miércoles, 5 de julio de 2017

Astronoticias 05-07-17

Astronoticias.
Un cerebro artificial para cazar estrellas hiper-veloces.
01 de julio de 2017.


Con ayuda de un software que imita al cerebro humano, el satélite Gaia de la ESA ha detectado seis estrellas alejándose a gran velocidad del centro de nuestra Galaxia. Esto podría proporcionar información clave sobre algunas de las regiones más oscuras de la Vía Láctea.
Nuestra galaxia alberga más de cien mil millones de estrellas, que mantienen su posición gracias a la gravedad. La mayoría se encuentra en una estructura planael disco galáctico— con un bulbo en su centro, mientras que el resto se distribuye en un halo esférico más amplio, que se extiende en un radio de aproximadamente 650.000 años-luz desde el centro.
Las estrellas no se encuentran inmóviles en la Galaxia, sino que giran alrededor de su centro a velocidades que varían según su ubicación: por ejemplo,el Sol orbita a unos 220 km/s, mientras que la media en el halo es de unos 150 km/s. En ocasiones, unas pocas estrellas rebasan estas velocidades, ya de por sí impresionantes.
Algunas se aceleran debido a un encuentro estelar cercano o a la explosión en forma de supernova de una estrella compañera, lo que provoca que las estrellas escapen a velocidades hasta varios cientos de km/s por encima de la media.
Hace algo más de una década se descubrió una nueva clase de estrellas muy  veloces, que atraviesan la Galaxia a varios cientos de km/s. Son el resultado de interacciones pasadas con el agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de la Vía Láctea y que, con una masa equivalente a cuatro millones de soles, gobierna las órbitas de las estrellas a su alrededor.
Más información en:
Descubierta atmósfera prebiótica en disco de acreción de estrella recién nacida.
30 de junio de 2017.

Un equipo internacional de investigadores, dirigido por Chin-Fei Lee, de la Academia Sínica Instituto de Astronomía y Astrofísica (ASIAA, Taiwán), ha utilizado el Gran Arreglo Milimétrico/submilimétrico de Atacama (ALMA) para detectar moléculas orgánicas complejas, por primera vez en la atmósfera de un disco de acreción alrededor de una muy joven proto-estrella.

Disco de acreción en Herbig Haro 212. Crédito: ALMA.
Estas moléculas desempeñan un papel crucial en la producción de la química orgánica necesaria para la vida. El descubrimiento sugiere que los componentes básicos de la vida se producen en este tipo de discos en el comienzo de la formación de estrellas y que están disponibles para ser incorporados en los planetas que se forman en el disco posteriormente. Podría ayudar a entender cómo la vida llegó a estar en la Tierra.
"Es muy emocionante descubrir moléculas orgánicas complejas en un disco de acreción alrededor de una estrella bebé", dice Chin-Fei Lee. "Usando la combinación sin precedentes de ALMA, no sólo la detectamos en el disco de acreción, sino que también podemos determinar su ubicación.
Las moléculas se encontraron en el objeto Herbig-Haro (HH) 212, un sistema proto-estelar en Orión, a una distancia de unos 1.300 años luz. La proto-estrella central es muy joven, con una edad estimada de sólo 40.000 años aproximadamente (1/100.000 la edad de nuestro sol y una masa de sólo 0,2 masas solares). El disco está casi de canto y tiene un radio de aproximadamente 60 unidades astronómicas (UA), o 60 veces la distancia media Tierra-Sol.
Más información en:
Indicio de dimensiones extras en las ondas
gravitacionales.
29 de junio de 2017

