miércoles, 14 de diciembre de 2016

Descubren 'arañas' en el polo sur de Marte-El origen de las misteriosas “arañas” gigantes de Marte

Descubren 'arañas' en el polo sur de Marte
Un proyecto de ciencia ciudadana ayuda a localizar depósitos de gas congelado en el planeta rojo.

Alrededor de 10.000 voluntarios involucrados en el análisis del enorme volumen de imágenes proporcionadas por Mars Reconnaissance Orbiter, un satélite de la NASA, han descubierto que el polo sur de marte acumula reservas heladas de dióxido de carbono, según ha informado el portal Phys.org.

Las personas responsables del estudio trabajan en el sitio web Planet Four: Terrains y han presentado los resultados durante una reunión internacional que se ha celebrado este jueves en Pasadena (California, Estados Unidos).

Primero, los voluntarios lograron identificar 20 regiones que, potencialmente, podrían contar con depósitos estacionales de dióxido de carbono. Después, la NASA empleó la cámara de alta resolución HiRISE de la sonda de reconocimiento de Marte para examinar esos lugares y descubrió las denominadas 'arañas', un tipo de terreno compuesto por múltiples canales que convergen en un punto cuyo aspecto recuerda a las patas de ese animal.

Los investigadores estadounidenses explicaron que el aspecto del terreno se debe al derretimiento de la capa inferior de hielo calentada por el suelo marciano, un proceso que provoca que el gas huya hacia la superficie y cree esas formas insólitas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



El origen de las misteriosas “arañas” gigantes de Marte
·         Thu, 22/12/2016 - 08:35

Las «arañas» varían en tamaño desde decenas a cientos de metros. Múltiples canales convergen normalmente en un pozo central, lo que le da una semejanza a las piernas y el cuerpo de un arácnido de tamaño descomunal.
Las «arañas» de Marte, además del nombre del grupo que acompañaba al genial David Bowie en los años 70, son unas increíbles formaciones que aparecen en el polo sur del Planeta rojo. Se trata de unos gigantescos canales con forma radial (de ahí el nombre de arañas) que pueden medir hasta cientos de metros y están ordenados en filas. No hay nada en la Tierra que se le parezca. Los científicos ya los habían detectado antes, pero nunca hasta ahora habían conseguido ver su proceso de formación. El Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO) de la NASA ha seguido durante varios años marcianos, de primavera a primavera (un año marciano dura alrededor de 1,9 años terrestres), el desarrollo de los canales a partir de unas depresiones que crecen y se ramifican, las versiones infantiles de las futuras «arañas».
Las «arañas» varían en tamaño desde decenas a cientos de metros. Múltiples canales convergen normalmente en un pozo central, lo que le da una semejanza a las piernas y el cuerpo de un arácnido de tamaño descomunal. Durante la última década, los investigadores han intentado en vano con la cámara HiRISE de alta resolución de la sonda ver los cambios en ellas de año en año.
«Hemos visto por primera vez estas formaciones más pequeñas que sobreviven y se extienden de un año a otro, y así es como empiezan las arañas más grandes», dice Ganna Portyankina, de la Universidad de Colorado, Boulder (EE.UU.). «Están en zonas de dunas de arena, por lo que no sabemos si van a seguir creciendo o van a desaparecer bajo la arena en movimiento», explica.
El efecto de las dunas

Las dunas parecen ser un factor en la formación de las «arañas» bebé, pero también pueden evitar que persistan a través de los siglos necesarios para convertirse en «arañas» a gran escala. La cantidad de erosión necesaria para esculpir una «araña» típica requeriría más de mil años de Marte. Lo explican Portyankina y su equipo en un artículo reciente en la revista «Icarus».
«Gran parte de Marte se parece a Utah si se despojara de toda la vegetación, pero las "arañas" son una forma de relieve única marciana», señala Candice Hansen, del Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson, Arizona, y coautor del informe.
El hielo de dióxido de carbono, más conocido como «hielo seco», no se produce de forma natural en la Tierra. Sin embargo, en Marte, capas de este hielo cubren el suelo durante el invierno en zonas cercanas a los polos, incluidas las regiones del polo sur con terrenos de «arañas». Con la primavera, la capa de hielo se erosiona formando esas fascinantes grietas en la superficie.
Esta explicación ha sido bien aceptada, pero en realidad ver un proceso de erosión del suelo, que eventualmente podrían producir las formas de «araña», ha resultado difícil de alcanzar, según informan desde la NASA. Y la arena es clave, porque la formación de una «araña» puede requerir un suelo lo suficientemente suave para ser tallado, pero no tan flojo que se vuelvan a llenar los canales, como ocurre en el norte del planeta. La nueva investigación arroja luz sobre cómo el dióxido de carbono produce en Marte formas sobrenaturales.
Fuente: ABC
AJV


Publicar un comentario