miércoles, 22 de febrero de 2017

NASA halla sistema solar con planetas como la Tierra

NASA halla sistema solar con planetas como la Tierra
Tras una primera fase de reconocimiento, los científicos planean ahora iniciar "observaciones detalladas para estudiar el clima y la composición química de los cuerpos, con el objetivo de determinar si hay vida en ellos"


Los cuerpos recién descubiertos giran en órbitas planas y ordenadas alrededor de TRAPPIST-1, una estrella enana ultrafría con un brillo cerca de mil veces menor al del Sol.
By EFE
22 DE FEBRERO DE 2017 02:57 PM | ACTUALIZADO EL 22 DE FEBRERO DE 2017 16:08 PM
A tan solo 40 años luz de la Tierra hay un sistema estelar con siete planetas de masa similar al nuestro, tres de los cuales se encuentran en la zona habitable y podrían albergar océanos de agua en la superficie, lo que aumenta la posibilidad de que ese sistema pudiera acoger vida. La conferencia de prensa fue transmitida a través del canal de YouTube de la NASA.
El sistema, localizado por un grupo internacional de astrónomos y cuyo estudio pública hoy Nature, tiene tanto el mayor número de planetas del tamaño de la Tierra como el mayor número de mundos que podrían contar con agua líquida en superficie.
Los seis planetas más cercanos a la estrella, probablemente rocosos, pueden tener una temperatura en la superficie de entre 0 y 100 grados, el rango en el que puede haber agua líquida, y tres de ellos están en la llamada "zona habitable", por lo que son candidatos especialmente prometedores para albergar vida.
Los cuerpos recién descubiertos giran en órbitas planas y ordenadas alrededor de TRAPPIST-1, una estrella enana ultra-fría con un brillo cerca de mil veces menor al del Sol.
El autor principal del estudio, Michaël Gillon, del Instituto STAR en la Universidad de Lieja (Bélgica) se mostró encantado con los resultados: "Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, ¡sino porque son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra!", según un comunicado. (Haz clic en la imagen de abajo para agrandarla)

El nuevo sistema es relevante para los científicos por su cercanía a la Tierra en términos astronómicos y porque es el primero que cuenta con siete planetas de un tamaño similar al nuestro, así como por el reducido tamaño de su estrella, una particularidad que simplificará el estudio del clima y la atmósfera de esos mundos.
Los siete planetas son 80 veces mayores respecto a TRAPPIST-1 que la Tierra respecto al Sol, por lo que bloquean una gran cantidad de luz cuanto transitan por delante de la estrella.
Eso facilita a los investigadores la tarea de identificar sus componentes químicos por medio de técnicas de fotometría.
"Hemos buscado una estrella muy pequeña, al contrario que otros grupos de astrónomos. Eso hace que los planetas aparezcan magnificados", explicó en una rueda de prensa telefónica Amaury Triaud, investigador de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).
"En unos años sabremos mucho más sobre estos planetas y esperamos saber si hay vida en el plazo de una década", afirmó Triaud.
En 2010, el grupo de investigadores liderado por Gillon, comenzó a escudriñar la vecindad del Sistema Solar con el telescopio robótico TRAPPIST (Telescopio Pequeño para Planetas en Tránsito y Planetesimales), ubicado en Chile.
El prometedor descubrimiento inicial de la estrella TRAPPIST-1 permitió a los investigadores enfocar el telescopio espacial Spitzer de la NASA hacia ese punto durante 20 días sin interrupción.
A partir de esas observaciones y las de otros telescopios terrestres -entre ellos el William Herschel, ubicado en la isla canaria de La Palma (España)- recogidas durante años, se han recopilado evidencias de 34 tránsitos de cuerpos frente a la estrella, que atribuyen a las órbitas de siete planetas.
El sistema estelar, en el que los seis cuerpos interiores tienen periodos orbitales de entre 1,5 y 13 días, recuerda a los astrónomos al que forman Júpiter y sus lunas, tanto por sus proporciones relativas como por las órbitas compactas y cercanas.
En los últimos años, los científicos han acumulado pruebas de que los planetas del tamaño de la Tierra son corrientes en la galaxia, pero el trabajo de Gillon y sus colegas indica que son aún más abundantes de lo que se pensaba.
Se calcula que, por cada planeta que se detecta cuando transita frente a su estrella, hay una multitud de otros cuerpos similares (entre 20 y 100 veces más) que permanecen inobservables porque desde la perspectiva terrestre no cruzan por delante del astro.
----------------------------------------------------------------------------
Descubren otro sistema solar con siete planetas que podrían albergar vida
Cuatro de esos planetas tienen el tamaño de la Tierra. Los astrofísicos creen que en ellos hay agua líquida.
·        
·        
GIULIANA CHIAPPE
22 de febrero de 2017 13:59 PM
Actualizado el 22 de febrero de 2017 17:04 PM
PARA COMPARTIR



