jueves, 6 de julio de 2017

"Desde el Sur: explorando el Cosmos"-Programa 468 - Nuevo ciclo - Una civilización en peligro






Posted: 01 Jul 2017 08:22 AM PDT
Emitido el 01 de julio de 2017, puede descargarlo desde Archive.org aquí: Programa 468 - Una civilización en peligro.

O escucharlo aquí:

 

¡Regresamos!

Con novedades, página con trascripciones y más.
En el programa de hoy, tratamos los siguientes temas:
Un planeta en peligro: anti-medicinas, anti-transgénicos, anti Cambio Climático, anti-vacunas, ¿la ciencia está cada vez más lejos de la gente?

Recordamos también la visión de Carl Sagan sobre el futuro en sus propias palabras: "Un presagio para la época de mis nietos".
Añadimos las transcripciones de cada programa en una nueva página, "Cosmopolita", que encontrarán en ricfsanchez.wordpress.com .

https://ia801500.us.archive.org/34/items/Podcast468Junio2017/Podcast%20468%20-%20Junio%202017.mp3

Está abierta a comentarios y sugerencias, generando de ésta manera un nuevo medio de intercambio con nuestros oyentes.
Y como siempre, un poco de buena música, edición y comentarios a cargo de nuestro flamante colaborador y gran amigo, Daniel Migueles

Música original - voet cranf

----------------------------------------------------------------------------------------------------