.Investigadores del Instituto Max Planck de Física Gravitatoria han descubierto que dimensiones escondidas, como las predichas por la teoría de cuerdas, podrían tener influencia sobre las ondas gravitacionales. En un artículo publicado recientemente estudian las consecuencias que tendrían las dimensiones adicionales sobre estas ondulaciones del espacio-tiempo y se preguntan si podrían observarse estos efectos.
Las dimensiones extra, escondidas porque son muy pequeñas, constituyen una parte indispensable de la teoría de cuerdas, una de las candidatas a conducir a una teoría de gravedad cuántica. Se busca una teoría de gravedad cuántica que unifique la mecánica cuántica y la relatividad general para poder comprender qué ocurre a pequeñas distancias cuando hay masas muy grandes involucradas, por ejemplo, dentro de un agujero negro o en el Big Bang.
“Los físicos han buscado dimensiones extra con el Gran Colisionador de
Hadrones en el CERN, pero hasta ahora esa búsqueda no ha dado resultado”, comenta el Dr. Gustavo Lucena Gómez. “Sin embargo los detectores de ondas gravitacionales podrían ser capaces de proporcionarnos pruebas experimentales”.
Los investigadores descubrieron que las dimensiones extra deberían de tener dos efectos diferentes sobre las ondas gravitacionales: deberían de modificar las ondas gravitacionales “estándar” y provocarían ondas adicionales a frecuencias altas, por encima de los 1.000 Hz. Sin embargo, la observación de esto último es poco probable ya que los detectores existentes hoy en día en tierra no son suficientemente sensibles a las frecuencias altas. Pero las diferencias en el modo en que las ondas gravitacionales estiran y encogen el espacio-tiempo podría ser más sencillo de detectar, utilizando más de un detector.
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/06/29/dimensiones-escondidas/
Primeras galaxias: más violentas de lo esperado.
29 de junio de 2017.

Un equipo internacional de investigadores ha demostrado que el gas caliente difuso que llena el espacio entre las galaxias tiene la misma concentración de hierro en todos los cúmulos de galaxias que fueron estudiados con detalle suficiente por el satélite japonés Suzaku. Parece que la mayor parte del hierro que hay en el gas intergaláctico se formó mucho antes de que se constituyeran los primeros cúmulos de galaxias.
M82, una activa galaxia. El Universo temprano debió tener muchas de este tipo de galaxia. Crédito: NASA/JPL-Caltech/STScI/
Los investigadores estudiaron el gas caliente que permea diez cúmulos de galaxias cercanos, demostrando que la concentración de elementos químicos es aproximadamente la misma en todos ellos, un tercio de la que se observa en nuestro Sol. Estos resultados confirman indicaciones anteriores que sugerían que la mayor parte del hierro del Universo fue producido y dispersado por el espacio intergaláctico antes de que se formaran los cúmulos de galaxias, hace más de 10 mil millones de años. El hierro, junto con otros muchos elementos, fue expulsado de las galaxias por la energía combinada de miles de millones de supernovas, así como por explosiones en agujeros negros supermasivos que estaban creciendo.
“Si estos elementos se hubieran producido recientemente, en términos astronómicos, entonces esperaríamos encontrar concentraciones diferentes de hierro en distintos cúmulos. El hecho de que la distribución de hierro parezca tan homogénea indica que ha sido producido por algunas de las primeras estrellas y galaxias que se formaron después del Big Bang”, comenta Onderj Urban (Stanford University).
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/06/29/galaxias-violentas-en-un-principio/
La órbita retrógrada del asteroide 2015 BZ509.
28 de junio de 2017.

En el Sistema Solar existe un asteroide que gira alrededor del Sol en sentido contrario a los planetas: es el catalogado como 2015 BZ509, que da una vuelta completa alrededor del Sol cada 12 años, idéntico período tiempo que tarda Júpiter -con el cual comparte la órbita-, pero se mueve en el sentido inverso.
La detección de este asteroide en contramano constituyó la comprobación de lo que Helena Morais, docente del Instituto de Geociencias y Ciencias Exactas (IGCE) de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), en São Paulo, Brasil, previó hace dos años. Tan es así que el estudio sobre la observación del asteroide, publicado en Nature, fue comentado por Morais en un artículo de la sección News & Views en la misma edición de la revista.
"Es bueno contar con una confirmación. Estaba segura de que las órbitas contrarias co-orbitales existían. Sabíamos acerca de la existencia este asteroide desde 2015, pero la órbita no estaba claramente determinada y no era posible confirmar la configuración coorbital. Pero esto se ha confirmado, luego de otras observaciones que redujeron los errores en los parámetros de la órbita. Ahora estamos seguros de que el movimiento del asteroide es contrario, coorbital y estable", declaró Morais.
En colaboración con Fathi Namouni, del Observatorio de Côte d'Azur, en
Francia, Morais desarrolló una teoría sobre los coorbitales retrógrados (el movimiento en el sentido opuesto al de los planetas) y resonancias orbitales retrógradas en general.
Más información en:
Movimiento desordenado de Urano produce en su
magnetósfera el efecto de un interruptor.
27 de junio de 2017.

