miércoles, 15 de marzo de 2017

Astronoticias 15-03-17

Astronoticias.
Descifrando la naturaleza de la extraña mancha brillante de Ceres.
10 de marzo de 2017.

El área central brillante del cráter Occator de Ceres, conocida como Cerealia Faculae, es aproximadamente 30 millones de años más joven que el cráter en el que reside, según un nuevo estudio. Los astrónomos, usando datos de la sonda Dawn de la NASA analizaron el montículo central de Occator, concluyendo que este rasgo brillante en Ceres tiene solo 4 millones de años, una edad muy pequeña en términos de historia geológica.
El nuevo estudio, llevado a cabo por el equipo de Andreas Nathues, del
Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) en Gotinga, Alemania, apoya interpretaciones previas del equipo de la Dawn sobre este material reflectante (que ocupa el área más brillante de todo Ceres), según las cuales está hecho de sales de carbonato. Las áreas brillantes secundarias más pequeñas de Occator, llamadas Vinalia Faculae, están compuestas por una mezcla de carbonatos y material oscuro, según las conclusiones a las que han llegado Nathues y sus colegas.
Las nuevas evidencias también sugieren que el montículo o cúpula brillante de Occator probablemente surgió en un proceso que tuvo lugar a lo largo de un período de tiempo largo, en vez de formarse en un único suceso. Los autores del estudio creen que el desencadenante inicial fue el impacto que excavó el propio cráter, causando que un líquido salobre del subsuelo ascendiera acercándose a la superficie. El agua y los gases disueltos, como el dióxido de carbono y el metano, crearon, en su ascenso, una especie de chimenea. Estos gases en ascenso también pudieron forzar a los materiales ricos en carbonatos a ascender hacia la superficie.
Más información en:
Posible impacto de asteroide acabó con la cultura
Clovis.
10 de marzo de 2017.


Investigadores de Carolina del Sur han hallado restos de platino en 11 yacimientos de Estados Unidos, una "anomalía" que vinculan con el impacto de un objeto extraterrestre.
Rastros abundantes de platino en once yacimientos arqueológicos en Estados Unidos relacionan la repentina desaparición hace 12.800 años de la misteriosa cultura Clovis con el impacto de un asteroide. Los resultados de la investigación, realizada por tres arqueólogos de la Universidad de Carolina del Sur, se describen en un nuevo estudio en Scientific Reports. El trabajo, elaborado por 10 investigadores, se basa en hallazgos similares de platino —un elemento asociado con objetos cósmicos como asteroides o cometas— hallados por investigadores de la Universidad de Harvard en un núcleo de hielo de Groenlandia en 2013. Los investigadores de Carolina del Sur descubrieron una abundancia de platino en capas de suelo coincidente con el período Joven Dryas, un período climático de enfriamiento extremo que comenzó hace alrededor de 12.800 años y duró alrededor de 1.400 años.
Aunque el breve retorno a las condiciones de la edad de hielo durante este período ha sido bien documentado por los científicos, las razones de ello y la desaparición del pueblo Clovis y la mega-fauna con la que convivieron —mastodontes, mamuts y tigres dientes de sable— han permanecido poco claras.
"El platino es muy raro en la corteza terrestre, pero es común en asteroides y cometas", ha asegurado Christopher Moore, autor principal del estudio. Moore considera una anomalía la presencia de platino encontrado en las capas del suelo en 11 sitios arqueológicos en California, Arizona, Nuevo México, Ohio, Virginia,Carolina del Norte y Carolina del Sur.
Más información en:
Localizadas dos naves perdidas en la Luna.
10 de marzo de 2017.


