano cubierto por tanto hielo, Plutón no es un candidato para la vida, añadió el astrónomo Richard Binzel, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, otro de los investigadores. Pero añadió que "uno es cuidadoso de nunca decir la palabra imposible".
El hallazgo se hizo a través de un análisis de imágenes y datos recogidos por la nave de la NASA New Horizons, que sobrevoló Plutón y sus lunas en julio del 2015. "Nos muestra que la naturaleza es más creativa de lo que podemos imaginar, y esa es la razón por la que exploramos", dijo Binzel. "Vemos lo que la naturaleza es capaz de hacer", agregó.
Pese a ubicarse 40 veces más lejos del Sol que la Tierra, Plutón aún tiene suficiente radiactividad tras su formación, hace unos 4.600 millones de años, como para mantener el agua en estado líquido.

----------------------------------------------------------------------------------------

Plutón, el planeta pródigo
Degradado hace 10 años a la condición de planeta enano, puede contener más agua que la mismísima Tierra que lo degradó
Otros
Imprimir


Imagen en color retocado de Plutón.  NASA
La verdad es que tendría gracia que, después de todo, hubiera vida en Plutón. El objeto celeste que los de mi edad estudiamos en el colegio como el noveno planeta del Sistema Solar ha sufrido gran penalidad y humillación en los últimos tiempos, hasta el extremo de que, en 2006, fue privado del pasaporte solariego, o al menos degradado a la infamante categoría de planeta enano, un hermano menor y bastardo al que ya no reconocíamos como uno de los nuestros. Y resulta ahora que, o mucho se equivocan los científicos planetarios, o Plutón tiene tanta agua como el que más en nuestro sistema, incluida nuestra vieja, querida y maltratada Tierra. Léelo en Materia.
No es ya que pudiera haber agua en el pasado remoto, sino que la haya a raudales en el mismísimo presente
Sí, tendría gracia que, al final, cuando la curiosidad o la necesidad nos lleven a colonizar otro planeta, el elegido no sea el que hasta ahora hemos considerado el más evidente por más cercano y similar, que es Marte, sino el extravagante, lejanísimo y degradado Plutón. Por la sencilla razón de que allá lejos no es ya que pudiera haber agua en el pasado remoto, sino que la haya a raudales en el mismísimo presente. Ni siquiera es imposible, vistos los nuevos datos, que exista algún tipo primitivo de vida en el planeta enano, puesto que, debido a la radiactividad de su núcleo y al efecto anticongelante de su amoníaco, el agua de Plutón puede ser tan líquida como la que sale de nuestro grifo, y como la que tal vez vio nacer a la bacteria más primitiva de nuestro planeta, allí abajo en las profundidades oceánicas por donde emergen del infierno los vapores volcánicos necesarios para hacerla evolucionar. Tendría gracia.
Con todo, lo cierto es que la degradación de Plutón estuvo muy bien fundamentada hace diez años. No es solo que la luz tarde más de cinco horas en viajar hasta allá desde la Tierra, lo que convertiría un intercambio de whatsapps en un verdadero tormento, ni que desde allí el Sol parezca solo una estrella más en el infinito cielo nocturno. Es que el descubrimiento de Plutón se debió más a una chapuza que a un verdadero avance astronómico. Como diría Gila, a Plutón lo descubrieron mal.
A finales del siglo XIX, unos astrónomos informaron de unas extrañas perturbaciones en la órbita de Neptuno, el planeta más exterior del Sistema Solar, y eso llevó a otros físicos a predecir la existencia de otro planeta más exterior aún, cuya atracción gravitatoria sobre Neptuno explicaría las anomalías. El astrónomo amateur Percival Lowell, famoso por haber descubierto poco antes los canales de Marte (que no existen), financió y promovió su búsqueda con tal celo y billetera que el pobre planeta no pudo evitar aparecer en 1930. Solo después se supo que las anomalías de la órbita de Neptuno que habían llevado a su predicción no eran más que un error de observación. En los dos miles, el astrónomo norteamericano Michael Brown descubrió otros dos plutones, uno de ellos mayor que el original, y predijo la existencia de otros 40 o 50. De ahí que los organismos internacionales degradaran a Plutón en 2006.
Aunque, bien mirado, esto nos puede ofrecer no uno, sino 50 nuevos mundos que habitar en el futuro. Hay esperanza en los márgenes del sistema.
* LA CIENCIA DE LA SEMANA es un espacio en el que Javier Sampedro analiza la actualidad científica. Suscríbete a la newsletter de Materia y lo recibirás cada sábado en tu correo, junto con una selección de nuestras mejores noticias de la semana.
-------------------------------------------------------------------------------------------
El corazón de Plutón esconde un océano de escarcha
·         Thu, 17/11/2016 - 15:16


