martes, 23 de mayo de 2017

LECTURA – FRÍO ESPACIAL

LECTURA – FRÍO ESPACIAL
Carlos Mujica |Mayo 16, 2017
De la página Internacional del diario El Impulso, del domingo 17 de septiembre de 1995, con el título: “Caminata espacial de astronautas del Endeavour”, se transcribe textualmente: “Con la tierra azulada como trasfondo, dos astronautas realizaron hoy una caminata espacial para probar nuevos guantes calentados por baterías. Viajaban sobre el océano Índico. Nos referimos a los especialistas de la misión Jim Voss y Mike Gernhardt. La caminata espacial era de seis horas y media, parece ser este el tiempo máximo que tienen para realizar trabajos porque el espacio es muy frío.”
Jim Voss, informó: -“Estoy muy cómodo, no muy frio, después de probar los calentadores de dedos adicionados a las botas. El recurso de los calentadores de dedos tanto de los pies como de las manos permite a los astronautas sentirse cómodos en las temperaturas de congelación de 55 grados Celsius bajo cero.
Las baterías diseñadas por científicos fueron colocadas en los extremos de las puntas de los guantes de cada dedo. Las baterías tienen una carga de 3,l voltio. Igualmente usaban calcetines de 15 dólares para mantener calientes los pies. Estos adminículos es la respuesta que concibió la Agencia Espacial después de que en una caminata anterior efectuada en febrero hubo de suspenderlas porque los astronautas se quejaron que sus manos y sus pies se estaban congelando.
La caminata la ejecutaban los astronautas cuando el Endeavour se desplazaba a 28.000 kilómetros por hora, mientras Voss y Gernhardt se turnaban el lugar de la punta del brazo de 15 metros del Endeavour para apoyar los pies. Dado el medio inhóspito, cerraron la unidad de control térmico del traje espacial, para probar cuanto tiempo podrían resistir antes que las frígidas temperaturas del espacio enfriaran de modo extremo sus cuerpos.
Se conoce como caminata, el trabajo que como expertos en el manejo y funcionamiento de la nave deben cumplir fuera de ella. Las caminatas, pues, son tareas programadas para que el astronauta las cumpla. Además de aquellas otros que por razones técnicas deban hacer como reparaciones o cambios de piezas que se hayan deteriorado en el en funcionamiento de la nave.
El frío en el espacio del Universo confirma la carencia de materia en cualquiera de sus estados; materia que por sí sola con su propia energía o en combinación con la energía espacial generarían condiciones térmicas de temperaturas compensatorias. De modo que no hay manera que se pueda prescindir del frío espacial. Y, además, Jim Voss y Mike Gernhardt, confirman con la experiencia de la caminata para probar los guantes con baterías, que es el recurso al cual hubo de apelar el ser humano para contrarrestar la situación del frío espacial.

Publicar un comentario