jueves, 27 de julio de 2017

El primer sistema de limpieza de basura espacial con adhesivos debutará en 2019 Imagen alegórica que representa los desechos espaciales que orbitan La Tierra.

El primer sistema de limpieza de basura espacial con adhesivos debutará en 2019

Imagen alegórica que representa los desechos espaciales que orbitan La Tierra.
(ARCHIVO) El nuevo sistema utiliza un compuesto adhesivo para recolectar escombros y posteriormente deshacerse de ellos. La compañía Astros-cale pretende establecer un servicio de limpieza para agencias espaciales en 2020. El impacto de las partículas de basura puede dañar gravemente un satélite operativo y generar colisiones en cadena.
EFE. 20.04.2017 - 10:46h


El primer sistema de limpieza de basura espacial que utiliza un compuesto adhesivo para recolectar escombros y posteriormente deshacerse de ellos debutará en la primera mitad de 2019, según la compañía Astros-cale. La empresa, con sede en Singapur, prevé lanzar su primer satélite con la intención de establecer un servicio de limpieza en 2020, explicó una portavoz de su centro de desarrollo y producción en Tokio. El sistema ideado por el empresario y fundador de Astros-cale, el japonés Nobu Okada, consiste en un satélite bautizado como "madre", que contiene seis dispositivos de retirada de escombros, llamados "niños", que recolectan fragmentos gracias a un adhesivo especial. Una vez recolectado un volumen de desechos determinado, que se fijan a los dispositivos magnéticamente, los "niños" entran en la atmósfera terrestre y se desintegran junto con ellos. El objetivo es establecer un sistema de limpieza para agencias espaciales y operadoras privadas que permita "eliminar futuros satélites que se lanzarán y caerán en desuso", explicó la compañía. Existen más de 750.000 partículas de basura de al menos un centímetro en el espacio, alertó el martes el director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jan Wörner, durante la jornada inaugural de la séptima conferencia sobre basura espacial que se celebra hasta el día 21 en su centro en Darmstadt (Alemania). El impacto de uno muy pequeño puede dañar gravemente un satélite operativo y generar colisiones en cadena que podrían dejar sin funcionamiento redes de telefonía móvil, televisión o de predicción meteorológica.




Publicar un comentario