miércoles, 21 de junio de 2017

Astronoticias 21-7-17

Astronoticias.
Científicos chinos logran enlazamiento cuántico de
dos partículas separadas 1.200 kilómetros.
16 de junio de 2017.

Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China y de la Academia de Ciencias de aquel país han logrado, mediante un satélite, distribuir pares de fotones entrelazados a más de 1.200 km. El avance, con posibles aplicaciones futuras en comunicaciones cuánticas
Super-seguras, se publica esta semana en la revista Science.
Hasta la fecha, todos los esfuerzos para entrelazar partículas, una forma de “vincularlas” de forma cuántica a distancia, se limitaban a unos 100 km o menos, ya que el entrelazamiento se pierde a medida que son transmitidas a lo largo de fibras ópticas o a través de espacios abiertos terrestres.
Una de las formas con la que los científicos tratan de superar este problema es romper la línea de transmisión en segmentos más pequeños y de forma repetida intercambiar, purificar y almacenar la información cuántica a lo largo de la fibra.
Sin embargo, existe otro enfoque para lograr redes cuánticas a escala global mediante láseres y tecnologías basadas en satélites. Esta opción es la que ha empleado ahora con éxito el equipo de científicos chinos, liderado por el investigador Juan Yin.
Para su estudio, los autores han utilizado el satélite Mozi, bautizado así en honor a un filósofo y científico chino del siglo quinto a.C. La nave se lanzó el año pasado y está equipada con tecnologías y herramientas cuánticas muy especializadas.
Más información en:

Rastreando la transición entre los Neandertal y los
Homo Sapiens.
16 de junio de 2017.


Punta de lanza extraída en la cueva de Moravia.
Crédito: Miroslav Kralík.
Unos arqueólogos han abierto una ventana hacia uno de los períodos más fascinantes de la historia humana: la transición entre el neandertal y el ser humano anatómicamente moderno.
Una excavación arqueológica en una cueva de Moravia, una región de la
República Checa, ha proporcionado una cierta cronología de cambios sociales y de otro tipo acaecidos en la población de la zona a lo largo de distintas épocas del pasado lejano, a partir de evidencias procedentes de 10 capas sedimentarias que abarcan de 28.000 a 50.000 años atrás. Es el período durante el cual llegaron por primera vez a Europa nuestros ancestros, humanos anatómicamente modernos.
La excavación, en una cueva próxima a la frontera checa con Austria y a unos
150 kilómetros al norte de Viena, ha permitido desenterrar más de 20.000 huesos de animales, así como herramientas de piedra, armas y una esfera de hueso tallada (a modo de cuenta de collar), que es la más vieja de su tipo en Europa Central.
Este yacimiento arqueológico ofrece algunas de las evidencias más antiguas de la actividad de los humanos anatómicamente modernos en la región. Este fue un período durante el cual los humanos se movían a lo largo de distancias notables, llevando con ellos objetos artísticos. El mayor rango geográfico de los desplazamientos parece corresponder al Homo Sapiens, mientras que un rango mucho más local sería el típico de los neandertales.
Más información en:
Regeneración anómala de gusano enviado al espacio.
15 de junio de 2017.


