viernes, 14 de abril de 2017

Una sonda de la NASA confirma que puede haber vida en Encélado

Una sonda de la NASA confirma que puede haber vida en Encélado
2 / 18
Nuño Domínguez Hace 7 horas


© Proporcionado por El País Imagen de Encélado tomada por la sonda 'Cassini'

En octubre de 2015 la sonda Cassini de la NASA hizo una maniobra para la que no había sido diseñada. La nave cambió su rumbo y se dirigió al polo sur de Encélado, la luna helada de Saturno. Desde hace unos años, este cuerpo que supera por poco los 500 kilómetros de diámetro y cuyo núcleo rocoso está sepultado bajo un sarcófago de hielo de unos 40 kilómetros de espesor es uno de los principales favoritos a albergar vida más allá de la Tierra.
El objetivo de Cassini era analizar la composición de las nubes de gas que emanan como géiseres en el polo sur de esta luna. Los responsables de la misión de la agencia espacial de EE UU programaron un vuelo a apenas 49 kilómetros de la superficie, el más cercano realizado nunca. La nave atravesó las nubes de Encélado a 19.000 kilómetros por hora y su pasada duró apenas fracciones de segundo. La esperanza era capturar algunas de las partículas de agua y otros compuestos que emanan de los géiseres a unos 400 metros por segundo.
Lo más plausible es que los gases se hayan originado por actividad hidrotermal
Los resultados del análisis, publicados hoy en la revista Science por el equipo científico de la misión, apuntan a que Encélado puede albergar formas de vida simples, similares a las que existen en las profundidades de los océanos de la Tierra. El espectrómetro de masas a bordo de la sonda muestra que los gases escupidos por los géiseres contienen moléculas de hidrógeno y dióxido de carbono. Estos dos compuestos suponen un 1,4% y un 0,8% del volumen total, respectivamente.
Lo más plausible es que los gases se hayan originado por actividad hidrotermal, consideran los científicos. En la Tierra, este tipo de procesos suceden en el fondo de océanos cuando el magma a altas temperaturas entra en contacto con las rocas y el agua. Las fumarolas hidrotermales albergan comunidades microbianas capaces de alimentarse de los compuestos químicos presentes en estos entornos. Una de las hipótesis sobre el origen de la vida en la Tierra es que surgiese al calor de estas chimeneas subacuáticas.
Hay microbios que habitan estos entornos que usan hidrógeno molecular y dióxido de carbono para generar metano. “Algunos de los microorganismos más antiguos de la Tierra usan estos metabolismos basados en el dihidrógeno”, resaltan los autores del estudio, liderado por Hunter Waite, del Instituto de Investigación del Suroeste y líder del equipo científico del instrumento que ha analizado los gases de Encélado. Los científicos señalan que el mismo proceso podría estar sucediendo en el fondo del océano de Encélado, a unos 10 kilómetros de profundidad bajo el por ahora impenetrable sarcófago de hielo que lo recubre. En estudios anteriores la Cassini demostró que las emanaciones de Encélado también contienen agua, metano y compuestos orgánicos. La presencia de vida sería una de las explicaciones de la existencia de los dos elementos detectados por la Cassini en este último estudio, aunque también podrían deberse a otros procesos ajenos a la presencia de microbios, advierten los responsables del trabajo.
Esta misión, la que mejor ha estudiado Saturno y su espectacular sistema de anillos helados y lunas, terminará en septiembre de este año. Está previsto que la sonda explore la zona interna de Saturno antes de suicidarse en la atmósfera del gigante gaseoso, una última maniobra concebida precisamente para no contaminar Encélado de cara a futuras misiones en busca de vida.
Buscando vida bajo el hielo
“Si son correctas, estas observaciones tienen implicaciones fundamentales para la posibilidad de que haya vida en Encélado”, señala Jeffrey Seewald, de la Institución Oceanográfica Woods Hole (EE UU), en un comentario al estudio publicado en Science. El mismo “desequilibrio químico que sostiene a la vida microbiana en las profundidades de los océanos de la Tierra existe también en el océano de Encélado”, resalta este experto.
En su opinión, los responsables del estudio “presentan argumentos convincentes de que la fuente más probable de los elementos detectados son las reacciones entre roca y agua en el núcleo de silicato”, destaca. Sin embargo, aún quedan muchas preguntas por responder. Por ejemplo, aún no hay pruebas de que haya actividad magmática en Encélado y se desconocen los procesos geoquímicos que podrían producir chimeneas hidrotermales desde la que el agua a altas temperaturas sería primero canalizada a través del hielo y después escupida con violencia al exterior formando las características nubes que sí ha observado Cassini.
Posiblemente esta luna de Saturno es junto a Europa, la luna de Júpiter, la mayor favorita a albergar vida en el Sistema Solar. Por ahora, son los dos únicos entornos conocidos donde se sabe que hay agua líquida en contacto con las rocas del fondo marino. La NASA va a enviar una misión a Europa en 2020 y existen diseños preliminares para hacer lo mismo en Encélado. Esta segunda sonda podría lanzarse en 2021. Su objetivo sería analizar en más detalle la composición de las emanaciones de los géiseres y demostrar si el origen del metano se debe a comunidades de microbios similares a las de la Tierra.

