miércoles, 19 de abril de 2017

Astronoticias 19-04-17

Astronoticias.
Cassini detecta procesos hidrotermales en la luna
Encelado de Saturno.
13 de abril de 2017.


Ilustración que muestra a la sonda Cassini volando a través de los geiseres (en el año 2015). Los océanos detectados por los ingenios humanos proyectan las futuras misiones espaciales. Créditos: NASA/JPL-Caltech.
Encélado, una de las lunas más interesante de Saturno, está cerca de poder sostener algún tipo de vida. Así lo acaba de confirmar la NASA: Cassini, la sonda que más nos ha enseñado sobre el gigante de los anillos, ha detectado procesos hidrotermales en Encélado.
El 28 de octubre de 2015 la sonda Cassini sobrevoló la luna a tan solo 49 kilómetros de distancia y atravesó por primera vez los géiseres de agua del hemisferio sur del satélite, buscaba hidrógeno molecular, señales que evidencian un entorno probable para la vida.
Los géiseres de Encélado se descubrieron en 2005, justo cuando Cassini llegaba al vecindario de Saturno y sus satélites. En 2007, la sonda confirmó que los chorros salían de cuatro fracturas en la capa exterior de hielo de esta luna.
Poco después, la sonda mostró no solo la forma de las fracturas, sino que averiguó que no estaban formados solo por agua, sino que contenían gases (dióxido de carbono, metano y monóxido de carbono), sales, amoniaco y otras sustancias orgánicas. Lo que intentaban ahora en la NASA era, precisamente, estudiar mejor esa composición.
Según los científicos, los chorros de agua contenían un volumen del 1,4% de hidrógeno y hasta volumen de 0,8% de dióxido de carbono. Con esos porcentajes, la metano-génesis, una reacción que puede mantener vivos a microorganismos en ambientes extremos, es mucho más que posible.

Se cree que la primera vez que vimos los géiseres de Encélado fue en los años 80, en una foto pixelada que nos dejó la Voyager en su camino al confín del Sistema Solar. Pero lo cierto es que, cuando Cassini salió de la Tierra, no teníamos ni idea de que allí íbamos a encontrarnos con algo tan interesante.
Es decir, Cassini no estaba diseñada para estudiar este tipo de cosas. Sus sensores son poco específicos y, aunque se puede conocer muchos detalles de los géiseres, la sonda podría estar dándose de bruces con decenas de miles de organismos microscópicos sin darnos cuenta. La sonda cuenta con dos dispositivos: el INMS (Ion and Neutral Mass Spectrometer) para identificar el hidrógeno molecular y el CDA (Cosmic Dust Analyzer) para detectar moléculas orgánicas complejas. Por lo que ha transcendido, no hubo suerte con lo segundo.
Durante los últimos diez años, esta luna de Saturno ha sido todo un desafío científico. No estaba claro que un satélite tan pequeño como Encélado tuviera un océano líquido en su interior. Pero poco a poco Cassini contribuyó con el descubrimiento de pruebas muy sólidas, no solo que ahí abajo había un océano oculto, sino que detectó calor y sustancias orgánicas, es decir, Cassini tenía los ladrillos básicos para sostener vida.
En su último acercamiento a Encélado, Cassini buscaba hidrógeno molecular.
A mayor cantidad de hidrógeno, más actividad hidrotermal y por tanto, Encélado sería más favorable a la vida. Y la verdad es que los resultados no podrían ser mejores.
Los resultados del análisis de los datos demuestran que la única fuente plausible de este hidrógeno son las reacciones hidrotermales entre las rocas calientes y el agua en el océano bajo la superficie helada de la luna.
En análisis posteriores, los científicos lograron obtener resultados en las concentraciones de hidrógeno molecular y dióxido de carbono que apuntan a la metano-génesis, una reacción que sostiene a los microbios en la profundidad de nuestro planeta, proporcionándoles energía para propiciar y mantener ecosistemas enteros alrededor de los respiraderos hidrotermales.
Más información en:
https://phys.org/news/2017-04-nasa-missions-insights-ocean-worlds.html
https://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=6812
Rebobinando la evolución estelar: se estudian los últimos 400.000 años de pérdida de masa de una estrella.
13 de abril de 2017.