Una nueva técnica radar desarrollada por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA ha permitido localizar dos naves espaciales perdidas en la órbita lunar.
Los telescopios ópticos no pueden buscar objetos pequeños ocultos en el resplandor brillante de la luna.
Sin embargo, la nueva aplicación tecnológica de radar interplanetario lo hace posible y podría ayudar a los planificadores de futuras misiones lunares.
"Hemos sido capaces de detectar la Orbiter Lunar Reconnaissance Orbiter [LRO] de la NASA y la nave Chandrayaan-1 de la Organización India de Investigación Espacial en órbita lunar con un radar terrestre", dijo en un comunicado Marina Brozovic, científica radar del JPL e investigadora principal del proyecto de prueba.
"El trabajo realizado para ubicar el LRO puede considerarse que fue relativamente fácil, ya que se venía trabajando en conjunto con los navegadores de la misión quienes nos suministraron datos precisos de la órbita donde se encontraba. Sin embargo, localizar la sonda india Chandrayaan-1 demandó más trabajo y de características detectivescas, pues lo único que se tenía era el último contacto con la nave espacial en agosto de 2009".
El trabajo realizado para encontrar a Chandrayaan-1 demostró la capacidad y precisión de esta técnica.
Los cálculos orbitales del JPL indicaron que Chandrayaan-1 todavía circula a unos 200 kilómetros por encima de la superficie lunar. Inicialmente los controladores de la misión de esta sonda al perder el contacto y no lograr volverla a ubicar la dieron por perdida suponiendo un desfase orbital o su precipitación  hacia la superficie lunar. Pero luego de su localización por la nueva técnica de radar, se comprobó que la Chandrayaan-1 mantiene la forma y la alineación de órbita prevista.
La búsqueda de LRO y el redescubrimiento de Chandrayaan-1 han proporcionado el comienzo para una nueva capacidad única. Trabajando juntos, las grandes antenas de radar de Goldstone, Arecibo y Green Bank demostraron que pueden detectar y rastrear incluso pequeñas naves espaciales en órbita lunar. Los radares terrestres podrían desempeñar un papel en futuras misiones robotizadas y humanas a la Luna.
Más información en:
Estudio compartido sobre Venus.
10 de marzo de 2017.


Ilustración de la sonda espacial Venera, aproximándose a Venus.
Un equipo de científicos patrocinados por la NASA se reunirá con el
“Instituto de Investigación Espaciales”(IKI) de la Academia Rusa de Ciencias la próxima semana para continuar su trabajo en un estudio conjunto que se centró en la identificación de los objetivos científicos para la exploración de Venus.
La visita se produce después de un informe que recientemente fuera entregado a la NASA en Washington y al IKI en Moscú; la evaluación y el perfeccionamiento de los objetivos científicos de la misión IKI Venera-D (Venera-Dolgozhivuschaya) a Venus, planeta vecino más cercano de la Tierra.
“Mientras que Venus es conocido como nuestro” planeta hermano”, tenemos aún mucho que aprender, incluso si puede haber tenido alguna vez océanos y albergado vida”, dijo Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en Washington. “Mediante la comprensión de los procesos que se desarrollan en Venus y Marte, vamos a tener una visión más completa de cómo los planetas terrestres evolucionaron con el tiempo y obtener así una visión del pasado, presente y futuro de la Tierra”.
Venus ha intrigado a los científicos durante décadas. Similar a la Tierra en la composición y tamaño, hace su giro rotacional lentamente en la dirección opuesta.
Un mundo rocoso de muy gruesa atmósfera, de un calor extremo en el contexto de un efecto invernadero descontrolado, por lo que es el planeta más caliente de nuestro sistema solar con temperaturas de la superficie lo suficientemente caliente como para derretir el plomo. Destellos por debajo de las gruesas nubes revelan volcanes y un intrincado paisaje. Venus es el nombre de la diosa romana del amor y la belleza, la contrapartida de la diosa griega Afrodita.
“En una escala del sistema solar, la Tierra y Venus están muy juntos por la similitud de sus tamaños y composición”, dijo David Senske, copresidente del equipo estadounidense Venera-D. “Entre los objetivos que nos gustaría ver si podemos lograr, con esta potencial que representa esta asociación, es entender cómo el clima de Venus aplica con el fin de comprender el mecanismo que ha dado lugar al efecto invernadero galopante que vemos hoy en día.”
Más información en:
¿Podrían los misteriosos destellos de luz cósmica ser potentes sistemas de aceleración de naves espaciales extraterrestres?
09 de marzo de 2017.

Un trabajo científico ha considerado y desarrollado la suposición de que los descomunales destellos de luz cósmica, catalogados como
Ráfagas Rápidas de Radio o Fast Radio Bursts (FRB) en inglés, pueden ser generados por avanzadas civilizaciones alienígenas, como una forma de acelerar las naves interestelares a velocidades tremendas, sugiere un nuevo estudio.
Desde la primera detección de este tipo en el 2007, los astrónomos han catalogado sólo poco más de 20 de estos breves destellos. Los FRB parecen venir de galaxias a miles de millones de años luz de distancia, su causa sigue siendo hasta ahora un misterio.
"Las ráfagas rápidas de radio son extremadamente brillantes debido a su corta duración y su origen se sitúa a grandes distancias, no hemos identificado una posible fuente natural con confianza", dijo el coautor del estudio Avi Loeb, teórico del Centro Harvard-Smithsoniano deAstrofísica, dijo en un comunicado el jueves (9 de marzo). "Vale la pena considerar y comprobar un origen artificial de estos eventos".
Un posible origen artificial, según el nuevo estudio, podría ser un gigantesco transmisor de radio construido por extraterrestres inteligentes. Loeb y el autor principal Manasvi Lingam, de la Universidad de Harvard, investigaron con su trabajo la viabilidad de esta posible explicación.
La ilustración artística muestra una vela ligera accionada por un haz de radio (rojo) que se generó en la superficie de un planeta. Las ráfagas de luz barren el cielo – espacio impulsando la nave. Estos haces de luz se detectarían a descomunales distancias como los destellos luminosos super-brillantes, los famosos FRB.


