lunes, 16 de enero de 2017

Cosmo Noticias 16-01-17

Posted: 11 Jan 2017 07:00 AM PST


El Desierto de Atacama es muy similar a Marte, por esto la NASA lo usa como campo de pruebas para sus vehículos robóticos que recorren el Planeta Rojo. Con el reciente hallazgo de agua en la superficie marciana se abre la posibilidad de encontrar alguna forma de vida u organismos que evolucionaron de modos que aún ignoramos y cuyo hallazgo podría responder una de las preguntas más antiguas de la humanidad: ¿Estamos solos en este universo? Esa respuesta podría originarse en Chile.
Esta charla, titulada “Pensando en Marte desde el desierto de Atacama”, fue parte del evento TEDxSantiago realizado el 10 de diciembre de 2016.
La bióloga de la Universidad de Chile y académica de la Universidad de Antofagasta Cristina Dorador, es experta en ecología microbiana y en la última década ha concentrado su trabajo en los salares del Altiplano y el Desierto de Atacama, donde estudia a los extremófilos, microorganismos que sobreviven a la radiación ultravioleta y temperaturas que están entre las más altas del planeta y que podrían ser clave para comprender los orígenes de la vida.


Posted: 12 Jan 2017 07:00 AM PST



Modelo de formación de la Luna mediante múltiples impactos. Crédito: Raluca Rufu et al/Nature Geoscience.

Una de las teorías más aceptadas sobre la formación de la Luna es que surgió por los restos que salieron de la colisión de un objeto gigante del tamaño de Marte, llamado Theia, contra la joven Tierra.
Sin embargo, investigadores del Instituto Weizmann de Ciencias (Israel) plantean ahora que no fue por la colisión de un solo objeto de gran tamaño, sino de varios más pequeños, hasta 20.
Con cada impacto se creaba un disco de residuos a partir del que se generaba una “lunita”. A  lo largo de millones de años se formó una “lunita” detrás de otra, que acababan uniéndose al conglomerado de las anteriores hasta generar la Luna.
La nueva propuesta se basa en simulaciones numéricas por computador y explica mejor el hecho de que el material de la Luna se parezca tanto al de la Tierra, en lugar de ser una mezcla del de nuestro planeta y el hipotético Theia.

El estudio “A multiple-impact origin for the Moon” fue publicado en línea el 9 de enero de 2017 por Nature Geoscience.

Fuente: SINC

Publicar un comentario