Las nebulosas planetarias constituyen la última fase en la evolución de las estrellas con una masa inicial de entre 0,8 y 8 masas solares.
El estudio de K4-37, una de estas nebulosas planetarias aún no observadas, ha aportado nuevas pistas hacia ese contexto. "Disponíamos de imágenes de K4-37 obtenidas con CAFOS, desde hace casi veinte años. Nuevos datos obtenidos en 2014 revelaron interesantes detalles, lo que nos impulsó a estudiar a fondo esta nebulosa", apunta Luis Miranda, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), en España, que encabeza la investigación.
"Nuestro análisis muestra la existencia de tres ejes diferentes en K4-37, lo que indica que no se trata de una simple nebulosa bipolar sino de un objeto más complejo, cuya formación requiere la intervención de varias eyecciones bipolares y en distintas direcciones. La edad estimada de la nebulosa, unos diez mil años, implica que K4-37 se halla en un estadio muy avanzado en su evolución", señala
Miranda (IAA-CSIC).
En el análisis de las imágenes infrarrojas del satélite WISE, se halló que la nebulosa está rodeada por un enorme envoltura elíptica de polvo, de unos 43 x 26 años luz de tamaño, con una edad de unos 430.000 años. Si la edad de la nebulosa en el óptico marca 10 mil años, la envoltura elíptica corresponde a la etapa previa de gigante roja, en la que tiene lugar una gran pérdida de masa", indica Miranda (IAA-CSIC).
La investigación ha sido fruto de una colaboración entre el Instituto de
Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), el Instituto de Astronomía-UNAM (México) y la Universidad de Sonora (México).
Más información en:
La nave New Horizons permite medir el brillo del
Universo.
12 de abril de 2017


Las imágenes de la misión New Horizons de la NASA a lo largo de su viaje a Plutón, y ahora a través del Cinturón de Kuiper, han dado una herramienta inesperada para medir el brillo de todas las galaxias.
En un estudio publicado en Nature Communications, Michael Zemkov, investigador del Instituto de Tecnología de Rochester, utilizó datos de archivo del instrumento a bordo de New Horizons LORRI, para medir la luz visible de otras galaxias.
La luz del fondo óptico cósmico puede revelar el número y la ubicación de las estrellas, cómo funcionan las galaxias y dar una idea de la naturaleza peculiar de los procesos físicos exóticos, tales como la luz que puede producirse cuando la materia oscura se desintegra.
El método de Zemcov se remonta a las primeras misiones de larga distancia
de la NASA Pioneer 10 y 11 en 1972 y 1974. Detectores de luz en los instrumentos midieron el brillo de los objetos fuera de la Vía Láctea e hicieron el primer punto de referencia directo del fondo óptico cósmico.
"Con un estudio cuidadosamente diseñado, deberíamos ser capaces de producir una medición definitiva de la luz difusa en el universo local y una restricción estricta en la luz de las galaxias en las bandas de ondas ópticas", dijo Zemcov.
Más información en:
Un equipo de astrónomos cree haber fotografiado un
agujero negro por primera vez.
12 de abril de 2017


Un equipo internacional de astrónomos cree haber logrado por primera vez en la historia, imágenes de un agujero negro, según informó este martes en su versión digital la revista National Geographic.
Las imágenes corresponderían al "horizonte de sucesos", una de las partes que componen un agujero negro, según explicó a National Geographic Vincent Fish, científico del Observatorio Haystack de Massachusetts (EE UU) y uno de los astrónomos involucrados en la investigación.
El horizonte de sucesos es una frontera donde espacio y tiempo terminan tal y como los conocemos. No obstante, Fish advirtió de que la información obtenida todavía debe procesarse y que el equipo tendrá que esperar algunos meses para comprobar si las imágenes realmente corresponden al agujero negro.
Los astrónomos tenían como objetivo fotografiar dos agujeros negros,
el Sagittarius A, en el corazón de la Vía Láctea, y uno de mayor tamaño en la galaxia elíptica M87.
Las imágenes se han obtenido a través de la colaboración de una red mundial de observatorios con radiotelescopios llamada "Telescopio Horizonte de Sucesos" entre los que se encuentran el español IRAM Pico Veleta, el mexicano LMT o varios ubicados en el desierto de Atacama.
Más información en:
Primera imagen de un puente de materia oscura que conecta galaxias.
12 de abril de 2017.


