martes, 27 de junio de 2017

Lectura – Universo

Lectura – Universo
Carlos Mujica |Junio 20, 2017
 Los recursos fundamentales que estructuran la materia en el Universo son la masa y la energía. Toda partícula de una masa, no importa cuál sea su estado físico, si sólida, líquida o gaseosa contiene energía; de estos principios se desprende que no hay masa sin energía. En tanto que la energía si puede existir en el universo sin mezcla. Tal es la razón por el cual el espacio del Universo, ese que ocupa las distancias entre los cuerpos ponderables, debe permanecer lleno de la energía producida por las estrellas, en los procesos termonucleares de transformación de unos elementos en otros; para que el Universo se mantenga siempre activo. La energía de las estrellas, incluyendo la del Sol, que es una estrella, es neutra, sin cargas opuestas; es invisible, no es posible su percepción; es antitérmica, no asume temperaturas; es imponderable, no obedece a ninguna atracción, carece de peso.
Esta particularidad de la energía de las estrellas, que llena y debe mantener siempre lleno el espacio imponderable es necesaria para el funcionamiento del Universo. Si esta energía no llenara el espacio entre los cuerpos ponderables: estrellas, planetas, satélites, etc., estos cuerpos carecería de sustentación para mantenerse como suspensos y para desplazarse por sus órbitas de traslación y rotación.
Hasta aquí hemos expuesto la energía que producen las estrellas y que sirve de sustentación para los cuerpos ponderables que se mueven en el espacio. Ahora debemos proseguir señalando que esta misma energía es la que ingresa a la masa de las partículas de la materia para integrarse a ella. Pero en la materia la energía experimenta un cambio sustancial al convertirse en energía polarizada; la energía asume cargas eléctricas, una de naturaleza positiva y la otra de naturaleza negativa. El término eléctrico para la energía contenida en la materia, tiene origen griego. Los griegos llamaban al ámbar: electrón.
Este cambio en el comportamiento de la energía en la masa se debe al modo estructural del elemento de la materia; como se sabe, el átomo está formado por un núcleo (protón-neutrón) de carga positiva; y, electrones de carga negativa. Para ingresar a la materia, la energía debe escindirse, una parte ingresa por el núcleo y asume carga positiva; la otra parte ingresa por los electrones y asume carga negativa. La energía desde la materia produce entonces el campo gravitatorio local, que es, a su vez, lo que produce la atracción, es decir, el peso; que se conoce como ponderabilidad. De modo, pues, que es la energía la que activamente actúa en el Universo. En el espacio crea el ambiente para el movimiento de los cuerpos; y, en la materia para producir el campo gravitatorio, atracción.
Carlos Mujica
carlosmujica928@yahoo.com
@carlosmujica928


Publicar un comentario