MÁS EN MSN
GRANDES MOMENTOS EN LA HISTORIA DE LA NASA
Diapositiva 1 de 14
Siguiente
1/14 DIAPOSITIVAS © Andrew Harrer/Bloomberg
El 23 de julio de 2015, en una conferencia de prensa organizada por la NASA, el equipo de la misión Kepler reveló una serie de "nuevos descubrimientos". El grupo asegura haber encontrado un planeta con las características más similares a la Tierra hasta el momento. El jefe científico de la NASA John Grunsfeld llamó a este nuevo planeta "Tierra 2.0.". Haz clic para hacer un repaso de algunos de los momentos determinantes compartidos por la NASA a través de los años.


http://www.msn.com/es-ve/noticias/mundo/una-sonda-de-la-nasa-confirma-que-puede-haber-vida-en-enc%C3%A9lado/ar-BBzOGIx?li=AAgh0dF&ocid=mailsignout

--------------------------------------------------------------------------------------


La NASA confirma que Encélado, la luna helada de Saturno, puede albergar vida






AGENCIAS. 13.04.2017 - 20:47h


La NASA ha confirmado este jueves el descubrimiento de hidrógeno en Encélado, una de las lunas de Saturno, lo que podría significar la existencia de microorganismos vivos en ese lugar. Otras imágenes 2 Fotos "El hidrógeno encontrado tiene casi todos los ingredientes que necesitarías para soportar la vida en la Tierra", afirmó en una conferencia de prensa Linda Spilker, una de las científicas de la sonda espacial internacional Cassini, que orbita Saturno desde 2004 Es lo más cercano que hemos estado  a la identificación de un lugar con ingredientes necesarios para un entorno habitable El trabajo de investigadores de la misión Cassini, publicado este jueves en la revista Science, indica que el gas hidrógeno que potencialmente podría proporcionar una fuente de energía química para la vida, se encuentra en el océano helado de Encélado. La presencia de hidrógeno en el océano de esa luna de Saturno significa que los microbios —si es que existen— podrían utilizarlo para obtener energía combinándolo con dióxido de carbono disuelto en el agua, según los científicos. Esta reacción química, conocida como "metanogénesis" está en la raíz del árbol de la vida en la Tierra, e incluso podría haber sido crítica para el origen de la vida en nuestro planeta, según indicaron los investigadores en su trabajo. "Esto es lo más cercano que hemos estado, hasta ahora, a la identificación de un lugar con ingredientes necesarios para un entorno habitable", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la misión científica de la agencia aeroespacial (NASA). Así, Zurbuchen aseguró que estos resultados acercan a la Humanidad a responder "si realmente estamos solos o no en el Universo". La sonda Cassini ya registró hace años chorros de agua helada en varios vuelos cercanos a la superficie de la luna de Saturno, que podrían indicar un hábitat favorable para la existencia de vida. "Más de noventa géiser de todos los tamaños están emitiendo vapor de agua, partículas de hielo, y componentes orgánicos en la superficie del Polo Sur de Encélado ", dijo entonces Carolyn Porco, la jefe del Equipo de Imágenes Científicas de la sonda espacia Cassini. Estos géiser, que surgen a través de grietas en la superficie helada de la sexta luna de Saturno, podrían revelar la existencia de un mar subterráneo. "Cassini ha volado varias veces a través de estas partículas y las ha analizado. Hemos encontrado que aparte de agua y material orgánico, hay sal en las partículas de hielos. La salinidad es la misma que la existente en los océanos de la Tierra", explicó Porco.  La sonda Cassini, lanzada en 1997, es una misión en la que participan la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana (ASI) cuyo objetivo es estudiar los cambios climáticos en Saturno y en sus lunas. La sonda va a ser ahora puesta en un curso por una zona no explorada entre Saturno y sus anillos para que, a los 122.000 kilómetros por hora a que vuela, entre en la atmósfera gaseosa de ese planeta en septiembre próximo.  También se han vuelto a observar géiseres en Europa La NASA también ha vuelto a observar a través del Telescopio Espacial Hubble que existen géiseres emanando de la parte más cálida de Europa, una de las lunas de Júpiter, señal de la actividad hidrotermal que tiene lugar en ese satélite.  Esta es la segunda vez que se observa dicho fenómeno en este punto exacto, lo que significa, según los investigadores, que podría resultar ser una característica de la superficie. "Esto es significativo porque el resto del planeta no es fácil de predecir o entender y esto está sucediendo por segunda vez en el lugar más cálido de Europa", añadió Mary Voytek, astro-bióloga de la NASA.