Investigadores de la Universidad de Waterloo han sido capaces de capturar la primera imagen compuesta de un puente de materia oscura que conecta las galaxias.
"Durante décadas, los investigadores han estado prediciendo la existencia de filamentos de materia oscura entre galaxias que actúan como una superestructura de tipo web que conecta las galaxias", dijo Mike Hudson, profesor de astronomía en la Universidad de Waterloo.
Hudson y su coautor Seth Epps, estudiante de maestría en la Universidad de
Waterloo en ese entonces, usaro una técnica llamada lente gravitacional débil, un efecto que hace que las imágenes de galaxias distantes se deformen ligeramente bajo la influencia de una masa invisible como un planeta, un agujero negro, o en este caso, la materia oscura. El efecto se midió en imágenes de una encuesta de varios años en el Telescopio Canadá-Francia-Hawái.
El trabajo implicó la combinación de imágenes de lente de más de 23.000 pares de galaxias localizadas a 4.500 millones de años luz de distancia, esto permitió crear un mapa que muestra la presencia de materia oscura entre las dos galaxias. Los resultados muestran que el puente de filamento de materia oscura es el más fuerte entre sistemas a menos de 40 millones de años luz de distancia.
Más información en:
ALMA investiga a un distante miembro del Sistema
Solar.
12 de abril de 2017.

Utilizando el Gran Arreglo Milimétrico/submilimétrico de
Atacama (ALMA), los astrónomos han revelado detalles extraordinarios sobre uno de los últimos miembros descubiertos en nuestro Sistema Solar: el cuerpo planetario con denominación provisional 2014 UZ224, informalmente conocido como Dee
Dee.

Representación artística de 2014 UZ224. Crédito: Alexandra Angelich (NRAO / AUI /NSF).
Situado aproximadamente a tres veces la distancia actual entre Plutón y el Sol, Dee Dee es el segundo objeto transneptuniano (TNO) más lejano con órbita definida, sólo superado por el planeta enano Eris. Los astrónomos estiman que hay decenas de miles de estos cuerpos de hielo en el Sistema Solar exterior más allá de la órbita de Neptuno.
Los nuevos datos de ALMA revelan, por primera vez, que Dee Dee tiene aproximadamente 635 kilómetros de tamaño, unos dos tercios del diámetro del planeta enano Ceres, el mayor miembro de nuestro cinturón de asteroides. Con este tamaño, Dee Dee tiene la suficiente masa para ser esférico, uno de los criterios necesarios para que los astrónomos lo consideren un planeta enano, a pesar de que todavía no ha recibido esa designación oficial.
"Mucho más allá de Plutón es una región sorprendentemente rica en cuerpos planetarios. Algunos son bastante pequeños pero otros tienen tamaños para competir con Plutón, y, posiblemente, podrían ser mucho más grande", dijo David Gerdes, un científico de la Universidad de Michigan y autor principal del artículo que aparece en Astrophysical Journal Letters. "Debido a que estos objetos son tan distantes y tenues, es increíblemente difícil detectarlos, y mucho más estudiar en detalle. ALMA, sin embargo, tiene capacidades únicas que nos permitieron conocer detalles interesantes acerca de estos mundos distantes".
Más información en:
https://phys.org/news/2017-04-alma-deedee-distant-dim-member.html
Se descubre una Gran Mancha Fría en Júpiter.
11 de abril de 2017.


Una segunda mancha característica ha sido descubierta en Júpiter, rivalizando en escala de la famosa Gran Mancha Roja del planeta. Esta mancha es creada por las poderosas energías de las auroras polares del planeta.
Denominada como
'Gran Mancha Fría', ha sido observada como una mancha oscura localizada, de hasta 24.000 kilómetros
en longitud y 12.000 en latitud, en la fina termosfera de alta altitud del gigante degas, que es alrededor de 200K (Kelvin) más fría que la atmósfera circundante, que puede variar entre 700K (426ºC) y 1000K (726ºC).
Tom Stallard, profesor asociado en Astronomía Planetaria y autor principal del estudio, dijo: "Esta es la primera vez que una característica meteorológica en la atmósfera superior de Júpiter se ha observado lejos de las auroras brillantes del planeta".
A través de la combinación de imágenes tomadas durante un período de
tiempo, incluyendo más de 13.000 imágenes tomadas más de 40 noches por el InfraRed Telescope Facility, los astrónomos revelaron la presencia de la Gran Mancha Fría como un área de oscuridad entre el ambiente caliente de la alta atmósfera de Júpiter.
"La nave espacial Juno está actualmente en órbita alrededor de Júpiter y las observaciones de la aurora de Júpiter y la atmósfera superior por el instrumento JIRAM que han sido remitidos hasta ahora ya proporcionan una gran cantidad de nueva información sobre el planeta.
Más información en:
http://www.europapress.es/ciencia/misiones-espaciales/noticia-descubre-granmancha-fria-jupiter-20170411171005.html
Misión Cluster: nueva visión de la zona de reconexión magnética.
11 de abril de 2017.