La idea de que el planeta enano tenga un mar en su interior no es nueva, pero las dos investigaciones independientes que este miércoles publica la revista «Nature» son las más detalladas hasta el momento y pueden ofrecer una explicación convincente a un enigma sobre ese mundo helado en el extremo del Sistema Solar que desconcierta a los astrónomos desde hace décadas.
Después de un largo viaje de nueve años, el 14 de julio de 2015 la New Horizons, una nave espacial de la NASA del tamaño de un piano, llegaba a Plutón para pasar los siguientes tres meses observando su superficie antes de continuar hacia el cinturón de Kuiper. Durante el sobrevuelo, la sonda observó una brillante región en la superficie del planeta enano que pronto se hizo famosa por su curiosa y llamativa forma de corazón. Pero la nave se centró en una zona en particular, lo que viene a ser el «ventrículo» izquierdo, una planicie de 1.000 km de diámetro llamada Sputnik. Resulta que justo ahí debajo, escondido bajo una capa helada, puede haber un océano líquido viscoso, espeso y frío, compuesto de una especie de escarcha o aguanieve.
La idea de que el planeta enano tenga un mar en su interior no es nueva, pero las dos investigaciones independientes que este miércoles publica la revista «Nature» son las más detalladas hasta el momento y pueden ofrecer una explicación convincente a un enigma sobre ese mundo helado en el extremo del Sistema Solar que desconcierta a los astrónomos desde hace décadas. La planicie Sputnik está sospechosamente bien alineada con el eje de mareas de Plutón. La probabilidad de que esto ocurra por mera coincidencia es solo del 5%, por lo que algo, una gran masa hasta ahora desconocida, tiene que interactuar con las fuerzas de marea entre el planeta enano y su luna Caronte para reorientarlo, poniendo la planicie justo en el lado contrario a la cara que da al satélite.
La planicie Sputnik «es un gran agujero elíptico en el suelo, por lo que el peso adicional debe de estar escondido en algún lugar debajo de la superficie. Y un océano es la forma natural de conseguir eso», explica Francis Nimmo, profesor de ciencias terrestres y planetarias en la Universidad de California en Santa Cruz y principal autor de uno de los estudios.
La cuenca masiva también parece extremadamente brillante en relación con el resto del planeta, y la razón, según sugieren los datos de la New Horizons, es que está llena de nitrógeno congelado. Ese nitrógeno puede estar en constante renovación como resultado de un punto débil en la parte inferior de la cuenca, que puede dejar salir el calor a través del interior del planeta enano, calentando el hielo.
La existencia de ese punto débil sugiere que la corteza de Plutón, sobre todo en esta región, debe de ser muy delgada. Si un gigantesco impacto creó la cuenca, también pudo haber provocado que cualquier material debajo de la superficie empujara la fina corteza hacia el exterior, creando una «anomalía gravitatoria positiva», o una gruesa y pesada masa que habría ayudado a alinear la región relativa a Caronte.
Pero, ¿qué tipo de material crearía suficiente peso gravitacional para reorientar el planeta en relación con su luna? A partir de los cálculos que comprenden el tamaño de Plutón y su flujo de calor interior, los investigadores encontraron que por debajo de la planicie Sputnik, a esas temperaturas y presiones, puede haber un océano semi-derretido, parecido a un gigantesco granizado.
En el ecuador
Además de estar alineado con Caronte, el corazón de Plutón se encuentra casi exactamente en el ecuador, lo que puede haber ayudado a la región a mantener su alineación bloqueada firmemente en su lugar, objetivo al que también contribuyó que la capa de hielo haya persistido durante millones de años. Plutón está casi 40 veces más lejos del Sol que la Tierra, y le lleva 248 años terrestres completar el suyo propio. En las latitudes más bajas, cerca del ecuador, las temperaturas son casi de -204ºC, lo suficientemente frías como para convertir el nitrógeno en un sólido congelado.
James Keane, del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona y autor principal del segundo estudio que aparece en «Nature», explica que el nitrógeno congelado ha tirado de todo el planeta, como una peonza con un chicle pegado, en un proceso llamado desplazamiento polar. Los planetas giran de manera que minimicen su energía, de forma que tienden a colocar cualquier masa extra cerca del ecuador, y su déficit en los polos. Por ejemplo, si un volcán gigante creciera en Los Ángeles, la Tierra se reorientaría para situar a la ciudad californiana en el ecuador.
Hay otros objetos en el cinturón de Kuiper que son similares a Plutón en tamaño y densidad, por lo que no sería raro que también albergaran océanos bajo la superficie. «Pueden ser igualmente interesantes, no sólo bolas de nieve congelada», asegura Nimmo.
Fuente: ABC
AJV
--------------------------------------------------------------------------------------------------
17 NOV 2016 - 11:00 PM
El misterioso océano subterráneo de Plutón
Dos estudios publicados este miércoles por la revista Nature muestran cómo la superficie de Plutón podría haber sido marcada hace miles de millones de años, al chocar contra un cometa de unos 200 kilómetros, 20 veces más grande que el asteroide que acabó con los dinosaurios.
Por: Redacción Ciencia
<iframe src="http://nota.elespectador.com/nodes/articulo/2016/11/n-666013.html" width="100%" height="300" scrolling="no" frameborder="0"></iframe>
-------------------------------------------------------------------------------------
Plutón esconde un océano con tanta agua como todos los mares de la Tierra

https://youtu.be/REfDjFxQUEU
-------------------------------------------------------------------------
Descubren un Gran Océano en PLUTÓN
https://youtu.be/PXsw3IwiTw4




Publicar un comentario