Crédito de la ilustración artística: M. Weiss / CfA
El dúo de científicos calculó que un transmisor accionado por energía solar podría emitir señales similares a FRB a través del cosmos, pero requeriría un área recolectora de luz solar de dos veces el tamaño de la Tierra para generar la potencia necesaria para el fin propuesto. Las enormes cantidades de energía involucradas no necesariamente derretirían la nave, siempre y cuando estuviera enfriada por algún refrigerante, incluso tan sencillo como el agua. Ante la factibilidad técnica, Lingam y Loeb han determinado, que un transmisor tan gigantesco es muy probable que una civilización extraterrestre que posea muchísimas más capacidades que las de la humanidad en la actualidad lo haya construido con la finalidad de impulsar naves interestelares a velocidades increíbles en misiones de exploración. Estas naves estarían equipadas con velas ligeras, que aprovechan el impulso impartido por los fotones. La humanidad ha demostrado recientemente con el proyecto Breakthrough Starshot, que se pueden enviar pequeñas sondas robóticas a sistemas estelares cercanos.
Los científicos fueron más allá al suponer que la mayoría de los FRBs son causados por civilizaciones extraterrestres, basándose en el número estimado de planetas potencialmente habitables en la Vía Láctea (alrededor de 10 mil millones) y calculando un límite superior para el número de civilizaciones alienígenas avanzadas en una galaxia como la nuestra en 10.000. Sin embargo también están conscientes de la naturaleza especulativa del estudio al presentarlo como una hipótesis digna de consideración. "La ciencia no es una cuestión de creencia, es una cuestión de evidencia", dijo Loeb. "Decidir lo que es probable antes de tiempo limita las posibilidades.
Más información en:
http://www.space.com/35996-fast-radio-bursts-powering-alien-spacecraft.html
https://www.cfa.harvard.edu/news/2017-09
Prueba de despliegue del ala solar de sonda
BepiColombo.
09 de marzo de 2017.


Los ensayos finales de BepiColombo se están llevando a cabo en el centro técnico de la ESA en los Países Bajos, antes del lanzamiento de la misión a Mercurio desde el Puerto Espacial Europeo de Kourou, en la Guayana Francesa, que tendrá lugar en 2018.
En primer lugar, el ala solar de 7,5 metros de longitud, formada por tres paneles, se fijó al orbitador planetario de la ESA para su posterior despliegue. Era la primera vez que el ala se desplegaba una vez fijada al orbitador. Durante la prueba, los paneles se mantuvieron sujetos desde arriba para simular la ingravidez del espacio.
La apertura del ala se repetirá cuando la nave se halla sometido a vibraciones para simular las condiciones del lanzamiento, y una vez más tras su llegada al lugar del lanzamiento.
En esta imagen, el ala solar está parcialmente desplegada. Su parte posterior está mirando hacia nosotros, mostrando el cableado que la conectará al cuerpo principal del orbitador, por lo que no se ve la cara reflectante de los paneles, que quedará orientada hacia el Sol. Uno de los paneles traseros también es reflectante, para desviar la luz parásita procedente de la propia nave.
El ala permanecerá plegada al costado de la nave mientras esta esté dentro del Ariane 5 y solo se abrirá una vez en el espacio.
Más información en:
Vida compleja en la Tierra 800 millones de años antes de lo creído.
08 de marzo de 2017.