UNA CIVILIZACIÓN EN PELIGRO I: ¿ANTIMEDICINA Y ANTIVACUNAS? ¿ANTIEVOLUCIONISMO?
Publicado el julio 1, 2017 por Ricardo Sanchez
Antimedicina y Antivacunas
Una nota sobre los anti medicinas, o los impulsores de placebos.
Los periódicos están plagados de artículos sobre una serie de temas que se publican sin ninguna documentación, desinformando, falseando y sesgando para apoyar la que es al parecer su creencia fundamental: dicen por ejemplo que la homeopatía es una terapia eficaz y más allá de sus teorías absurdas y sus enormes peligros (sobre todo al apartar a los pacientes de terapias probadas) ponen al fantasma de la industria farmacéutica como causante de todos los males. ¡Y hasta están apareciendo como carreras universitarias en algunos países!
No se aplica el mínimo escepticismo ni pensamiento crítico, no se  contrasta ni ponen en duda ideas, prejuicios o supersticiones, como si fueran una especie de partido político que odia la ciencia. Y si encima el que escribe es relativamente famoso,  esas falsedades pueden tener  cierta relevancia y mucha gente le cree sin contrastar la información, que se conoce como falacia de autoridad.
En el último tiempo ha habido una reaparición de la homeopatía, ¿cuáles la diferencia con la medicina verdadera?
Los fármacos de verdad tienen que demostrar que funcionan, deben someterse a rigurosos test antes de recibir el visto bueno de las agencias nacionales de medicamentos, mientras que la medicina alternativa no tiene que hacerlo. Es evidente la doble vara de medir. Los efectos de la homeopatía y otras prácticas similares pueden explicarse por el placebo. Además, los médicos de verdad están sobrecargados de trabajo, deben atender a un paciente cada pocos minutos y carecen de tiempo para sentarse con él y decirle cosas reconfortantes, como hacen los homeópatas.
En el caso de los productos homeopáticos, no es que no funcionen, es que no pueden funcionar porque no tienen nada. La única posibilidad de que funcionaran sería que el agua tuviera memoria, algo que es un disparate y nadie ha demostrado. Si alguien lo demostrara, ganaría el premio Nobel de Física.
¿O acaso las vacunas no han eliminado la viruela, la polio y tantos otros males que asolaron a la Humanidad? Y la expectativa de vida ¿no ha aumentado desde los 30 a los 80 años actuales gracias a los progresos de la Medicina? ¿Necesitamos más demostración?
Por otro lado, hay casos como en Italia, en donde un 88 por ciento de la gente que contrajo el sarampión no estaba vacunada y un 73 por ciento tenía 15 años o menos, según informaron en un comunicado el Instituto Nacional de Salud y el Ministerio de Salud. Además, se registraron 176 casos entre los trabajadores del sector sanitario.
Podemos cuestionar alguna que otra vacuna o medicina, pero ¿eso invalida todo?
¿Antievolucionismo?
Los anti evolucionistas disponen de un amplio repertorio de argumentos, que en la controversia del evolucionismo a los cuales se recurre según un esquema más o menos estandarizado. Quien se quiere o debe enfrentar a los argumentos del creacionismo (en el más amplio sentido) contra la teoría de la evolución, debería por lo tanto estar preparado para responder a las objeciones más comunes.
Argumentos:
Pueden decir “La evolución no es demostrable”, obviamente, si nos referimos a la observación directa, nunca podremos ver por ejemplo que de un mono nazca un ser humano.
Lo que observamos es la microevolución, no la macro.
Sólo se puede demostrar la evolución, que se desarrolla en  el mismo nivel de complejidad (“microevolución”).
De igual manera el cliqueo de un contador de Geiger o la regularidad de las reacciones químicas nunca dan “evidencias” seguras, para hechos postulados, como la desintegración nuclear o la existencia de átomos, sino que sólo pueden ser interpretados en el marco de teorías establecidas y comprobadas.
Decir que todo lo que muestra la Teoría de la Evolución puede argumentarse con una Teoría de la Creación también es una falacia.
De igual manera se puede argumentar con la Tierra joven o Tierra vieja, todo se puede asociar con un Creador o por el contrario, buscar las explicaciones a lo que observamos.
Las teorías creacionistas no son científicas, porque ninguna observación está en contradicción con la tesis creacionista.
Si por ejemplo se encontraran especies totalmente diferentes o las formas en el registro de fósiles tendrían una secuencia totalmente asistemática (esto sería el caso, si se encontraría mamíferos en un sedimento, en las cuales aún no hubo reptiles). También la comprobación de la  aparición simultánea de todos los grupos de animales y plantas lógicamente  desmentiría la teoría de la evolución.
Pero si un eslabón en la cadena evolutiva no encaja eso no invalida toda la teoría, sino que se la corrige o en su defecto se espera a encontrar el eslabón correcto.
En el caso del modelo atómico de Rutherford, que no era totalmente correcto, no ha llevado al abandono completo de la idea nuclear, sino a su modificación que culminó con el desarrollo del “modelo atómico de Bohr”. Cuya falsación a su vez llevó al  “modelo del átomo de la mecánica ondulatoria”.
La teoría de la evolución se compone de dos áreas, por un lado de la hipótesis de la descendencia, que enseña sobre el parentesco  de los seres vivientes o el origen de una o unas pocas especies ancestrales, y por otro lado las diferentes teorías causales,  que tienen como tema, los orígenes y mecanismos de los cambios evolutivos. Ambas áreas son lógicamente independientes en la medida, por ejemplo, incluso si todas las teorías causales (como la teoría de la selección natural) resultaría ser falsas, no quiere decir que la hipótesis de la descendencia fuese errónea.
Los hechos no totalmente explicados o descritos, son lo normal en las ciencias empíricas. Preguntas abiertas no se pueden considerar como una refutación de una teoría. Hay que aclararlas, en el marco de un programa de investigación y modificar la teoría en forma sucesiva. Así funcionan las ciencias.
También se argumenta que la falta de fósiles de transición invalida la teoría, pero hay que tener en cuenta que la fosilización  depende de un gran número de circunstancias favorables.
Los animales muertos y restos de plantas se descomponen rápidamente. Restos de caparazones duros se pueden encontrar preferentemente en hábitats marinos, en donde dominan los sedimentaciones y no la erosión. Además los restos que se encuentran en los sedimentos, con el correr del tiempo,  no deben  ser destruidos por entrar en contacto con el magma, altas presiones o por corrosión, lo que muchas veces es el caso. Y finalmente los fósiles deben ser encontrados, antes de que pueden ser clasificados paleo biológicamente. Por lo tanto argumente, que el descubrimiento de un fósil es un verdadero caso de suerte. Esto también muestra porqué en todos los museos del mundo, no se ha expuesto más de 250.000 especies, que representa un espacio de tiempo de aprox. 600 millones de años.
Los fósiles – como ha de esperar desde la teoría de la evolución – cambian  sistemáticamente y a medida que disminuye su edad, y sus formas se adaptan cada vez más a las de las especies que existen hoy.
Cierro el tema diciendo que la teoría de la evolución no rechaza la existencia de un creador pero tampoco es compatible con la fe.
La mayoría de los cristianos (¡incluso el propio Papa!) están convencidos de la veracidad de la idea de la evolución, porque ellos argumentan que Dios ha creado un universo que se desarrolló de forma natural.
El problema aparece si la Biblia en lugar de ser considerada como un documento metafórico es interpretada literalmente, entonces obliga a suponer que el universo tiene una edad de 6000 años, y que fue creado en 7 días y que un creador ha intervino constantemente en el desarrollo del mundo. Una creencia tan arcaica no es posible conciliar  con la teoría de la evolución, ni geológica ni de ningún otro tipo.