La misión Cluster de la Agencia Espacial Europea, ESA, está poniendo en apuros la imagen actual que se tiene de la reconexión magnética, la zona en donde finaliza y se reordena de manera inmediata las líneas del campo magnético de la Tierra en colisión entre dos flujos de plasma. Según un nuevo estudio, la mayor parte de la energía disipada durante un episodio de reconexión no es liberada en los cruces, o líneas “X”, entre los dos flujos de plasma, sino en los vórtices arremolinados, o líneas “O”, donde los campos magnéticos se enrollan y mueven juntos en espiral. El nuevo descubrimiento, que es contrario al consenso aceptado, es un paso importante para comprender los mecanismos que aceleran partículas en los plasmas del espacio.
El plasma empapa el cosmos. Esta mezcla de partículas cargadas (electrones, protones e iones pesados) se encuentra en la atmósfera del Sol, en el entorno magnético de la Tierra y en las inmensidades de los espacios interplanetario e interestelar.
Un fenómeno importante que se produce en el plasma es la reconexión magnética, que ocurre cuando las líneas del campo magnético de dos flujos de plasma en colisión se rompen y reconfiguran inmediatamente después, con una geometría diferente. En el proceso, la energía almacenada en los campos magnéticos es transferida a la energía cinética de las partículas del plasma, acelerándolas en forma de dos chorros de partículas de alta velocidad lanzadas en direcciones opuestas.
La misión Cluster de la Agencia Espacial Europea, ESA, está poniendo en apuros la imagen actual que se tiene de la reconexión magnética, la zona en donde finaliza y se reordena de manera inmediata las líneas del campo magnético de la
Tierra en colisión entre dos flujos de plasma. Según un nuevo estudio, la mayor parte de la energía disipada durante un episodio de reconexión no es liberada en los cruces, o líneas “X”, entre los dos flujos de plasma, sino en los vórtices arremolinados, o líneas “O”, donde los campos magnéticos se enrollan y mueven juntos en espiral. El nuevo descubrimiento, que es contrario al consenso aceptado, es un paso importante para comprender los mecanismos que aceleran partículas en los plasmas del espacio.
El plasma empapa el cosmos. Esta mezcla de partículas cargadas (electrones, protones e iones pesados) se encuentra en la atmósfera del Sol, en el entorno magnético de la Tierra y en las inmensidades de los espacios interplanetario e interestelar.
Un fenómeno importante que se produce en el plasma es la reconexión magnética, que ocurre cuando las líneas del campo magnético de dos flujos de plasma en colisión se rompen y reconfiguran inmediatamente después, con una geometría diferente. En el proceso, la energía almacenada en los campos magnéticos es transferida a la energía cinética de las partículas del plasma, acelerándolas en forma de dos chorros de partículas de alta velocidad lanzadas en direcciones opuestas.
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/04/11/vortices-de-reconexion-magnetica/
Hubble captura Auroras en Urano.
10 de abril de 2017.