------------------------------------------------------------------------------------------------------


Una sonda de la NASA confirma que puede haber vida en Encélado
11 / 16
Nuño Domínguez Hace 18 horas
00:00
02:02
http://www.msn.com/es-ve/noticias/mundo/una-sonda-de-la-nasa-confirma-que-puede-haber-vida-en-enc%C3%A9lado/ar-BBzOGIx?li=AAgh0dF&ocid=mailsignout
© Proporcionado por ElPais Imagen de Encélado tomada por la sonda 'Cassini'





En octubre de 2015 la sonda Cassini de la NASA hizo una maniobra para la que no había sido diseñada. La nave cambió su rumbo y se dirigió al polo sur de Encélado, la luna helada de Saturno. Desde hace unos años, este cuerpo que supera por poco los 500 kilómetros de diámetro y cuyo núcleo rocoso está sepultado bajo un sarcófago de hielo de unos 40 kilómetros de espesor es uno de los principales favoritos a albergar vida más allá de la Tierra.
El objetivo de Cassini era analizar la composición de las nubes de gas que emanan como géiseres en el polo sur de esta luna. Los responsables de la misión de la agencia espacial de EE UU programaron un vuelo a apenas 49 kilómetros de la superficie, el más cercano realizado nunca. La nave atravesó las nubes de Encélado a 19.000 kilómetros por hora y su pasada duró apenas fracciones de segundo. La esperanza era capturar algunas de las partículas de agua y otros compuestos que emanan de los géiseres a unos 400 metros por segundo.
Lo más plausible es que los gases se hayan originado por actividad hidrotermal
Los resultados del análisis, publicados hoy en la revista Science por el equipo científico de la misión, apuntan a que Encélado puede albergar formas de vida simples, similares a las que existen en las profundidades de los océanos de la Tierra. El espectrómetro de masas a bordo de la sonda muestra que los gases escupidos por los géiseres contienen moléculas de hidrógeno y dióxido de carbono. Estos dos compuestos suponen un 1,4% y un 0,8% del volumen total, respectivamente.
Lo más plausible es que los gases se hayan originado por actividad hidrotermal, consideran los científicos. En la Tierra, este tipo de procesos suceden en el fondo de océanos cuando el magma a altas temperaturas entra en contacto con las rocas y el agua. Las fumarolas hidrotermales albergan comunidades microbianas capaces de alimentarse de los compuestos químicos presentes en estos entornos. Una de las hipótesis sobre el origen de la vida en la Tierra es que surgiese al calor de estas chimeneas subacuáticas.