Los resultados de un análisis genético exhaustivo de organismos actuales sugieren que los eucariotas, el grupo que comprende a animales, plantas y protistas, estuvieron presentes en la Tierra desde hace al menos 2.330 millones de años, justo en el momento en que el oxígeno empezó a ser un elemento común y permanente en la atmósfera.
Esta nueva estimación precede en 800 millones de años a la más temprana evidencia fósil. Hasta ahora, la señal más antigua de eucariotas encontrada en el registro fósil era una serie de fósiles macroscópicos de hace 1.560 millones de años, sobre la cual los científicos están ampliamente de acuerdo en que corresponden a los restos de organismos multicelulares parecidos a algas.
El equipo de Roger Summons, del Instituto Tecnológico de Massachusetts(MIT), en Cambridge, Estados Unidos, no llegó a su estimación examinando rocas en busca de evidencias fósiles, sino usando una técnica llamada “análisis del reloj molecular”. Este método implica cribar primero bases de datos de ADN para rastrear la evolución de secuencias genéticas específicas a través de cientos de especies modernas. Después, a partir de las edades de parientes evolutivos fósiles de animales y plantas, es factible determinar cuándo estas secuencias debieron ser expresadas por vez primera en los eucariotas ancestrales.
Más información en:
Encuentran galaxias "gemelas" de las primigenias que permiten estudiar las etapas iniciales de la formación galáctica.
08 de marzo de 2017.

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una población de
minúsculas galaxias recién nacidas a más de once mil millones de años luz de distancia, que arrojan nueva luz sobre las primeras etapas de formación de galaxias. Aunque raros, estos objetos revelan con un detalle sin precedentes las condiciones que existían en la época de formación de las primeras galaxias, formadas pocos cientos de millones de años después del Big Bang.
Los astrónomos han conseguido penetrar en lo que se conoce como "edades oscuras", un período correspondiente a los primeros setecientos millones de años después del Big Bang y en el que las primeras galaxias, muy débiles, se hallaban envueltas en hidrógeno neutro, un gas que aumenta la opacidad del medio. Debido a esta circunstancia, el nacimiento y las primeras fases del crecimiento de las galaxias no había podido ser estudiado en detalle.
Para identificar y estudiar las propiedades de estas galaxias primigenias, el equipo de astrónomos adoptó un enfoque diferente, permitiéndole el descubrimiento de galaxias nacientes, observadas en un momento cósmico posterior, solo mil millones de años después del final de las edades oscuras, cuando el universo contaba con un 5% de su edad actual.
Más información en:
Científicos planetarios están descubriendo volcanes en todas partes.
06 de marzo de 2017.


Nuestro vecino planetario más cercano comparte una característica sorprendente con la Tierra: volcanes. Un nuevo estudio, publicado a comienzos de febrero en la revista Advances Ciencia, reveló nuevos detalles interesantes sobre la historia volcánica de Marte.
Thomas Lapen, primer autor del artículo y profesor de geología en
la Universidad de Houston, dijo que su análisis de los meteoritos marcianos mostró que la actividad volcánica en Marte ha estado en curso desde al menos 2,4 a 0,15 mil millones de años atrás, y es probable que continúe en la actualidad.


Luna Io de Júpiter. La actividad volcánica de la misma es impulsada por el tirón gravitatorio del planeta.
Crédito: NASA.
Los meteoritos estudiados procedían de un solo sitio de eyección en Marte, y muestran más de 2 millones de años de flujos de lava apilados.
Lapen explicó que el tipo de actividad volcánica que se produce en Marte se llama vulcanismo basáltico, que es similar al tipo de vulcanismo visto, por ejemplo, en los volcanes en Hawái. Estos tipos de volcanes producen lava fluida y rara vez son explosivos.
Pero Marte no es el único cuerpo extraterrestre con los volcanes. –Volcanes en diversas formas, también se encuentran en otros planetas, lunas, e incluso asteroides y cometas. Uno de los ejemplos más dramáticos es la luna Io de Júpiter, que tiene volcanes activos que arrojan gas y roca fundida, o Venus, que está cubierto con más de 1.000 volcanes, según la NASA. Pero estos últimos todavía no se ha determinado si están activos o no.
Más información en:
Solucionando el problema del litio en la teoría del Big
Bang.
06 de marzo de 2017.