Unos gusanos platelmintos que pasaron cinco semanas a bordo de la Estación Espacial Internacional están ayudando a los científicos responsables del experimento a estudiar cómo la ausencia de la fuerza normal de la gravedad y de los campos geomagnéticos tan comunes en la superficie puede tener consecuencias anatómicas, de comportamiento y hasta bacteriológicas en estos animales.
De todos modos, esta línea de investigación también aporta conocimientos científicos de utilidad para los viajeros espaciales humanos.
Además, podría ser una manera estratégica de avanzar más rápido en la adquisición de los conocimientos necesarios para el progreso de la bioingeniería.
El equipo de Michael Levin, de la Universidad Tufts en el campus de
Medford/Somerville, de Massachusetts, Estados Unidos, quería determinar cómo afectarían la micro-gravedad y los campos micro-geomagnéticos al crecimiento y regeneración de gusanos platelmintos de la especie D. japonica y si cualquier cambio al respecto persistiría después del regreso de los gusanos a la Tierra. Estos gusanos se emplean frecuentemente para estudios debido a su notable habilidad de regenerarse cuando sufren la amputación de partes de su cuerpo. Saber lo que les pasa en el espacio y tras su regreso a la Tierra puede llevarnos a una mejor comprensión de cómo influyen las fuerzas físicas sobre la forma corporal y las tomas de decisión celulares.
Los platelmintos enviados a bordo de la Estación Espacial Internacional estaban completos o amputados, y se hallaban dentro de tubos sellados llenos con agua y aire a partes iguales.
Los investigadores disponían de dos grupos de gusanos normales (se quedaron en la Tierra) para compararlos con los enviados al espacio. Uno consistía en gusanos vivos encerrados en un medio con agua de manantial, de la misma manera que sus homólogos espaciales, y mantenidos a 20 grados centígrados en la oscuridad durante la misma cantidad de tiempo.
Más información en:
http://noticiasdelaciencia.com/not/24751/regeneracion-anomala-de-un-gusanoenviado-al-espacio-dos-cabezas-en-vez-de-una/
Los 10 descubrimientos más importantes de la sonda
MAVEN.
16 de junio de 2017.


El pasado 17 de junio, la sonda MAVEN de la NASA (Mars
Atmosphere and Volatile Evolution Mission, Misión para estudiar la Evolución Volátil de la Atmósfera de Marte) celebró
1.000 días terrestres en órbita alrededor del planeta rojo.
Desde su lanzamiento en noviembre de 2013 y su inserción en órbita en septiembre de 2014, Maven ha estado explorando la atmósfera superior de Marte e indagando cómo el Sol despojó a Marte de la mayor parte de su atmósfera, convirtiendo a un planeta habitable en un mundo estéril desierto.
"MAVEN ha hecho grandes descubrimientos sobre la atmósfera de Marte.
Aquí listamos los 10 descubrimientos más resaltantes:
10. Obtención de imágenes de la distribución de óxido nítrico gaseoso y el ozono en la atmósfera muestra un comportamiento complejo que no se esperaba, lo que indica que hay procesos dinámicos de intercambio de gas entre la atmósfera inferior y superior que no se comprenden en la actualidad.
9. Algunas partículas del viento solar son capaces de penetrar profundamente de forma inesperada en la atmósfera superior, en lugar de ser desviadas alrededor del planeta por la ionosfera marciana; esta penetración está permitida por las reacciones químicas en la ionosfera que convierten las partículas cargadas del viento solar en átomos neutros que entonces son capaces de penetrar profundamente.
8. MAVEN hicieron las primeras observaciones directas de una capa de iones metálicos en la ionosfera de Marte, resultante del impacto del polvo interplanetario entrante en la atmósfera. Esta capa está siempre presente, pero se mejoró dramáticamente por el paso cercano a Marte de Comet Siding
Spring en octubre de 2014.
7. MAVEN ha identificado dos nuevos tipos de aurora, denominadas "difusa" y aurora "de protones"; a diferencia de lo que pensamos de la mayoría de las auroras en la Tierra, estas auroras no están relacionadas con un campo magnético, sea global o local.
6. Estas auroras son causadas por una afluencia de partículas del Sol expulsadas por diferentes tipos de tormentas solares. Cuando las partículas de estas tormentas golpean la atmósfera de Marte, también pueden aumentar la tasa de pérdida de gas al espacio, por un factor de diez o más.
5. Las interacciones entre el viento solar y el planeta son inesperadamente complejas. Esto se debe a la falta de un campo magnético de Marte y a la aparición de pequeñas regiones de la corteza magnetizada que pueden afectar el viento solar entrante en escalas locales y regionales. La magnetosfera que resulta de las interacciones varía en escalas de tiempo cortas y es notablemente "bultos" como resultado.
4. MAVEN detectó la completa variación estacional de hidrógeno en la atmósfera superior, lo que confirma que varía en un factor de 10 durante todo el año. La fuente del hidrógeno en última instancia, es el agua en la atmósfera inferior, descompuesto en hidrógeno y oxígeno por la luz solar.
Esta variación es inesperada y, hasta ahora, no se entiende bien.
3. MAVEN ha utilizado mediciones de los isótopos en la atmósfera superior (átomos de la misma composición pero que tienen diferente masa) para determinar la cantidad de gas que se ha perdido a través del tiempo. Estas mediciones indican que 2/3 o más del gas que se ha perdido en el espacio.
2. MAVEN ha medido la velocidad a la que el Sol y el viento solar están arrastrando el gas de la parte superior de la atmósfera al espacio, junto con los detalles de los procesos de eliminación. La extrapolación de las tasas de pérdida en el pasado, cuando la antigua a la luz ultravioleta solar y el viento solar eran más intensos, indica que grandes cantidades de gas se han perdido en el espacio a través del tiempo.
1. La atmósfera de Marte ha sido despojada por el sol y el viento solar con el tiempo, cambiando el clima de un ambiente más cálido y húmedo temprano en la historia al clima frío y seco que vemos hoy en día.
Más información en:
Nuevas evidencias muestran que las estrellas nacen en
parejas.
15 de junio de 2017.
¿Tuvo nuestro Sol un gemelo cuando nació hace 4.5 millardos de años? Casi ciertamente si, aunque no fuese un gemelo idéntico, y por lo tanto, también cada una de las estrellas en el Universo, de acuerdo a nuevos análisis elaborado por físicos teóricos de la Universidad de California,
Berkeley, y un radio astrónomo del Observatorio Astrofísico
Smithsoniano, de la Universidad de Harvard.