MÁS INFORMACIÓN
  • Una nave de la NASA capta imágenes más detalladas de los anillos de Saturno
  • ¿Cómo se formaron los anillos de Saturno?
Hay microbios que habitan estos entornos que usan hidrógeno molecular y dióxido de carbono para generar metano. “Algunos de los microorganismos más antiguos de la Tierra usan estos metabolismos basados en el dihidrógeno”, resaltan los autores del estudio, liderado por Hunter Waite, del Instituto de Investigación del Suroeste y líder del equipo científico del instrumento que ha analizado los gases de Encélado. Los científicos señalan que el mismo proceso podría estar sucediendo en el fondo del océano de Encélado, a unos 10 kilómetros de profundidad bajo el por ahora impenetrable sarcófago de hielo que lo recubre. En estudios anteriores la Cassini demostró que las emanaciones de Encélado también contienen agua, metano y compuestos orgánicos. La presencia de vida sería una de las explicaciones de la existencia de los dos elementos detectados por la Cassini en este último estudio, aunque también podrían deberse a otros procesos ajenos a la presencia de microbios, advierten los responsables del trabajo.
Esta misión, la que mejor ha estudiado Saturno y su espectacular sistema de anillos helados y lunas, terminará en septiembre de este año. Está previsto que la sonda explore la zona interna de Saturno antes de suicidarse en la atmósfera del gigante gaseoso, una última maniobra concebida precisamente para no contaminar Encélado de cara a futuras misiones en busca de vida.


Buscando vida bajo el hielo


“Si son correctas, estas observaciones tienen implicaciones fundamentales para la posibilidad de que haya vida en Encélado”, señala Jeffrey Seewald, de la Institución Oceanográfica Woods Hole (EE UU), en un comentario al estudio publicado en Science. El mismo “desequilibrio químico que sostiene a la vida microbiana en las profundidades de los océanos de la Tierra existe también en el océano de Encélado”, resalta este experto. En su opinión, los responsables del estudio “presentan argumentos convincentes de que la fuente más probable de los elementos detectados son las reacciones entre roca y agua en el núcleo de silicato”, destaca. Sin embargo, aún quedan muchas preguntas por responder. Por ejemplo, aún no hay pruebas de que haya actividad magmática en Encélado y se desconocen los procesos geoquímicos que podrían producir chimeneas hidrotermales desde la que el agua a altas temperaturas sería primero canalizada a través del hielo y después escupida con violencia al exterior formando las características nubes que sí ha observado Cassini. Posiblemente esta luna de Saturno es junto a Europa, la luna de Júpiter, la mayor favorita a albergar vida en el Sistema Solar. Por ahora, son los dos únicos entornos conocidos donde se sabe que hay agua líquida en contacto con las rocas del fondo marino. La NASA va a enviar una misión a Europa en 2020 y existen diseños preliminares para hacer lo mismo en Encélado. Esta segunda sonda podría lanzarse en 2021. Su objetivo sería analizar en más detalle la composición de las emanaciones de los géiseres y demostrar si el origen del metano se debe a comunidades de microbios similares a las de la Tierra.

-------------------------------------------------------------------------------------



La NASA identifica dos lunas posiblemente habitables en el sistema solar
Yahoo Noticias13 de abril de 2017


Imagen satelital de la luna de Saturno llamada Enceladus. (NASA)
Más
Laura Rivera – Miami, Estados Unidos
La NASA anunció este jueves que dos lunas de nuestro sistema solar, una de Saturno y otra de Júpiter, tienen océanos con características que permitirían vida humana y plantean la hipótesis de que haya alguna forma de vida extraterrestre.

Jupiter & Saturn's moons identified as #OceanWorlds w/ "some of the ingredients needed for a habitable environment" http://go.nasa.gov/2orpHvl


