lunes, 29 de mayo de 2017

Juno sobrevuela los polos de Júpiter y descubre ciclones de 1.400 kilómetros de diámetro

CIENCIA

Juno sobrevuela los polos de Júpiter y descubre ciclones de 1.400 kilómetros de diámetro
Por primera vez la sonda de la NASA ha sobrevolado los polos del planeta más grande del sistema solar y ha proporcionado muchos datos. Se ha podido ver una nube de unos 7.000 kilómetros de diámetro que se ha formado a mucha más altura que el resto de nubes.


20MINUTOS.ES / VÍDEO: EUROPA PRESS. 26.05.2017 - 08:22h

http://www.20minutos.es/noticia/3047485/0/sonda-juno-polos-jupiter-descubre-ciclones-kilometros-diametro/


La sonda Juno se ha acercado a Júpiter más que ningún otro objeto humano y sus múltiples sensores están aportando a la NASA información crucial para conocer el planeta más grande de nuestro sistema solar, que forma "un mundo complejo, gigantesco y turbulento", según la propia Agencia Espacial, con "ciclones polares del tamaño de la tierra y sistemas de tormentas que penetran profundamente en el corazón del gigante gaseoso". Imágenes 1 Foto "Fue un largo viaje para llegar a Júpiter, pero estos primeros resultados ya demuestran que valió la pena el viaje", dijo Diane Brown, ejecutiva del programa Juno en la sede de la NASA en Washington. Juno lanzado el 5 de agosto de 2011 y entró en la órbita de Júpiter el 4 de julio de 2016. Hasta ahora ha estado orbitando el planeta a una altura de unas 2.600 millas (4.200 kilómetros) por encima de las nubes de Júpiter. Scott Bolton, investigador principal de Juno del Southwest Research Institute en San Antonio asegura que los nuevos datos recabados "hacen repensar todo y replantearnos Júpiter como algo completamente nuevo".  Y es que el hecho de que Juno haya sobrevolado los polos del planeta ha sido revelador. Por ejemplo, ha descubierto ciclones ovalados con más de 1.400 kilómetros de diámetro. "Estamos perplejos en cuanto a cómo podrían formarse, la configuración estable y por qué el polo norte de Júpiter no se parece al polo sur", dijo Bolton. Eso no es todo. También han podido ver una nube de unos 7.000 kilómetros de diámetro que se ha formado a mucha más altura que el resto de nubes sin que aún se sepa por qué. Otra sorpresa viene del radiómetro de microondas de Juno (MWR), que muestra la radiación térmica de microondas de la atmósfera de Júpiter, desde la parte superior de las nubes de amoníaco hasta el fondo de su atmósfera. Los datos MWR indican que el amoníaco es bastante variable y continúa aumentando "tan lejos como podemos ver con MWR, que es de unos cientos de millas o kilómetros", por lo que este gas podría emanar de las zonas más profundas del planeta. Además, otras mediciones indican que el campo magnético de Júpiter es incluso más fuerte de lo esperado y de forma más irregular. Los datos indican que el campo magnético excedió en gran medida las expectativas en 7.766 Gauss, aproximadamente 10 veces más fuerte que el campo magnético más fuerte encontrado en la Tierra. "Juno nos está dando una visión del campo magnético cercano a Júpiter que nunca hemos tenido antes", dijo Jack Connerney, investigador principal adjunto de Juno y el líder de la misión de investigación de campo magnético en el Goddard Space Flight Center de la NASA.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3047485/0/sonda-juno-polos-jupiter-descubre-ciclones-kilometros-diametro/#xtor=AD-15&xts=467263

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nuevos datos sobre Júpiter dejan perplejos a los científicos (VIDEO)
·         Sat, 27/05/2017 - 14:07


