martes, 21 de marzo de 2017

Lectura – Campo

Lectura – Campo
Carlos Mujica |Marzo 14, 2017

El concepto de “campo” se presentó para los científicos de entonces como un concepto auxiliar y se aplicó a la materia que venía siendo tratada como un continuo. El concepto de “campo” surgió para ellos como una sustitución del concepto de partícula material o corpúsculo, que como sabemos, la materia es discreta. “Campo” se aplicó solamente a la materia. Campo es una concepción ampliada de la visión que se conoce de la descripción de la partícula como materia. Considerada la materia como un continuo, el campo se presenta en el interior de la materia ponderable y describe el estado de la materia. La temperatura, por ejemplo, expresión matemática de la conductividad térmica de un cuerpo ponderable. Esta visión se tenía después de la mitad del siglo XVIII. En la segunda mitad del siglo XIX, las investigaciones de Faraday y de Maxwell condujeron a la descripción de los procesos electromagnéticos, recursos no materiales, por medio de la aplicación del concepto de
campo, y los resultados se consideraron muy superiores al procedimiento que se apoyaba en el concepto de partículas mecánicas.
El concepto de “éter” manejado en el siglo XVIII, resurge en el siglo XIX, con la idea de que si la luz era una onda, tenía que existir para ella algún sustrato material que también tomara formas ondulares; Ese sustrato fue el “éter” y se llegó a la conclusión de que la onda era una vibración etérea. Esta concepción científica adolecía de apreciaciones insustanciales; Einstein, por una parte, dejó demostrado después que el éter no existía; y por otra, nos preguntamos, si el éter no existe, ¿cuál podría ser ese medio que sirva de sustrato?
El sustrato estaba entre los elementos que originan la luz. Como se sabe, la luz solar es posible debido a la participación de un cuerpo de materia gaseosa, la atmósfera de los cuerpos ponderables, que se convierte como sustrato en un “campo atmosférico”. Y, la energía procedente del Sol. ¿Qué es lo que se mueve en el fenómeno de la iluminación? La atmósfera en su imperceptible movimiento es un cuerpo en aparente reposo. Maxwell descubrió que la energía al igual que la luz se desplaza con una velocidad de 300.000 Km/s. Si la energía recorre la distancia de aproximadamente 150.000.000 millones de kilómetros para llegar a la atmósfera de nuestro planeta, no se va a depositar en ella. La energía no se detiene, continúa su marcha a la velocidad antes indicada. Y en ese desplazamiento suyo por la atmósfera invade sus partículas para provocar la iluminación; iluminación que se mantiene mientras la energía se mantenga desplazándose por la atmósfera terráquea.

Publicar un comentario