Dos misiones que lleva a cabo la NASA desde hace años están proporcionando nuevos detalles sobre las heladas lunas oceánicas de Júpiter y Saturno, aumentando aún más el interés científico de estos planetas y otros “mundos oceánicos” en nuestro sistema solar y más allá, informó la agencia en su sitio web. Los detalles del hallazgo fueron publicados por investigadores de la misión Cassini a Saturno y el Telescopio Espacial Hubble.
Los científicos de Cassini indican que una forma de energía química en la que la vida puede alimentarse parece existir en la luna de Saturno llamada Enceladus, y los investigadores del Hubble informan sobre evidencia adicional de luces que estallan de la luna de Júpiter llamada Europa.
“Estos datos son lo más cercano que hemos encontrado, hasta ahora, a la identificación de un lugar con algunos de los ingredientes necesarios para un entorno habitable“, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Science Mission Directorate de la NASA, con sede en Washington.
“Estos resultados demuestran la naturaleza interconectada de las misiones científicas de la NASA que nos están acercando a responder si realmente estamos solos o no“.
El trabajo de investigadores de la misión Cassini, publicado en la revista Science, indica que en la luna Enceladus, de Saturno, se observa un gas de hidrógeno que brota del océano superficial y que indica la existencia de actividad hidro-térmica en el fondo marino, algo que potencialmente podría proporcionar una fuente de energía química para la vida.
La presencia de hidrógeno en el océano de la luna significa que los microbios -si es que existen- podrían utilizarlo para obtener energía combinando el hidrógeno con dióxido de carbono disuelto en el agua. Esta reacción química, conocida como “metano-génesis” porque produce metano como un subproducto, está en la raíz del árbol de la vida en la Tierra, e incluso podría haber sido crítica para el origen de la vida en nuestro planeta.
Ingredientes de la vida
La vida tal como la conocemos requiere tres ingredientes primarios: agua líquida; una fuente de energía para el metabolismo; y los ingredientes químicos correctos, principalmente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre. Con este hallazgo, Cassini ha demostrado que Enceladus – una pequeña luna helada a un billón de millas de nosotros, y más lejos del sol que de la Tierra – tiene casi todos estos ingredientes para la habitabilidad.
Cassini aún no ha demostrado que el fósforo y el azufre están presentes en el océano, pero los científicos sospechan que estarían, ya que se cree que el núcleo rocoso de Encelado es químicamente similar a los meteoritos que contienen los dos elementos.
“La confirmación de que la energía química para la vida existe dentro del océano de una pequeña luna de Saturno es un hito importante en nuestra búsqueda de mundos habitables más allá de la Tierra“, dijo Linda Spilker, investigadora del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, según la NASA.
Aunque no podemos detectar la vida, hemos encontrado que hay una fuente de alimento para ello, sería como hallar una tienda de dulces para los microbios”, dijo Hunter Waite, autor principal del estudio de Cassini.
Hallazgos en la luna de Júpiter
El artículo que detalla los nuevos hallazgos del telescopio espacial Hubble, publicado en The Astrophysical Journal Letters, informa sobre las observaciones de la luna Europa a partir de 2016, en las que se observó una probable pluma (destello) de material que brota de la superficie lunar en el mismo lugar donde Hubble vio evidencia de una pluma en 2014.
Estas imágenes refuerzan la evidencia de que los penachos de Europa podrían ser un fenómeno real, ardiendo intermitentemente en la misma región en la superficie de la luna.
La pluma recién detectada se eleva a unos 100 kilómetros por encima de la superficie de Europa, mientras que la observada en 2014 se estima que está a unos 30 kilómetros (50 millas) de altura. Ambos corresponden a la ubicación de una región inusualmente cálida que contiene rasgos que parecen ser grietas en la corteza helada de la luna, vistos a finales de los 90 por la nave espacial Galileo de la NASA. Los investigadores especulan que, al igual que en Encelado, esto podría ser evidencia de erupción de agua desde el interior de la luna.
“Las plumas de Encelado están asociadas con regiones más calientes, así que después de que Hubble representara esta nueva pluma en Europa, examinamos esa ubicación en el mapa térmico de Galileo. Descubrimos que la pluma de Europa está relacionada con una anomalía térmica “, dijo William Sparks, del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland, y quien dirigió los estudios de telescopio Hubble en 2014 y 2016.
Los investigadores dicen que si las columnas y el punto caliente están conectados, podría significar que el agua que se evapora desde debajo de la corteza helada de la luna. Otra idea es que el agua eyectada desde la grieta cae sobre la superficie como una fina niebla, cambiando la estructura de los granos de la superficie y permitiéndoles retener el calor.

---------------------------------------------------------------------------------

Cassini detecta procesos hidrotermales en Encelado

http://www.msn.com/es-xl/video/viral/cassini-detecta-procesos-hidrotermales-en-encelado/vp-BBzQxiZ
Duración: 00:00 Hace 6 horas
La sonda espacial Cassini de la NASA sigue proporcionando nuevos hallazgos sobre Saturno y sus lunas al término de su misión. Uno de los últimos descubrimientos ha sido la confirmación de reacciones hidrotermales en la luna Encelado. En 2015, durante la inmersión más profunda de la nave Cassini en la columna que emana de las grietas en la región polar sur de la luna, los instrumentos detectaron hidrógeno molecular.



Publicar un comentario