Descubren otro sistema solar con siete planetas que podría albergar vida
La NASA anunció el descubrimiento. Los astrofísicos están seguros que tienen agua líquida
La NASA acaba de hacer un anuncio de talla interplanetaria: Astrofísicos de todo el mundo hallaron un nuevo sistema solar, con siete planetas similares a la Tierra, muy probablemente rocosos. No descartan que pudiera haber vida allí
La información se dio a conocer durante una rueda de prensa que fue transmitida en vivo al mundo a través de la página web oficial https://www.nasa.gov/ La NASA, además, difundió la información a través de sus redes sociales. El estudio fue publicado en simultáneo en la revista Nature.
El nuevo sistema solar queda a 40 años luz de la Tierra, y se formó en torno a una estrella fría a la que bautizaron Trappist 1. Es un tipo de estrella a la que los astrofísicos catalogan como "enana roja".  
Según explicaron en la rueda de prensa, Trappist 1 es un astro del tamaño de Júpiter 1. Este sistema solar ya había dado pistas de su existencia el año pasado, cuando astrofísicos detectaron tres planetas alrededor del astro, aunque pequeños. A ese trío sumaron ahora cuatro pero más grandes: tienen un tamaño muy parecido a la Tierra, y probablemente rocosos. En su movimiento de traslación, estos planetas demoran entre día y medio y doce días.  
Los astrofísicos creen que en al menos tres de esos planetas hay "océanos de agua líquida" y ya se sabe que el agua líquida es la condición inexorable para que haya seres vivientes. Sus observaciones les indican, además, que la temperatura es apta para mantener el agua estable, sin evaporarse ni congelarse.
The TRAPPIST-1 star & 7 Earth-sized planets orbiting it, are relatively close to us; located ~40 light-years away: https://t.co/QS80AnZ2Jg pic.twitter.com/GiKAFXyNvo
— NASA (@NASA) 22 de febrero de 2017
El estudio que da origen al hallazgo fue publicado en simultáneo en la revista Nature.
Uno de los voceros, Amaury Triaud, expresó que este descubrimiento es una vía sólida para buscar exoplanetas y analizar la posibilidad que exista algún tipo de vida fuera del Sistema Solar.
Trappist-1 es el sistema conocido hasta ahora con mayor número de planetas grandes que giran alrededor de un astro.
El lugar equivocado
Este importante hallazgo fue posible porque los científicos cambiaron su estrategia de búsqueda de otros grandes planetas. Según una nota de AFP, podrían haber estado buscando en el lugar equivocado.
"Fue una buena idea estudiar alrededor de las estrellas más pequeñas de nuestra galaxia y cercanas a nosotros. Esto es algo que nadie hizo antes: la mayoría se concentraba en estrellas como nuestro Sol", dijo el autor principal, Michael Gillon, profesor de la Universidad de Lieja, en Bélgica, según reseñó esa agencia.
Gillon y su equipo empezaron a rastrear la Trappist 1, que es la décima parte del Sol, y cinco años después, usando el telescopio Trappist del Observatorio Europeo Espacial, ubicado en el desierto de Atacama, en Chile.  Pero los cálculos no cuadraban: allí tenía que haber más. Así que solicitaron a la NASA que les cediera el telescopio Spitzer.

"Esto nos permitió periodos de observación durante las 24 horas, lo cual fue crucial para descubrir que había siete planetas", expresó Emmanuel Jehin, coautor del estudio, también de la Universidad de Lieja, reseñó AFP.
Desde la Tierra, los astrónomos solo podían rastrear la actividad alrededor de la estrella durante la noche, mientras que desde el espacio, "observamos continuamente", agregó.
Gillon y su equipo empezaron a analizar la atmósfera de cada planeta. "Hay al menos una combinación de moléculas" y "si estuviera presente de forma relativamente abundante, nos indicaría con 99% de fiabilidad que hay vida, pero a no ser que detectemos un mensaje procedente de una forma de inteligencia de fuera de nuestro sistema solar, nunca estaremos 100% seguros", según Gillon.
---------------------------------------------------------------------------------
Astrónomos anuncian el hallazgo de un sistema estelar con 7 planetas similares a la Tierra
Redacción BBC Mundo
·         5
horas




Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Sistema Trappist-1.
Un descubrimiento único.
Un grupo internacional de astrónomos anunció este miércoles el hallazgo de un sistema estelar con siete planetas de masa similar al nuestro, tres de los cuales se encuentran en una zona habitable y podrían albergar océanos de agua en su superficie.
Los planetas se encuentran a 40 años luz de la Tierra, en la constelación Acuario. Orbitan alrededor de Trappist-1, una estrella de "poca" masa y "fría".
El astro y el sistema que gira alrededor de este reciben el nombre de Trappist por las siglas en inglés del Telescopio Pequeño para Planetas en Tránsito y Planetesimales, ubicado en Chile.
Con este instrumento se observaron tres de los siete planetas, en mayo de 2016, de acuerdo a la página de la Nasa.
Por sus condiciones, existe la posibilidad de que el sistema Trappist-1 pudiera acoger vida. Tres de estos mundos se encuentran dentro de una zona considerada como "habitable", por la distancia que los separa de su estrella.
Pero el co-investigador del proyecto, Amaury Triaud, de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, dijo que si el planeta más alejado tiene una atmósfera que atrapa eficientemente el calor -un poco más como la atmósfera de Venus que la de la Tierra- podría ser habitable.
"Sería decepcionante si la Tierra representa la única posibilidad para la habitabilidad en el Universo", dijo Triaud a la BBC.
Derechos de autor de la imagen NASA Image captionLa NASA ha producido un póster futurista de viajes al sistema Trappist - 1. "Votado como el mejor destino dentro de 12 parsecs (medida equivalente a 3.26 años luz) desde la Tierra", dice el anuncio ficticio.
Michaël Gillon, astrónomo de la Universidad de Lieja, Bélgica, e investigador principal del proyecto, dijo que "los planetas están muy cerca uno del otro y muy cerca de la estrella, lo que recuerda mucho a las lunas alrededor de Júpiter".
De hecho, los siete planetas están más cerca de Trappist-1 que Mercurio del Sol, según la NASA, y si una persona se parara en la superficie de alguno de ellos, tal vez vería a uno de los otros planetas, casi como se ve la Luna desde la Tierra.
"Sin embargo, la estrella es tan pequeña y tan fría que los siete planetas son templados, lo que significa que podrían tener agua líquida y, por extensión, quizás vida en su superficie", agregó.
El sistema descubierto tiene tanto el mayor número de planetas del tamaño de la Tierra como el mayor número de mundos que podrían contar con agua líquida en superficie hallados hasta la fecha.
Los planetas, cuyo descubrimiento apareció en la revista Nature, fueron detectados usando el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y varios observatorios en tierra.
Los seis planetas internos parecen tener órbitas coordinadas entre sí.
Derechos de autor de la imagen NASA Image caption La estrella es tan pequeña y tan fría que los siete planetas son templados.
Esta armonización parece ser resultado de interacciones tempranas en la evolución del sistema planetario.
Búsqueda de oxígeno
La siguiente fase de la investigación consiste en buscar gases clave como oxígeno y metano, que podrían aportar pruebas sobre lo que sucede en la superficie, explica David Shukman, editor de Ciencias de la BBC.
"La emoción en torno a este último descubrimiento se debe no solo al hecho de que muchos de los planetas son del tamaño de la Tierra. También a que la estrella Trappist-1 es convenientemente pequeña y tenue. Esto significa que los telescopios no se 'deslumbrarán' como sí lo harían al apuntar a estrellas mucho más brillantes", comenta Shukman.
"Así, se abre una fascinante vía de investigación de estos mundos y sus atmósferas", agrega.
Derechos de autor de la imagen EPA Image caption Ilustración de un artista sobre cómo sería la superficie de uno de los planetas de Trappist-1.
Los astrónomos confirman que debería ser posible estudiar las propiedades atmosféricas de los planetas con telescopios.
"El telescopio espacial James Webb, el sucesor de Hubble, tendrá la posibilidad de detectar ozono si es que esta molécula está presente en la atmósfera de alguno de los mundos", dijo el coautor de la investigación, Brice-Olivier Demory, de la Universidad de Berna, Suiza.
"(El ozono) podría ser un indicador de la actividad biológica en el planeta", agregó.
Pero el astrofísico también advierte que debemos ser extremadamente cuidadosos al inferir actividad biológica desde lejos.
Algunas de las propiedades de las estrellas frías y de poca masa podrían suponer desafíos para el desarrollo de la vida. Por ejemplo, algunas son conocidas por emitir grandes cantidades de radiación en forma de llamaradas, que tiene el potencial de esterilizar las superficies de los planetas cercanos.




Publicar un comentario