jueves, 15 de diciembre de 2016

ASTRO-NOTICIAS 15-12-16


Calendario de la Imagen Astronómica del Día.
           Ya está disponible la versión imprimible del calendario de la página APOD 2017. Puedes descargarlo en el enlace:


Van 16 Descubrimientos Preliminares para Venezuela en la Campaña Internacional de Búsqueda de Asteroides.
09 de diciembre de 2016.  
En la última actualización de la página que refiere los descubrimientos de asteroides de la actual campaña Internacional de Búsqueda de Asteroides del IASC, en la cual participa Venezuela (All Venezuela Asteroid Search Campaign), los equipos (15) de nuestro país, formados y coordinados por la Asociación Larense de Astronomía (ALDA), acumulan 16 descubrimientos preliminares.
La Colaboración en la Búsqueda Astronómica Internacional o International Astronomical Search Collaboration (IASC) en inglés, es un programa de carácter educativo y científico que provee datos de gran calidad astronómica para su análisis a equipos participantes alrededor del mundo, brindándoles la oportunidad de colaborar con su trabajo en la optimización de elementos orbitales de asteroides existentes y en el descubrimiento de nuevos asteroides del cinturón principal, mediante la reducción de datos astrométricos y mediciones realizadas sobre paquetes de imágenes tomadas por los telescopios del programa PanSTARRS, ubicados en el Observatorio Astronómico del Monte Haleakala, Maui, en Hawaii, EE.UU.
Derechos de autor sobre la imagen: International Astronomical Search Collaboration (IASC). Harding Simmons University.
Más información en:
http://pan-starrs.ifa.hawaii.edu/public/


El núcleo abultado de Saturno implica que las lunas son más jóvenes de lo que se pensaba.
09 de diciembre de 2016.
Datos recién conseguidos de la misión Cassini (NASA) revelan que el núcleo protuberante de Saturno y las retorcidas fuerzas gravitacionales ofrecen pistas sobre las edades de las lunas del planeta. Ahora los astrónomos piensan que las lunas del planeta anillado son más jóvenes de lo que se pensaba.
Lunas Dione y Tetis de Saturno. Tomada por la sonda Cassini el 23 de marzo de 2010.
Crédito: NASA/JPL.
El equipo de investigadores ha medido el número de Love de Saturno (la rigidez del planeta) por primera vez y ha confirmado que las lunas se alejan de él a un ritmo mayor de lo esperado.
La mayoría de las lunas, incluyendo la de la Tierra, se alejan de su planeta progenitor. Utilizando imágenes fotográficas en negativos de cristal centenarios y observaciones de la nave espacial Cassini, el grupo midió el número de Love (que toma su nombre de Augustus Love, un famoso matemático británico que estudió la elasticidad) que describe la rigidez de las deformaciones por mareas y el factor de disipación, que controla la velocidad a la que se alejan las lunas.
Aunque Saturno es principalmente un gigantesco envoltorio de hidrógeno y helio líquidos contiene un núcleo rocoso (de unas 18 veces el tamaño de la Tierra), que responde deformándose a las fuerzas de marea de las mayores lunas de Saturno. Las fuerzas del núcleo deformado, a su vez, empujan las lunas alejándolas ligeramente. "Estos dos parámetros - el número de Love y el factor de disipación - son difíciles de separar", explica Tajeddine. Así que los astrónomos detectaron y examinaron las órbitas de cuatro lunas diminutas asociadas con las lunas mayores Tetis (Telesto y Calipso) y Dione (Helena y Pollux). Aunque estas lunas diminutas no afectan a las fuerzas de marea de Saturno sus órbitas sí son perturbadas por las deformaciones por marea del núcleo.
"Monitoreando estas perturbaciones conseguimos obtener la primera medida del número de Love de Saturno y distinguirlo del factor de disipación del planeta", comenta Tajeddine. "Las lunas están migrando mucho más rápido de lo esperado". Así que si las lunas se formaron realmente hace 4500 millones de años, sus distancias actuales del planeta progenitor deberían de ser mayores. Por tanto, la nueva investigación sugiere que las lunas tienen menos de 4500 millones de años de edad, apoyando la teoría de que se formaron a partir de los anillos de Saturno.
Más información en:


Muere John Glenn, el primer astronauta estadounidense en orbitar la Tierra.
08 de diciembre de 2016.