Nuevas observaciones de la misión Juno fueron desveladas este jueves por científicos de la NASA. El análisis se basa en las fotografías obtenidas por la sonda en agosto del 2016, pero publicadas esta semana en dos estudios en la revista 'Science'.
La investigación de las imágenes muestra que ambos polos del gigante gaseoso están plagados de tormentas gigantescas de forma ovalada, cuyo diámetro alcanza en algunos casos 1.400 kilómetros, según uno de los artículos de la citada publicación.
Además, el estudio reveló que en el ecuador de Júpiter se encuentra una gran nube de amoniaco que sube de las capas profundas de su atmósfera.
Otro descubrimiento sorprendente está relacionado con el enorme campo magnético de Júpiter. Se sabe que es el más potente del Sistema Solar, pero los nuevos datos superaro con creces las suposiciones de los científicos, y resultó que es casi diez veces mayor que el de la Tierra, señalan desde la NASA.
Dicho estudio puede dar pistas sobre el origen del Sistema Solar y otros sistemas planetarios, subraya 'Science'.
La sonda Juno llegó a Júpiter el 4 de julio de 2016 para obtener nuevos datos del mayor planeta del Sistema Solar. La misión Juno posee dos objetivos esenciales: examinar la evolución y origen de Júpiter e investigar su magnetosfera polar. Una de las próximas metas de Juno es estudiar la Gran Mancha Roja, el mayor vórtice anticiclónico de Júpiter.

---------------------------------------------------------------------------

Los primeros datos de Juno revelan enormes tormentas en Júpiter
·         Thu, 25/05/2017 - 15:21




El 27 de agosto de 2016, la sonda Juno, de la NASA, llevaba a cabo su primer sobrevuelo de Júpiter, el planeta gigante de nuestro Sistema Solar, y obtenía una primera remesa de datos sobre su atmósfera que desafiaba los conocimientos anteriores. Lanzada desde la Tierra en 2011, Juno permite a los investigadores contemplar Júpiter desde una perspectiva totalmente nueva, gracias a una alargada órbita elíptica que ha hecho posible, por primera vez, sobrevolar los polos del enorme planeta y "sumergirse" a menos de 5.000 km. de la densa capa de nubes que lo rodea.
Hoy, la NASA ha convocado a los medios para ofrecer las primeras conclusiones. Al mismo tiempo, se publican varios estudios en las revistas Science y Geophysical Research Letters.
Los dos estudios de Science resumen los resultados de los dos primeros "encuentros" de Juno con Júpiter. En el primero de ellos, Scott Botton y otros cuarenta científicos presentan los resultados obtenidos durante el sobrevuelo de Juno sobre las capas nubosas. En el segundo, John Connerney y otros veinte científicos analizan los datos obtenidos de las espectaculares auroras y magnetosfera jovianas.
Las imágenes publicadas en el primer estudio revelan paisajes inéditos de los polos de Júpiter. Las fotografías pueden mostrar detalles de menos de 50 km., y en ellas se aprecian caóticas escenas de estructuras ovaladas y brillantes, muy diferentes de las que pueden verse, por ejemplo, en los polos de Saturno. Un "time lapse" de las imágenes muestra con claridad que los óvalos son, en realidad, grandes ciclones que alcanzan diámetros de más de 1.400 km.
Al pasar por encima de las nubes, a sonda midió también la estructura térmica de las capas más internas de la atmósfera joviana, y los datos muestran estructuras sorprendentes e inesperadas, que los investigadores han interpretado como signos del amoniaco que brota de la atmósfera profunda y forma los gigantescos sistemas meteorológicos que se aprecian en la superficie.
Los científicos midieron también el campo gravitatorio del planeta, lo que ayudará a comprender la estructura de la compleja atmósfera de Júpiter y a saber si bajo ella se esconde un núcleo sólido, tal y como predicen los modelos actuales. Los análisis llevados a cabo en el gigantesco campo magnético revelan, por su parte, que en las regiones más cercanas al planeta su intensidad supera con creces los valores que se habían estimado hasta ahora, multiplicando por diez a la de la magnetosfera terrestre.
Un arco de choque
En el segundo estudio de Science, John Connerney presenta datos de las auroras y la magnetosfera, la región donde los campos magnéticos del planeta predominan sobre el viento solar. Juno ya se había encontrado con el "arco de choque" magnético del planeta gigante, esencialmente una onda de choque que permanece estacionaria, cuando penetró en la magnetosfera en Junio de 2016. Y dado que la nave solo se encontró con un arco de choque, en lugar de tener múltiples encuentros como sucedió en órbitas posteriores, los investigadores creen que en aquél momento, la magnetosfera se estaba expandiendo y aumentado de tamaño.
Aprovechándose de su perspectiva única cuando pasa justo por encima de los polos, Juno logró también detectar haces de electrones fluyendo hacia abajo y transmitiendo así energía a las capas superiores de la atmósfera. Algo que podría estar alimentando las espectaculares auroras que la nave captó en imágenes en el ultravioleta y el infrarrojo.
Sorprendentemente, estas lluvias de electrones parecen tener una distribución muy diferente de las que suceden en la Tierra, lo cual sugiere un modelo totalmente distinto para la forma en que ambos planetas interaccionan con el espacio a su alrededor.
Fuente: abc / MF
------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
Primeros resultados de la misión Juno: Júpiter no es como esperaban
·         Fri, 26/05/2017 - 11:20



