jueves, 9 de febrero de 2017

La semana en imágenes

La semana en imágenes.
NGC 891.


La gran galaxia espiral NGC 891 abarca unos 100 mil años luz y se ve casi por completo de canto desde nuestra perspectiva. A unos 30 millones de años luz de distancia en la constelación de Andrómeda, NGC 891 se parece mucho a la Vía Láctea.
A primera vista, tiene un disco galáctico plano y delgado así como un bulbo central cortado por la mitad por regiones de polvo oscuro. Pero lo más notable de esta vista de canto de NGC 891, son los filamentos de polvo que se extienden cientos de años luz por encima y por debajo de la línea central. Seguramente, este polvo ha sido extraído del disco por explosiones de supernovas o por la intensa actividad de formación estelar. En esta fotografía de NGC 891 y cerca del disco se pueden observar galaxias más tenues.


Crédito de la imagen: Alessyro Falesiedi
La materia del Cúmulo Bala.
Este cúmulo masivo de galaxias (1E 0657-558), conocido como “cúmulo Bala”, distorsiona por lente gravitacional las galaxias de fondo de una manera que se ha interpretado como una fuerte evidencia de la teoría principal que dice que en su interior hay materia oscura. Varios análisis recientes, sin embargo, indican que una alternativa menos popular -la gravedad cambiante- podría explicar la dinámica del cúmulo sin la materia oscura, así como un escenario más probable de sus orígenes.
Actualmente ambas hipótesis científicas, materia invisible versus gravedad modificada, compiten para explicar las observaciones.
La imagen es una composición de los telescopios Hubble/Chandra/Magellan con el color rojo que representa los rayos X emitidos por el gas caliente y el azul que representa la supuesta distribución de la materia oscura.


Crédito de la imagen: rayos X: NASA/CXC/CfA/M. Markevitch; Mapa Lentes:
NASA/STScI; ESO WFI; Magellan/U.Arizona/D.Clowe.
Puesta de Sol.
Esta atractiva y muy singular puesta de Sol sobre el horizonte del Océano
Pacífico, nos muestra a nuestra estrella aparentemente fragmentada en muchas capas horizontales, justo antes del momento de su ocaso. Así se vio desde la cima de la montaña donde se ubica el Observatorio Las Campanas de Chile. Los tonos rosados provienen de la luz solar filtrada por las diferentes capas brumosas que presentaba la atmósfera; capas formadas por la brusca diferencia de temperatura y densidad de la
bruma. Los rayos de la luz solar al atravesarlas, se refractan considerablemente y crean diferentes imágenes o espejismos seccionando el Sol poniente.


Crédito de la imagen: Yuri Beletsky (Carnegie Las Campanas Observatory, TWAN)
Polo Norte de Marte.
Vista en perspectiva de la capa de hielo del polo norte de Marte y sus
distintivos canales oscuros que forman un patrón en forma de espiral. La vista se basa en imágenes tomadas por la sonda espacial Mars Express de la Agencia Espacial Europea, ESA, reprocesados utilizando los datos de elevación del Altímetro Láser del Orbitador de Marte (MOLA) a bordo de la misión de la NASA, Mars Global Surveyor.


Crédito de la imagen: ESA /DLR/FU Berlin; Equipo Científico de la NASA/MOLA/MGS.

Nebulosas Pata de Gato y La Langosta.
El Observatorio Europeo del Sur, ESO, ha tomado la imagen astronómica más pesada hasta el momento. Se trata de una imagen que ocupa 5,4 gigabytes de memoria en disco duro y que captura las nebulosas NGC 6334 (llamada popularmente Pata de
Gato) y NGC 6357 (La Langosta).
Alejadas 8.000 y 5.500 años-luz de distancias, ambas se encuentran en
regiones del cielo pertenecientes a la constelación de Escorpión.


Créditos de la imagen: ESO.

Publicar un comentario