John Glenn, conocido como el primer astronauta estadounidense en orbitar la Tierra, falleció este jueves 8 de diciembre a sus 95 años en el Hospital Oncológico James en Columbus, donde estuvo hospitalizado más de una semana, dijo Hank Wilson, director de comunicaciones en la Escuela John Glenn de Asuntos Públicos.
En febrero de 1962, John Glenn se convirtió en el primer astronauta estadounidense en orbitar alrededor de la Tierra, a bordo de la cápsula Friendship 7 Mercury, uniéndose al soviético Yuri Gagarin, que había logrado la hazaña 10 meses antes.
Antes de su hazaña, le habían precedido las naves Freedom 7, que llevó a bordo a Alan Shepard el 5 de mayo de 1961 y la Liberty Bell 7, pilotada por Virgil Grissom el 29 de julio de 1961; pero ambas sólo habían realizado un vuelo suborbital sin completar la órbita alrededor de la Tierra. El vuelo de John Glenn fue el verdadero primer paso hacia la exploración humana del espacio realizada por los Estados Unidos.
Glenn nació el 18 de julio de 1921, en Cambridge, Ohio. Allí creció y obtuvo sus primeros títulos, sin imaginarse que más adelante llegaría -literalmente- muy alto. Desde temprana edad, dejó aflorar su pasión por las ciencias y la ingeniería, tanto así que cada vez que lograba una especialidad o un doctorado se graduaba con honores. Más adelante también sobresalió en la milicia estadounidense. Participó en la Segunda Guerra Mundial y en la guerra de Corea, entre otras muchas misiones. Cada vez que piloteaba un avión o encabezaba una batalla, agregaba una medalla más a su colección de éxitos.
En junio de 1957 logró romper el récord transcontinental a la velocidad supersónica. Hizo el recorrido de Los Ángeles a New York en tres horas y 23 minutos. Aunque con ello sobresalió aún más, la antesala de la gloria llegó en 1959, en el momento en que la NASA le abrió las puertas. Tres años después, como ya se mencionó, en febrero de 1962, el nombre de John Glenn entró a formar parte de la historia estadounidense, al orbitar nuestro planeta. Glenn dio tres vueltas alrededor de la Tierra y alcanzó una distancia máxima de la superficie de nuestro planeta de 262 km. y una mínima de 161 km. Durante el vuelo, que duró un total de 4 horas y 55 minutos, se produjeron varias situaciones de emergencia que hicieron temer por el resultado de la misión, tales como el bloqueo de uno de los cohetes para el control de la trayectoria, lo que obligó a Glenn a pilotar manualmente, o la iluminación del indicador que señalaba la expulsión del escudo térmico, que de haber sido cierta, habría incendiado la cabina al retornar a la atmósfera por las altas temperaturas de fricción. Por fortuna la operación concluyó con una zambullida en el océano y la nave fue rescatada por la flota americana que la estaba esperando.
Después de su carrera como astronauta fue senador por el Partido Demócrata en el Congreso de EE. UU., entre 1974 y 1999, año en el que recibió el Premio Príncipe de Asturias a la cooperación.
A sus 77 años, regresó al espacio abordo del transbordador espacial Discovery, un 29 de octubre de 1998. Permaneció nueve días en compañía de otros seis astronautas.
La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) lamentó la partida del senador, a quien calificaron como un "héroe americano verdadero". Por su parte, la Marina de Estados Unidos manifestó que hoy "perdieron a una leyenda". El gobernador de Ohio, el republicano John Kasich, cuando informó del deceso a través de un breve comunicado en la red social Twitter, escribió "John Glenn es, y siempre será, el héroe de la ciudad natal de Ohio, y su muerte hoy es una ocasión para que todos nos entristezcamos".
Más información en:


La supernova que promovió la formación de nuestro sistema solar.
07 de diciembre de 2016.   

Modelo generado por supercomputadora de una supernova de baja masa. (Imagen: Bernhard Mueller, MNRAS 453, 287-310 (2015))
 Una investigación internacional, está utilizando nuevos modelos digitales y evidencias procedentes de meteoritos para demostrar que una supernova de baja masa desencadenó la formación de nuestro sistema solar.
 Hace unos 4.600 millones de años, una nube de gas y polvo experimentó una perturbación, generada por una influencia exterior de una supernova, que condujo al colapso gravitatorio de dicha nube y provocó la creación de una protoestrella, que se convertiría en el Sol, y que poseía un disco a su alrededor, donde se formaron los planetas.
  El equipo de Yong-Zhong Qian, de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, y Alexander Heger, de la Universidad Monash en Australia, decidieron centrarse en unos núcleos atómicos radiactivos de corta vida, que solo estuvieron presentes en nuestro sistema solar de manera natural durante la infancia de este.
 Debido a sus cortas vidas, estos núcleos solo podrían haber procedido de la supernova que desencadenó el proceso. Sus abundancias en el sistema solar temprano se han inferido a partir de sus productos de desintegración característicos, hallados en meteoritos.
  Las "huellas" encontradas en el nuevo estudio señalan claramente a una supernova de baja masa como el objeto detonante del colapso de la nube.
 Además de explicar la abundancia de berilio-10, este modelo de la supernova de baja masa también explica la presencia de los núcleos de corta vida calcio-41, paladio-107 y algunos otros encontrados en meteoritos.
Más información en:


Naciones Unidas proclama el Día Internacional del Asteroide.
07 de diciembre de 2016.
Los fundadores del “Día del Asteroide” han anunciado que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha reconocido oficialmente el día 30 de junio como el “Día Internacional del Asteroide” para conmemorar la fecha del evento de Tunguska, en Siberia, Rusia, cuando en el año de 1908, ocurrió el impacto contra un objeto celeste que devastó grandes extensiones de terreno en esa apartada zona de la geografía planetaria.
Los organizadores de la iniciativa, Brian May, Danica Remy, Grig Richter y Rusty Schweickart expresaron sentirse orgullosos del reconocimiento de la ONU para crear conciencia sobre la amenaza de asteroides y la oportunidad para la especie humana a unirse en torno a un único objetivo: proteger nuestro planeta de los impactos de asteroides. Los cofundadores declararon que "Los impactos de asteroides son el único desastre natural que sabemos cómo prevenir si nosotros, tripulantes de la nave espacial Tierra, trabajamos juntos hacia una solución global".
Más información en:


Nuevas evidencias de un antiguo planeta Marte húmedo y cálido.
06 de diciembre de 2016.
Un estudio reciente de las sondas Mars Express y Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA proporcionan nueva evidencia de un cálido planeta Marte en la antigüedad. El planeta fue sede de reservorios de agua en lapsos geológicamente largos, lo que sin dudas tuvo consecuencias importantes para la habitabilidad y la posibilidad de la vida pasada en Marte.

Cuenca de Hellas en Marte.
Crédito: MOLA Science Team
Aunque los científicos están convencidos que el agua fluyó en Marte, la naturaleza y la cronología de cómo y cuándo lo hizo es una importante pregunta abierta dentro de la ciencia planetaria.
Los resultados siguen un análisis de una región de terreno relativamente suave, llamado llanuras entre cráteres, al norte de la cuenca de Hellas. Con un diámetro de 2.300 km, la Cuenca Hellas es uno de los mayores cráteres de impacto identificados, tanto en Marte y dentro del sistema solar, y se cree que se formó hace unos 4 millones de años.
Más información en:


Cassini remite primeras imágenes en su nueva órbita.
06 de diciembre de 2016.

La nave espacial Cassini de la NASA ha enviado a la Tierra su primera vista de la atmósfera de Saturno desde el inicio de la última fase de su misión. Las nuevas imágenes muestran escenas del hemisferio norte de Saturno, incluyendo corriente en chorro en forma de intrigante hexágono del planeta.
Cassini comenzó su nueva fase de la misión, denominada “órbitas rasante de los anillos”, el pasado 30 de noviembre. Cada una de estas órbitas de una semana - 20 en total - lleva la nave espacial por encima hemisferio norte de Saturno antes de enviarlo a rozar los bordes exteriores de los anillos principales.
Las cámaras de imagen de Cassini adquirieron estas imágenes, el 2 y 3 de diciembre, dos días antes de la primera aproximación al anillo. Pases futuros incluirán imágenes de enfoque cada vez más cerca, incluyendo algunas bastantes próximas del sistema de anillos.
"Esto es, el principio del fin de nuestra histórica exploración de Saturno. Recordaremos haber vivido esta audaz y atrevida misión, alrededor del más magnífico planeta del sistema solar", dijo Carolyn Porco, del equipo científico del Instituto de Ciencias Espaciales, Boulder, Colorado.
El siguiente pase por los bordes exteriores de los anillos está previsto para el 11 de diciembre. Las órbitas con vuelos rasantes a los anillos continuarán hasta el 22 de abril, cuando el último sobrevuelo cercano de la luna Titán de Saturno. Con ese encuentro, Cassini comenzará su gran final, saltando por encima de los anillos y precipitándose al planeta el 26 de abril de 2017.
Más información en:


Confirmados 4 nuevos elementos en la Tabla Periódica.
05 de diciembre de 2016.
El pasado mes de junio los equipos de químicos que habían descubierto los elementos 113, 115, 117 y 118 de la tabla periódica solicitaron a la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) que se denominaran –en inglés– nihonium, moscovium, tennessine y oganesson.
Imagen: Los nuevos elementos y su posición en la Tabla Periódica.
Tras el plazo de cinco meses establecido para las alegaciones, este 28 de noviembre la IUPAC ha aprobado oficialmente los nombres de estos cuatro elementos y sus correspondientes abreviaturas de dos letras: Nh, Mc, Ts y Og. En español serían nihonio, moscovio, téneso y oganesón.
Para la elección de estos nombres, y siguiendo la tradición de elegir términos geográficos o referidos a científicos, se ha optado por denominar tres elementos en honor a Japón, Moscú y Tennessee, y un cuarto en homenaje a un investigador ruso.
La palabra nihonio, descubierto por investigadores japoneses del RIKEN Nishina Center for Accelerator-Based Science, significa "la tierra del sol naciente". Se trata del primer elemento químico hallado y bautizado desde Asia. Este equipo, dirigido por el profesor Kosuke Morita, confía en que el hallazgo también sirva para recuperar la esperanza tras el desastre nuclear de Fukushima.
Los elementos 113, 115, 117 y 118 se llamaron provisionalmente ununtrium, ununpentium, ununseptium y ununoctium, pero ya tienen nombre oficial: nihonio, moscovio, téneso y oganesón.
Por su parte, el moscovio y el téneso son propuestas conjuntas de sus descubridores en el Instituto para la Investigación Nuclear en Dubna (Rusia) y diversos centros de Estados Unidos: el Laboratorio Nacional Oak Ridge, la Universidad Vanderbilt en Tennessee y el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore en California.
Finalmente, la denominación del elemento oganesón subraya la labor del físico ruso Yuri Oganessian (nacido en 1933).  Entre sus muchos logros, destacan el descubrimiento de elementos superpesados y sus evidencias experimentales de la denominada ‘isla de estabilidad’.
Más información en:


La española que construye para la NASA el telescopio que sustituirá al Hubble.
04 de diciembre de 2016.
Begoña Vila Costas, Astrofísica en Goddard Space Flight Center (NASA), nos sumerge en su visión del espacio. Nos lo muestra como si fuese tan fácil mirar a través de un viaje en el tiempo, solo basta con mirar, nos dice Begoña Vila, “mirar más y más atrás cada vez”. Parece sencillo, pero el grado de simplificación es extremadamente alto para todos aquellos quienes no poseemos su capacidad y brillantez intelectual y científica.
 Para conseguir mirar más atrás la NASA ha puesto en manos de esta astrofísica gallega un presupuesto de 9.500 millones de euros y un equipo de mil personas. Desde este punto ahora no creemos que sea tan sencillo el mirar hacia atrás. La herramienta para conseguirlo es un súper telescopio que será puesto en órbita dentro de algunos meses (en octubre de 2018), el James Webb. Este telescopio espacial, será el sustituto del Hubble que lleva 26 años en servicio.
 El James Webb cuenta con la nada desdeñable ventaja de estar un millón y medio de kilómetros por encima de nuestras cabezas. Orbitar a tanta distancia de la Tierra tiene ventajas para el trabajo que desarrollará, pero un inconveniente muy delicado: si alguno de los múltiples elementos que lo conforman falla, al contrario de lo que ha sucedido con el Hubble, el James Webb no podrá ser reparado.
Los más de 9.000 millones de euros habrán sido arrojados al sumidero del espacio. Begoña Vila asume el riesgo con la naturalidad de quien está completamente segura de la eficacia de su trabajo. No imagina que pueda cometerse un error, aunque seguro que los seis meses que pasarán desde que el telescopio sea lanzado hasta que se despliegue y comience a enviar señales se le harán muy largos.
                 ¿Y qué es lo verá allá arriba? Información que nos dará respuestas. Solo vemos el 10%” de lo que está en el espacio, pero este telescopio nos brindará la posibilidad de observar esa parte del universo hasta ahora desconocida y acercarnos al Big Bang. Lo que no se ha visto, no se sabe cómo es, solo vamos a empezar a buscar y a descubrir.
Más información en:


Publicar un comentario