Los resultados se dieron a conocer durante una teleconferencia el jueves con investigadores de la NASA, y publicados en la revista Science y Geophysical Research Letters.
Debajo de su espesa capa de nubes, Júpiter pudo mantener sus secretos. Ahora, los primeros resultados de la misión Juno de la NASA están desafiando las creencias de los investigadores sobre el gigante gaseoso.
Los resultados se dieron a conocer durante una teleconferencia el jueves con investigadores de la NASA, y publicados en la revista Science y Geophysical Research Letters.
Juno se puso en marcha en agosto de 2011, pero no llegó a Júpiter hasta julio de 2016. La nave ha estado orbitando el planeta y realizando calculados vuelos de reconocimiento sobre las nubes.
"El punto general de nuestros descubrimientos es realmente lo diferente que parece Júpiter de lo que esperábamos", dijo Scott Bolton, investigador principal de la misión Juno, del Southwest Research Institute en San Antonio. "Pensábamos que era uniforme en el interior y relativamente aburrido. Lo que estamos encontrando es cualquier cosa menos eso. Es muy complejo".
Los sobrevuelos, observaciones y datos mostraron los nunca antes vistos polos de Júpiter. Los óvalos brillantes en los polos revelan ciclones gigantescos que pueden alcanzar hasta los 1.400 kilómetros de diámetro. Juno también pudo sondear la cubierta de las nubes y descubrir pozos de amoníaco que forman sistemas meteorológicos gigantes y violentos en la profunda atmósfera.
Pero este amoníaco no se mezcla constantemente, como los investigadores creían. Los ciclones gigantes en los polos también son nuevos para los investigadores.
"Estamos desconcertados sobre cómo podrían formarse, qué tan estable es su configuración y por qué el polo norte de Júpiter no se ve como el polo sur", dijo Bolton. "Estamos cuestionándonos si este es un sistema dinámico, y solo estamos viendo una etapa, y durante el próximo año lo veremos desaparecer, o si se trata de una configuración estable y estas tormentas están circulando alrededor una de la otra".
Juno reveló que el campo magnético de Júpiter es 10 veces el de la Tierra y el doble de fuerte de lo que se había anticipado, superando las expectativas de los investigadores.
Juno también encontró enormes auroras de Júpiter, captadas en imágenes ultravioletas e infrarrojas, y una lluvia de electrones que podría ser su origen.
Estos datos, junto con las observaciones que la misión realice en adelante, pueden ayudar a los investigadores a determinar la estructura de la atmósfera de Júpiter, y responder a la gran pregunta: ¿tiene el planeta un núcleo sólido?
Modelos anteriores así lo sugieren, pero los datos únicos de Juno podrían proporcionar una visión real. Si el planeta tiene un núcleo sólido, cambiaría la creencia de que el gigante de gas se compone en gran parte de hidrógeno y helio.
A pesar de que Júpiter es el planeta más grande de nuestro sistema solar, los astrónomos no saben mucho acerca de su origen. La misión Juno fue diseñada para recopilar datos y observaciones que revelarán el origen y evolución del gigante gaseoso. Sus otros objetivos incluyen mapear sus campos gravitacionales y magnéticos, observar auroras, medir la cantidad de agua y amoníaco en su atmósfera y encontrar evidencia de un núcleo sólido.
Júpiter es probablemente el primer planeta que se formó en el sistema solar y saber más sobre él puede contribuir a un mayor conocimiento sobre el inicio del sistema.
Juno es la segunda nave espacial que orbita Júpiter. La primera fue Galileo, que orbitó el planeta entre 1995 y 2003.
La misión terminará en 2018, cuando la nave se estrellará en el planeta para impedir que cause daños en las lunas de Júpiter
Fuente: CNN
CC






Publicar un comentario