jueves, 5 de enero de 2017

LA SEMANA EN IMÁGENES


Espectacular imagen de la Vía Láctea tomada desde la montaña Spruce Knob, ubicada en el estado de Virginia Occidental, Estados Unidos.


Crédito de la imagen: Eric Todd.
Esta imagen muestra uno de los lugares más exóticos en el Polo Sur de Marte. El casquete polar está hecho a partir de dióxido de carbono (hielo seco). El frío de la superficie en estas latitudes marcianas puede llegar a los -130 ºC. En ninguna parte de Marte puede llegar a hacer tanto frío, lo que hace de este paisaje el más gélido que se puede encontrar en Marte. Imagen captada por la cámara HiRISE a bordo de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA.


Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona.
Parece como si la luna Mimas de Saturno estuviese chocando contra los anillos en esta imagen tomada por la nave espacial Cassini de la NASA, pero en realidad Mimas se encuentra a 45.000 kilómetros de distancia de los anillos. Sin embargo, la atracción gravitatoria de Mimas (396 kilómetros de diámetro) crea ondas en los anillos de Saturno que son visibles en algunas imágenes de Cassini. La gravedad de Mimas también ayuda a crear la División de Cassini (no se muestra aquí), que separa los anillos A y B. Imagen tomada con la cámara de ángulo estrecho de Cassini el 23 de Octubre de 2016, desde una distancia de aproximadamente 183.000 kilómetros de Mimas (escala: 1km x píxel).


Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute.
Esta foto muestra las características bien conocidas de Rupes Recta (Muro Recto) y los cráteres Arzachel y Alphonsus en la Luna. Pero hay una gran cantidad de características adicionales aquí que atraen la atención de la fotografía de esta zona de nuestro satélite natural, y que probablemente se deban a una composición derivada del vulcanismo, de diferencias marcadas del material que compone el terreno o de diferencias en sus edades geológicas. Imagen del 20 de diciembre de 2016.




Crédito de la imagen: Rik Hill, Tucson, Arizona
Navegando a través del Sistema Solar exterior, el 25 de agosto de 1989 la sonda Voyager 2 hizo la máxima  aproximación a Neptuno; es la única sonda que ha visitado el gigante gaseoso más distante. A partir de las imágenes grabadas durante aquel encuentro y los días siguientes fue realizada esta  composición, en la que se visualizan el planeta Neptuno y su luna Tritón como finos  cuerpos celestes en fase creciente. Unas  nubes cirrus y una banda oscura rodean la región del polo sur de Neptuno, con un vórtice nuboso sobre el  mismo polo. La imagen también muestra el  sistema muy tenue de anillos que posee el planeta.


Crédito de la imagen: Assembly/Processing -Rolf Olsen, Data - Voyager 2 / NASA
En esta imagen de nuestro astro rey vemos la Corona solar en todo su esplendor. La misma está constituida por las emisiones de plasma y energía que provienen del Sol. La Corona solar se percibe como gruesas y densas pinceladas e inclusive, ocasionalmente presenta finos hilos, los cuales están definidos por la interacción de los campos magnéticos de la estrella y el plasma coronal. La Corona solar alcanza 1 millón de km sobre la superficie del Sol. El plasma de la corona emite radiación en una amplia gama de longitudes de onda, por lo que su radiación es para nada uniforme. Su temperatura puede llegar a los 2 millones de grados centígrados. El constante flujo expansivo del plasma coronal genera el viento solar, el cual se desplaza a una velocidad de 400km/s y llega más allá de los confines de nuestro sistema planetario.


Crédito de la imagen: ESA / SOHO / NASA
Así se ve la Tierra a 1,4 millones de kilómetros. A esa distancia nuestro planeta parece un gigantesco recorte esférico de un mármol azul colgado en la oscuridad del espacio. La cámara EPIC de la NASA tomó esta imagen el pasado 27 de diciembre, dentro de una secuencia de doce que abarcan toda la rotación terrestre, y que pueden ser consultadas en su sitio web.



Crédito de la imagen: epic.gsfc.nasa.gov

Publicar un comentario