lunes, 9 de enero de 2017

Cosmo Noticias 09-01-17

Cosmo Noticias






Posted: 08 Jan 2017 01:33 PM PST

El profesor Larry Molnar de la Universidad Calvin, junto a sus estudiantes y otros colegas (Karen Kinemuchi, del Observatorio de Apache Point; y Henry Kobulnicky, de la Universidad de Wyoming) han vaticinado un importante cambio en el cielo nocturno que será visible a simple vista. El pasado 6 de enero, Molnar impartió una conferencia en la que explicó cómo llegó a esta conclusión a lo largo del año 2015.
"Hay una posibilidad entre un millón para predecir una explosión", dijo Molnar.
La predicción de Molnar es que las componentes de una estrella binaria se acabarán fusionando y explotando como una supernova en el año 2022. En ese instante, la estrella aumentará su brillo diez mil veces lo que la convertirá durante un tiempo en la estrella más brillante del cielo. La estrella será visible en la constelación del Cisne y provocará un cambio de apariencia en el conocido grupo de estrellas.

Esta investigación ha llamado la atención de Sam Smartt. Este profesor de ciencias está produciendo un documental sobre la naturaleza de este descubrimiento. El trailer se puede ver ya en YouTube.
Una pregunta que conduce a la exploración.
Molnar comenzó a explorar la estrella  conocida como KIC 9832227 en el año 2013. Ese año, la astrónoma Karen Kinemuchi presentó su estudio de los cambios de brillo de la estrella, que concluyó con una pregunta: ¿Es pulsante o es binaria? Entonces, el asistente de investigación de Molnar, Daniel Van Noord, se tomó la pregunta como un desafío personal e hizo observaciones de la estrella.


Geometría de una binaria de contacto. Crédito: Molnar
El análisis de los datos llevó a la conclusión de que se trataba de una estrella binaria de contacto, es decir de dos astros que están tan juntos que comparten una atmósfera común. A partir de ahí, se determinó el periodo orbital gracias a la información aportada por el telescopio Kepler y se llegó a la asombrosa conclusión de que el periodo es de menos de 11 horas, periodo ligeramente menor al mostrado por datos anteriores.
Este resultado recordó a un trabajo previo publicado por el astrónomo Romuald Tylenda que había estudiado a otra estrella, conocida como V1309 Scorpii, en la que había analizado su comportamiento antes de que explotara inesperadamente en el 2008 produciendo una nova roja. Esta estrella, también binaria de contacto, mostró un comportamiento similar antes de la deflagración, reduciendo aceleradamente su periodo orbital.



Larry Molnar de la Universidad Calvin
Hacer una predicción audaz.
Al observar el cambio de periodo entre 2013 y 2014, Molnar predice que KIC 9832227 puede seguir los pasos de V1309 Scorpii. Esta conclusión fue tomada después de descartar otros fenómenos posibles que podrían haber influenciado en el periodo de la estrella.
Pasando de la teoría a la realidad.
Durante los próximos años, Molnar y su equipo esperan poder estudiar a la estrella KIC 9832227 en diferentes longitudes de onda. Si esta predicción se cumple, los astrónomos se encuentran ante una nueva ventana para estudiar los últimos instantes de  vida de las estrellas binarias de contacto.



Posted: 04 Jan 2017 07:00 AM PST
A lo largo de la historia pudimos poner en el cielo nuestros miedos y anhelos, para poder observarlos cada noche. Ese cielo, para las personas no videntes, no existe. ¿Existe una forma de poder enseñarles cómo es si nunca lo pudieron ver?

Esta charla, titulada “Derecho al cielo”, fue parte del evento TEDxMarDelPlata realizado el año 2015.


Periodista y divulgador científico. Sebastián Musso fue presidente del Comité Organizador Local de tres Congresos Internacionales de Astronomía en la ciudad de Mar del Plata. Ha desarrollado un Teatro de Títeres para la educación en astronomía. Autor de seis libros, su exquisito gusto por la escritura lo ha llevado, incluso, a ser guionista de obras de teatro infantil para la enseñanza de la ciencia. Actualmente es representante para el país del programa UNAWE (Universe Awareness), una red de 400 expertos en 40 países con el soporte de UNESCO y la Unión Astronómica Internacional.

Posted: 06 Jan 2017 07:00 AM PST
Ilustración artística de la sondas Lucy (izquierda) y Psyche (derecha). Crédito: SwRI y SSL/Peter Rubin.
La NASA ha seleccionado dos misiones que tienen el potencial de abrir nuevas ventanas hacia una de las primeras etapas en la historia del Sistema Solar; un tiempo menor a 10 millones de años después del nacimiento del Sol. Las misiones, conocidas como Lucy y Psyche, fueron escogidas de un grupo de cinco finalistas y pasarán a una fase de formulación de misión, con el objetivo de ser lanzadas en 2021 y 2023, respectivamente.
La sonda Lucy visitará asteroides troyanos del entorno de Júpiter, mientras que Psyche estudiará un asteroide de metal que nunca antes ha sido visitado. “De esto se tratan las misiones del Programa Discovery; ir audazmente a lugares donde nunca hemos estado para permitir ciencia revolucionaria”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador adjunto del directorio de misiones científicas de la NASA.
Lucy, una sonda robótica, está programada para ser lanzada en octubre de 2021. Se espera que llegue a su primer destino, un asteroide del cinturón principal en 2025. De 2027 a 2033, Lucy explorará seis asteroides troyanos de Júpiter. Estos asteroides están atrapados por la gravedad de Júpiter en dos grupos que comparten la órbita del planeta, uno delante y otro detrás del planeta en su viaje de 12 años alrededor del Sol. Se cree que los troyanos son reliquias de una era muy temprana de la historia del Sistema Solar y que pueden haberse formado mucho más allá de la órbita actual de Júpiter.
Se espera que Psyche, también una misión robótica, sea lanzada en octubre de 2023 y llegue a su destino en 2030. La sonda explorará uno de los objetivos más intrigantes en el cinturón principal de asteroides; un asteroide gigante de metal conocido como 16 Psyche. Este objeto mide unos 210 km de diámetro y, a diferencia de otros asteroides rocosos o congelados, se piensa que está compuesto en su mayor parte por hierro y níquel metálicos, similar al núcleo de la Tierra. Los científicos se preguntan si 16 Psyche podría ser un núcleo expuesto de un planeta temprano que pudo ser tan grande como Marte, pero que perdió sus capas rocosas debido a numerosas colisiones violentas hace miles de millones de años.
Las misiones del Programa Discovery –como Lucy y Psyche– son de cotos relativamente bajos y están diseñadas y dirigidas por un investigador principal, quien reúne un equipo de científicos e ingenieros para abordar preguntas científicas clave sobre el Sistema Solar.
El portafolio del Programa Discovery incluye 12 misiones seleccionadas anteriormente tales como MESSENGER para estudiar Mercurio, Dawn para explorar asteroides, y el aterrizador marciano InSight que será lanzado en mayo de 2018.
Las misiones de la NASA a asteroides comenzaron con NEAR que orbitó al asteroide Eros, al que llegó en 2000, y continúa con Dawn, que orbitó Vesta y ahora se encuentra en Ceres. La misión OSIRIS-REx, lanzada el 8 de septiembre de 2016, se encontrará en 2018 con el asteroide Bennu y retornará una muestra a la Tierra en 2023. Cada misión se centra en un aspecto diferente para dar a los científicos un panorama más amplio de la formación y evolución del Sistema Solar.
Fuente: NASA
Publicar un comentario