Esta imagen infrarroja del Telescopio Espacial Hubble contiene un objeto brillante en forma de abanico (abajo a la derecha), que es un sistema binario que emite pulsos a medida que ambas estrellas interactúan. El sistema binario primitivo está localizado en la región de IC 348, de la nube molecular de Perseo. Crédito. NASA/ESA
y J. Muzerolle, STScI
La nueva aseveración está basada en un radio sondeo de una gigantesca nube molecular, poblada con estrellas recién formadas, en la constelación de Perseo, y por un modelo matemático que explica estas observaciones. Se realizaron una serie de modelos estadísticos para ver si se podría tener en cuenta la relativa población de estrellas jóvenes solitarias y binarias, con todas las separaciones en la nube molecular de Perseo, y el único modelo que pudo reproducir los datos fue una en la cual todas las estrellas se formaron inicialmente en binarias amplias.
Estos sistemas, o se contrajeron o se destrozaron en un millón de años.
En este estudio, “amplio” significa que las dos estrellas están separadas por más de 500 Unidades Astronómicas (UA). Una binaria amplia compañera a nuestro Sol, pudo haber estado 17 veces más lejos de este último, que su más distante planeta en la actualidad, Neptuno. Basado en este modelo, el hermano de nuestro
Sol escapó y se mezcló con todas las otras estrellas en nuestra región de La Vía Láctea, para nunca ser visto otra vez. La idea de que todas las estrellas nacen en “camadas”, tiene implicaciones más allá de la formación estelar, incluyendo hasta los orígenes de las galaxias.
Una nube magnetizada caóticamente no es lugar para construir una estrella, ¿o sí?
15 de junio de 2017.