Ilustración sobre la evolución del Universo. La teoría del Big Bang es el modelo del
Universo más ampliamente aceptado, aunque todavía tienen algunos problemas.
Crédito: NASA.
Según la teoría del Big Bang el Universo se expandió rápidamente desde un estado de densidad y temperatura muy altas dominado por radiación. Esta teoría ha sido corroborada una y otra vez: el descubrimiento de la radiación del fondo cósmico de microondas y las observaciones de las estructuras a gran escala del Universo apoyan muy bien la teoría del Big Bang, por ejemplo. Pero aún persiste un punto conflictivo molesto: la abundancia del litio.
Según la teoría de la nucleo-síntesis en el Big Bang, la nucleo-síntesis primordial tuvo lugar durante la primera media hora de existencia del Universo.
Esto produjo la mayor parte del helio del Universo, y cantidades pequeñas de otros núcleos más ligeros, incluyendo el deuterio y el litio. Pero aunque las predicciones encajan con las abundancias de deuterio y litio observadas, la teoría de la nucleo-síntesis predice que la abundancia de litio tendría que ser tres veces mayor.
Esta inconsistencia es conocida como el “problema del litio cosmológico” y los intentos de solucionarla con astrofísica convencional y física nuclear de las últimas décadas no han tenido éxito.
Ahora un equipo de investigadores dirigido por Suqing Hou (Academia China de Ciencias) propone una solución elegante para este problema. Han cuestionado una hipótesis clave de la teoría de nucleo-síntesis del Big Bang: que los núcleos involucrados en los procesos se hallan en equilibrio y sus velocidades, que determinan la velocidad de las reacciones termonucleares, siguen la distribución clásica de Maxwell-Boltzmann.
Hou y sus colaboradores proponen que los núcleos de litio no obedecen a la distribución clásica en el plasma caliente, complejo y en rápida expansión del Big Bang, sino que siguen una versión ligeramente modificada. Utilizando las distribuciones de velocidad modificadas, estos investigadores predicen con éxito las abundancias primordiales observadas de deuterio, helio y litio simultáneamente. Si esta solución es correcta, el Big Bang se halla un paso más cerca de describir por completo la formación de nuestro Universo.
Más información en:
Demostrado el potencial de un mineral clásico para la nueva electrónica.
03 de marzo de 2017.


El diseño de materiales electrónicos de nueva generación supone un gran reto ya que, cada vez más se disminuye el tamaño de los dispositivos y eso añade nuevas complicaciones. En función del grosor de las capas con las que se elaboran estos dispositivos, el comportamiento de los electrones que se mueven dentro de ellas varía. Por eso, además de crear materiales de tamaño cada vez más reducido, la comunidad científica busca que sean más estables y reproducibles a gran escala.
Hasta la fecha, el procedimiento para fabricar estos materiales era totalmente artificial, ello implica varios problemas entre los que destacan controlar que las capas apiladas estén perfectamente alineadas (hasta el último átomo) y evitar que residuos atmosféricos puedan quedar atrapados entre las capas durante el proceso de apilamiento, empeorando así su funcionamiento y dificultando su reproducibilidad.
Ahora científicos del IMDEA Nano-ciencia, la Universidad Autónoma de
Madrid, el Sincrotrón ALBA y la Universidad Tecnológica de Delft han descubierto en la franckeita, un mineral clásico de la familia de las sulfosales, la posibilidad de generar estos materiales de forma natural. En el laboratorio, el alineamiento es prácticamente perfecto y no hay residuos atrapados entre las capas.
Su potencial aplicación recae en la fabricación de foto-detectores y celdas solares capaces de operar hasta en el infrarrojo. Estos dispositivos son muy interesantes para aplicaciones como cámaras de visión nocturna o sensores para las telecomunicaciones.
Ahora este material se une en importancia y utilidad al grafeno como semiconductor. Estos materiales asociados a la tecnología del futuro, comparten procedimientos similares para su aislamiento y exfoliado en láminas ultra-delgadas de apenas unos pocos átomos de espesor.
Usando el microscopio electrónico de fotoemisión de la línea de luz CIRCE, en el sincrotrón ALBA, han analizado la composición química de las distintas capas de franckeita y se ha comprobado que son en extremo muy homogéneas, su contaminación es casi cero y la excitación de los átomos a la más leve luz es uniforme en intensidad y distribución, lo que induce un óptimo flujo de electrones.
Más información en:
El diseño de nuevos materiales emplea nano-partículas y moléculas que imitan la formación de membranas celulares.



La humanidad nunca ha cesado en sus intentos de mejorar cualquier cosa con el objeto de lograr dominar y mejorar todo lo relacionado con la vida, su evolución y el bienestar intrínseco demás esta. La ciencia ha buscado en la biología algunas de las soluciones a muchos de los problemas
03 de marzo de 2017.
Más información en:
http://noticiasdelaciencia.com/not/23029/el-diseno-de-nuevos-materiales-empleananoparticulas-y-moleculas-que-imitan-la-formacion-de-membranas-celulares/

Publicar un comentario