Más de 30 años después de que la Voyager 2 pasara por las cercanías de Urano, investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia están utilizando los datos de la nave espacial para conocer más acerca del planeta helado. Su nuevo estudio sugiere que la magnetosfera de Urano actúa como un interruptor cada día mientras gira junto con el planeta. La misma permite que el viento solar atraviese la magnetosfera; o forme un escudo, desviándolo y alejándolo del planeta.
Esto es muy diferente a lo que ocurre en la magnetosfera de la Tierra, que típicamente solo cambia en respuesta a las variaciones en el viento solar. El campo magnético de la Tierra está casi alineado con su eje de giro, haciendo que la magnetosfera entera gire como una peonza junto con la rotación, y como el mismo alineamiento de la magnetosfera de la Tierra es el que mira hacia el Sol, el campo magnético entretejido en el constante viento solar debe de cambiar de dirección para que el campo terrestre se reconfigure. Esto ocurre a menudo con las tormentas solares potentes.
Pero Urano yace y gira sobre un lado, y su campo magnético está descentrado e inclinado 60 grados respecto de su eje de rotación. Estas características hacen que el campo magnético dé vueltas de forma asimétrica respecto de la dirección del viento solar mientras el gigante helado completa su rotación de 17.24 horas. En vez de ser el viento solar el que dicta el cambio como aquí en la Tierra, los investigadores afirman que el rápido cambio, debido a la rotación, que se produce en la intensidad y orientación del campo, conduce a un escenario periódico de abierto-cerrado-abierto-cerrado mientras da vueltas en el viento solar.
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/06/27/urano-es-una-pesadilla-geometrica/
Nuevas vistas de Betelgeuse gracias a ALMA.
27 de junio de 2017.
Un monstruo enojado se esconde en el hombro del cazador.
Estamos hablando de la estrella gigante roja Betelgeuse, también conocida como Alfa Orionis en la constelación de Orión.
Recientemente, el Atacama Large Millimeter Array (ALMA) nos dio una vista impresionante de Betelgeuse, una de las pocas estrellas que es lo suficientemente grande como para ser resuelto como algo más que un punto de luz.


Betelgeuse por ALMA.
Situada a 650 años-luz de distancia, Betelgeuse está destinada a vivir rápido y morir joven. La estrella tiene sólo ocho millones de años. Para vislumbrar su juventud, comparémosla con nuestro Sol, que ha brillado por 4.600 millones de años, una edad 575 veces mayor.
Se estima que Betelgeuse posee una masa 12 veces mayor que nuestro Sol, y su tamaño se extiende por unas 6 AU. Dicho en otras palabras, si colocásemos esta estrella en lugar del Sol, la misma alcanzaría más allá de la órbita de Júpiter.
En la imagen de ALMA se logra apreciar una burbuja asimétrica en el limbo de la estrella, algo que los astrofísicos no logran explicar.
Más información en:
MACS2129-1: una galaxia que nos cambiará lo que
sabemos del Universo.
22 de junio de 2017.
Los investigadores, sencillamente, no se esperaban algo así. Una galaxia en forma de disco, compacta, masiva y en rápida rotación, pero que dejó de formar estrellas unos pocos miles de millones de años después del Big Bang. El hallazgo, publicado en la revista Nature, se ha llevado a cabo con el telescopio espacial Hubble.

Comparación entre la Vía Láctea y MACS2129-1. Crédito: NASA, ESA, Z. Levy (STScI)
Es la primera vez que se consigue observar algo parecido, ya que ninguna de las galaxias "muertas" de esa época lejana muestra ese tipo de estructura. El descubrimiento de MACS2129-1 resulta importante porque su mera existencia es algo que desafía todo lo que sabemos, o creíamos saber, sobre cómo se forman las galaxias masivas que nos rodean en la actualidad.
De hecho, cuando el Hubble la fotografió, los investigadores esperaban encontrarse con una caótica esfera de estrellas en plena formación, alimentada por la energía de la colisión con otras galaxias cercanas. Pero en vez de eso, se encontraron con un disco aplanado, similar en forma a nuestra Vía Láctea y, lo que es más, completamente inactivo.
Se trata, pues, de la primera evidencia observacional directa de que al menos algunas de las galaxias "muertas" más tempranas, en las que la formación estelar se ha detenido, consiguen, de alguna manera que ignoramos, seguir evolucionando a partir de un disco similar al de la Vía Láctea hasta transformarse en las galaxias elípticas gigantes que vemos hoy.
Más información en:
http://www.abc.es/ciencia/abci-galaxia-muerta-cambiara-sabemos-universo-
201706220836_noticia.html


Publicar un comentario