Ilustración que muestra las líneas de un campo magnético caótico muy cerca de una proto-estrellas recién aparecida. Crédito: NRAO/AUI/NSF; D. Berry.
Durante décadas los científicos han pensado que las líneas de campo magnético que circulan alrededor de estrellas recién formadas eran potentes y firmes. Más recientemente, un equipo de astrónomos ha encontrado pruebas de que la turbulencia a gran escala lejos de una estrella naciente puede arrastrar campos magnéticos por los alrededores a placer. Y ahora un equipo de astrónomos ha descubierto un campo magnético sorprendentemente débil y muy desorganizado muy cerca de una protoestrella que ha aparecido recientemente.
Estas observaciones sugieren que el impacto de los campos magnéticos en la formación de las estrellas es más complejo de lo que se pensaba.
Los investigadores utilizaron ALMA para obtener un mapa del campo magnético que rodea una joven protoestrella apodada Ser-emb 8, que se encuentra a una distancia de 1.400 años-luz en la región de formación estelar de Serpens.
Estas observaciones nuevas son las más sensibles que se han llevado a cabo del campo magnético a pequeña escala que rodea a una protoestrella joven. También proporcionan datos importantes sobre la formación de estrellas de masa baja como nuestro propio Sol.
Observaciones anteriores con otros telescopios habían desvelado que los campos magnéticos que rodean a protoestrellas jóvenes tienen la clásica forma de “reloj de arena” (característica de un campo magnético intenso) que empieza cerca de la protoestrella y se extiende a muchos años-luz por la nube de gas y polvo que la rodea.
“Antes de ahora no sabíamos si todas las estrellas se formaban en regiones que estaban controladas por fuertes campos magnéticos. Utilizando ALMA hemos encontrado nuestra respuesta”, explica Charles Hull (CfA). “Ahora podemos estudiar campos magnéticos en nubes de formación de estrellas partiendo de las escalas mayores hacia abajo, hasta la propia estrella que se está formando. Esto es fascinante porque significa que las estrellas pueden emerger a partir de un intervalo mayor de condiciones de lo que habíamos creído”.
Más información en:
Júpiter es el planeta más antiguo del Sistema Solar
14 de junio de 2017.



Imagen de Júpiter tomada por la nave
Voyager 1 de NASA. Crédito: NASA.
Júpiter no sólo es el mayor planeta del Sistema Solar sino que es también el más viejo, según investigadores de la Universidad de Münster, que han determinado por primera vez la edad precisa de Júpiter, conocida hasta ahora de forma solo aproximada. Un problema ha sido siempre que no existen muestras de Júpiter y, por tanto, no era posible realizar medidas directas. Ahora, los investigadores han determinado la edad de Júpiter utilizando meteoritos.
El estudio descubrió que Júpiter alcanzó unas 20 veces la masa de la Tierra menos de un millón de años después de la formación del Sistema Solar, hace 4.567 millones de años. A partir de entonces tardó unos 3 millones de años en alcanzar su masa total. “Aunque Júpiter es tan masivo, creció extremadamente deprisa en menos de 4 millones de años. Y a pesar de que los modelos teóricos predecían un crecimiento así de rápido, estas predicciones eran muy inciertas”, explica el Dr.
Thomas Kruijer. Por comparar, la Tierra tardó unos 100 millones de años en formarse, teniendo 380 veces menos masa que Júpiter.
Para determinar la edad de Júpiter, los investigadores utilizaron meteoritos, fragmentos de asteroides que hoy en día residen en un cinturón situado entre Marte y Júpiter. Los científicos utilizaron medidas de isótopos para demostrar que los asteroides procedían originalmente de dos regiones particulares del Sistema
Solar, una por dentro de la órbita de Júpiter y otra por fuera de ella. El hecho de que el material de fuera de la órbita de Júpiter esté presente en meteoritos es un hallazgo fundamentalmente nuevo y sorprendente, según señalan los investigadores. Los astrónomos utilizaron las composiciones isotópicas de los meteoritos como una marca genética para deducir las relaciones entre meteoritos distintos.
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/06/14/jupiter-el-mas-anciano/
https://www.uni-muenster.de/news/view.php?cmdid=8953
Publicar un comentario