jueves, 23 de febrero de 2017

La semana en imágenes

La semana en imágenes.
Cráter Cerebro en Marte.
¿Qué causó este inusual cráter en la superficie de Marte? A primera vista se asemeja al cerebro humano. Los fenómenos naturales que crearon la textura inusual en el lecho de este
cráter de impacto marciano se están investigando actualmente. La región de color claro que rodea la región de textura cerebral son probablemente dunas de arena esculpidas por los vientos. La nave espacial robótica Mars Global Surveyor que ha estado orbitando a Marte desde
1997 tomó la imagen anterior. Esta formación de impacto en el terreno de Marte se extiende alrededor de un kilómetro.


Crédito de la imagen: Malin Sistemas de Ciencia Espacial, MOC, MGS, JPL, NASA.
Astronauta trabajando.
¿Alguna vez has sentido que pierdes la orientación y no sabes donde es arriba y abajo, en un sueño, en el agua? Afortunadamente, esto no le sucede a los astronautas, o por lo menos aprenden a controlarlo luego de su estricto y largo entrenamiento antes de llegar a trabajar en el espacio, donde solo están sujetos como en este caso James S. Voss a las tenazas del brazo mecánico de la nave espacial Atlantis. Durante su trabajo de 6 horas en la misión STS-101, todos
los objetos a su alrededor incluyendo la Tierra y el transbordador estuvieron abajo y sobre él.
Esta situación nos daría la sensación de estar alternadamente de pie y de cabeza.


Crédito de la imagen: Equipo STS-101, NASA.
Capas inusuales en la luna Phoebe de Saturno.
¿Qué causó la inusual luz y las capas oscuras en la luna Phoebe (Febe) de Saturno? Las capas fueron descubiertas durante la sobrevuelo de la nave espacial Cassini de la pequeña luna.
Dicha estratificación es particularmente evidente en el cráter justo por encima del centro de la imagen, donde la alternancia de material claro y oscuro hace que este cráter aparezca particularmente estructurado. Los científicos de la Cassini especulan que tal estratificación podría resultar de un impacto donde una capa superficial oscura se entrelaza con una capa de hielo sub-superficial más ligera. La imagen fue tomada cuando Cassini estaba a sólo 13.000 kilómetros de Phoebe.


Crédito de la imagen: Cassini, SSI, JPL, ESA, NASA.
Cometa 45P/ Honda-Mrkos- Pajdušáková.
Una gran bola de nieve acaba de pasar la Tierra. Conocido como Cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdušáková, o 45P para abreviar. El pasado día 11, el cometa pasó 10 veces más cerca de la Tierra de lo que la Tierra llega a estar con respecto al Sol en su perihelio. Durante este pasaje,
el cometa fue fotografiado con una fina cola de iones y una débil pero expandida coma verde. El color verde es causado principalmente por moléculas ionizadas de carbono. A partir de estos días el cometa se irá desvaneciendo, ya que regresa a la órbita de Júpiter, donde pasa la mayor parte de su tiempo. En el 2022 volverá al Sistema Solar interior


Crédito de la imagen: Fritz Helmut Hemmerich.
La Galaxia de la Marsopa.
Hace unos pocos cientos de millones de años, NGC 2936, la parte superior de las dos grandes galaxias mostradas, era probablemente una galaxia espiral normal, girando y creando
estrellas. Pero se acercó demasiado a la galaxia elíptica y masiva NGC 2937, lo cual evidentemente originó una distorsión de su forma. Apodada la Galaxia de la Marsopa por su forma icónica, NGC 2936 no sólo está siendo desviada sino también deformada por la estrecha interacción gravitatoria con NGC 2937. Una explosión de estrellas azules jóvenes forma la nariz de la marsopa hacia la derecha de la galaxia superior, mientras que el centro de la espiral aparece como un ojo. Alternativamente, el par de galaxias, conocido en conjunto como Arp 142, parece a algunos como un pingüino protegiendo un huevo. De cualquier manera, los intrincados
carriles de polvo oscuro y las brillantes corrientes de estrellas azules siguen la galaxia con problemas hacia la parte inferior derecha. La imagen fue tomada por el telescopio espacial
Hubble el año pasado. Arp 142 se encuentra a unos 300 millones de años luz de distancia hacia la constelación de Hydra. En un billón de años más o menos, las dos galaxias probablemente se fusionarán en una galaxia más grande.


Crédito de la imagen: NASA, ESA, Hubble, HLA; Reprocesamiento y derechos de autor: Raúl Villaverde

Publicar un comentario