-----------------------------------------------------------------

UN PRESAGIO PARA LA ÉPOCA DE MIS NIETOS

Carl Sagan en 1995 escribió “El mundo y sus demonios. La ciencia como una luz en la oscuridad”, fue un defensor del pensamiento escéptico científico y del método científico.
En el Capítulo 2 “Ciencia y esperanza”del citado libro dice lo siguiente:
“Popularizar la ciencia —intentar hacer accesibles sus métodos y descubrimientos a los no científicos— es algo que viene a continuación, de manera natural e inmediata. No explicar la ciencia me parece perverso.
Cuando uno se enamora, quiere contarlo al mundo. Este libro es una declaración personal que refleja mi relación de amor de toda la vida con la ciencia.
Pero hay otra razón: la ciencia es más que un cuerpo de conocimiento, es una manera de pensar. Preveo cómo será la América de la época de mis hijos o nietos: Estados Unidos será una economía de servicio e información; casi todas las industrias manufactureras clave se habrán desplazado a otros países; los temibles poderes tecnológicos estarán en manos de unos pocos y nadie que represente el interés público se podrá acercar siquiera a los asuntos importantes; la gente habrá perdido la capacidad de establecer sus prioridades o de cuestionar con conocimiento a los que ejercen la autoridad; nosotros, aferrados a nuestros cristales y consultando nerviosos nuestros horóscopos, con las facultades críticas en declive, incapaces de discernir entre lo que nos hace sentir bien y lo que es cierto, nos iremos deslizando, casi sin darnos cuenta, en la superstición y la oscuridad.
La caída en la estupidez de Norteamérica se hace evidente principalmente en la lenta decadencia del contenido de los medios de comunicación, de enorme influencia, las cuñas de sonido de treinta segundos (ahora reducidas a diez o menos), la programación de nivel ínfimo, las crédulas presentaciones de pseudociencia y superstición, pero sobre todo en una especie de celebración de la ignorancia.
La moraleja más clara es que el estudio y el conocimiento —no sólo de la ciencia, sino de cualquier cosa— son prescindibles, incluso indeseables.”
Los presagios dicen mucho sobre cómo interpreta cada uno el presente y cuáles son sus esperanzas o temores sobre el futuro.
Las coincidencias las debe buscar cada uno y según sea su visión del presente podrá evaluar la certeza de estos presagios o no.
Pero si no corregimos el rumbo creo que muchos de nosotros podremos esperar las predicciones de Carl sean acertadas,y de ser así nos esperan tiempos muy difíciles y oscuros.
Pero cada uno de ustedes, interesados en la ciencia y el futuro de nuestro planeta, es una candela en la oscuridad, así que los invito a tomar parte en la construcción de un mundo más racional, alejado de las pseudociencias y marcado por el escepticismo, y que pongan sus conocimientos en acción para combatir la ignorancia que nos rodea.
Carl también nos dejó su kit detector de mentiras, que siempre es bueno recordar y dice:
  •        Cuando sea posible debe haber una confirmación independiente de los hechos.
  •        Motiva el debate sustancioso de la evidencia conocida por todos los puntos de vista posibles.
  •        Los argumentos de la autoridad tienen poco peso (en la ciencia no hay “autoridades”)
  •        Piensa en más de una hipótesis- no corras simplemente con la primera idea que te pareció sofisticada.
  •        Intenta no apegarte demasiado a tu hipótesis solo porque es tuya.
  •        Toma (mide) cantidades cada vez que sea posible.
  •        Si hay una cadena de argumentos, asegúrate que cada parte de la cadena funcione.
  •        La navaja de Occam- si dos hipótesis explican la información igual de bien elige la más simple.
  •        Pregúntate cómo puede ser falsificada tu hipótesis, ¿hay alguna forma de ponerlo a prueba? ¿puede el experimento ser duplicado por otros?
Problemas adicionales:
  •        Realiza experimentos de control- especialmente los de “doble ciego”, donde la persona que toma las mediciones no sabe de la prueba y los sujetos de control.
  •        Revisa por factores que te puedan confundir, separa las distintas variables.
Robert L. Park, catedrático de Física en la Universidad de Maryland y director de la oficina en Washington de la Sociedad Americana de Física, y en su libro “Ciencia o vudú” dice:
“Los rasgos de comportamiento forman parte de nuestra herencia genética como las características físicas.
Respondemos a los estímulos externos de maneras que confirieron algún tipo de ventaja de supervivencia a nuestros distantes antepasados humanos y prehumanos.
El psicólogo James Alcock describe nuestros cerebros como “máquinas de creencias”, que constantemente están procesando información procedente de nuestros sentidos y generando nuevas creencias sobre el mundo que nos rodea. Estas nuevas creencias son seleccionadas por el cerebro para que sean coherentes con las creencias previamente sustentada, pero se generan sin preocuparse demasiado acerca de qué es verdad y qué no lo es”.


Publicar un comentario