martes, 3 de enero de 2017

Lectura – La vital energía

Lectura – La vital energía
Carlos Mujica |enero 3, 2017



Nos hemos preguntado alguna vez ¿qué se hace toda esa energía producida por las estrellas? El Sol como estrella produce energía de modo continuado y sin interrupciones temporales, de manera prácticamente indefinida en el tiempo. El Sol es una estrella, de los millones de millones de estrellas que pueblan el universo.
Supongamos un instante si todas las estrellas, por causa desconocida, dejen e generar energía. ¿Qué podría suceder? El consumo de energía estelar en el Universo es incuantificable. Aclaro: no ha sido determinado. El sostenimiento de los cuerpos ponderables en estado de imponderabilidad en el espacio-tiempo inercial se debe a la energía neutra, pura y limpia con el cual llenan el contenido del espacio-tiempo. Los cuerpos ponderables, incluyendo las estrellas, sin que nada los sostenga se mueven en el espacio como si carecieran de peso; no importa el volumen, todos en ese medio son imponderables. En un ambiente como este del espacio imponderable es donde puede funcionar la ley de la inercia. De modo que los cuerpos ponderables no podrían moverse, trasladarse, rotar, tener vida activa si no hubiese un espacio imponderable lleno de energía neutra, pura y limpia.
Cualquier carencia de energía en ese espacio produciría una catástrofe de impredecibles consecuencias.
Esta misma energía estelar que llena el espacio es la que se incorpora a las partículas de la masa. Pero incorporada pierde la neutralidad. Su actividad vital en la masa prosigue, pero en condiciones ponderables; es decir, en la masa se comporta como si fuese atraída, asume el peso de la masa.
En nuestro planeta Tierra, mientras no se conozcan otros cuerpos ponderables que alberguen la variedad de la vida como de manera general se conoce: humana, animal y vegetal, es el ejemplo veraz que se puede utilizar para complementar que la vida en la Tierra es posible, además de otros factores de orden astronómico, gracias a la energía, sin la energía sería imposible. La neutralidad de la energía estelar se pierde en las partículas de la masa, porque esa energía neutral se ve obligada a asumir el comportamiento que la estructura básica fundamental de las partículas de la masa tienen. Toda partícula está compuesta de un núcleo y unos electrones que giran en torno a ese núcleo. Para ingresar a ellas, la energía se escinde: una parte se incorpora por el núcleo y como el núcleo es positivo, asume la carga positiva, la otra parte se incorpora por los electrones y como los electrones son negativos, asume la carga negativa. Este es el origen de la polarización de la energía neutra, pura y limpia de las estrellas. En la masa, pues, provee de vitalidad al planeta, y en el caso de la Tierra, también provee la vida tal como la conocemos.


Publicar un comentario