Esta imagen es una composición de dos imágenes del Hubble: una tomada para ver los anillos, y la segunda para capturar las auroras.
Crédito: ESA /Hubble /NASA
/L. Lamy /Observatorio de París.
Las auroras son espectáculos de luz causadas por partículas cargadas eléctricamente que quedan atrapadas en campos magnéticos fuertes y chocan con las partículas de gas. Aunque los científicos han estudiado a fondo las auroras en Júpiter y Saturno, las auroras en Urano son más de un misterio.
Fueron capturadas por primera vez por el Hubble en el año 2011 y fueron estudiadas de nuevo en 2012 y 2014 por un equipo dirigido por el astrónomo Louis
Lamy del Observatorio de París.
El equipo utilizó el Espectrógrafo de Imágenes del Telescopio Espacial (STIS) en el Hubble, para estudiar el efecto sobre las auroras de Urano. No sólo recogió los datos suficientes para revelar que las auroras giran con Urano, sino que también encontró la reactivación de los polos magnéticos del planeta, que habían desaparecido después del sobrevuelo de la sonda Voyager 2, en 1986.
Más información en:
Guía de exoplanetas más habitables.
07 de abril de 2017.
Los exoplanetas ahora están por dondequiera.
Antes de 1995 Antes no se sabía si otras estrellas en secuencia principal poseían sus propios planetas, pero ahora sabemos que, estadísticamente, casi todas las estrellas en la galaxia están propensas a tener al menos un planeta, y últimamente muchas de ellas tienen múltiples.
Gracias a las misiones como Kepler ahora tenemos 3400 exoplanetas confirmados y otros de 5.400 en espera de ser oficialmente agregados a la lista. De los 3.400 exoplanetas confirmados, sólo hay alrededor de 15 que entran en la categoría de 'habitable' y de esos 15, hay cinco según el astrónomo de SETI Jeff Coughlin que son los más interesantes.
Coughlin considera que lo que hace a un planeta habitable es su tamaño, la distancia a su estrella, y el tipo de estrella que orbita, ello determina la posibilidad de que haya agua líquida.
Los científicos sin embargo, discrepan en cuanto a las diversas condiciones que debe poseer un planeta para catalogarlo como un posible candidato a que el mismo sea habitable y por consiguiente, que haya tenido la eventualidad cierta de que se hubiese desarrollado vida en él. En general los siguientes planetas representan los ocho mejores candidatos:
Kepler 186-f, su tamaño es 10% mayor al de la Tierra, está en la zona habitable y orbita alrededor de una estrella enana tipo M.
Kepler 452-b, una Súper Tierra (50% mayor en tamaño), recibe 10% energía de su estrella que nosotros, su estrella es de tipo G2 y es similar en edad al Sol.
Próxima Centauri b, es 30% más masiva que la Tierra, recibe 70% de la energía de su estrella (una enana tipo M) de la que nosotros obtenemos del Sol, se considera que puede tener atmósfera.
Kepler-62f, una Súper Tierra (40% más grande), su añ es semejante al de la Tierra. Recibe 40% de la energía de su estrella (una enana del tipo K), en comparación a la que nosotros recibimos del Sol.
GJ 1132b, describe su órbita alrededor de la estrella enana roja Gliese 1132,
es una Súper Tierra, similar en radio y de masa a nuestro planeta, recientemente se descubrió que posee atmósfera.
TRAPPIST-1 system, (b, c, d, e, f, g, h), los planetas orbitan una enana ultra fría tipo M, el sistema es similar en tamaño al sistema joviano. Tres (03) planetas (e, f, g) están en la zona habitable y son considerados los potenciales habitables.
Más información en:
La galaxia monstruo que murió demasiado rápido.
06 de abril de 2017.
Un equipo internacional de astrónomos ha visto por primera vez, una galaxia masiva, inactiva desde cuando el universo tenía sólo 1.65 mil millones de años.
Los investiga-dores encontraron que dentro de un corto período de tiempo esta galaxia masiva, conocida como ZF-COSMOS-
20115, formó su todas las estrellas (tres veces más que hoy Nuestra Vía Láctea) a través de un evento extremo denominado explosión estelar. Pero se detuvo la formación de estrellas sólo unos mil millones de años después del Big Bang hasta hacerse una galaxia en reposo o 'galaxia roja y muerta" - común en nuestro universo actual, pero que no se esperaba que exista en esa época tan antigua. Comento el profesor Karl Glazebrook, Director de Swinburne Centro de
Astrofísica y Supercomputación, que dirigió el equipo de científicos.
La galaxia es pequeña y extremadamente densa Además, cuenta con 300 mil millones de estrellas embutidas en una región del espacio del tamaño igual a la distancia entre el Sol y la cercana nebulosa de Orión.
Los astrofísicos siguen debatiendo cómo las galaxias dejan de formar estrellas. Hasta hace poco, los modelos sugeridos de galaxias muertas sólo las ubicaban tres mil millones de años después del Big Bang.
Más información en:
https://phys.org/news/2017-04-monster-galaxy-died-quickly.html

Publicar un comentario