jueves, 20 de julio de 2017

La semana en imágenes

La semana en imágenes.
NGC 4449: una galaxia pequeña.


Situada a 12 millones de años-luz y con una extensión de apenas 20.000
años-luz, esta galaxia se encuentra en el conglomerado galáctico Canes Venatici (Perros de Caza).
Créditos de la imagen: Hubble / NASA / ESA.
M63: La galaxia del Girasol.


También catalogada como NGC 5055, esta majestuosa galaxia espiral se encuentra a unos 25 millones de años-luz y se extiende por unos 100.000 años-luz.
Es miembro dominante del cúmulo de Canes Venatici (Perros de Caza).
Crédito de la imagen: Hubble/ Subaru Telescope (NAOJ)/ Don Goldman.
La galaxia anillada NGC 1512.



Esta galaxia espiral posee un extraordinario anillo de materia brillante. Los astrónomos todavía no tienen claro que proceso está ocurriendo en esta galaxia.
Con un tamaño estimado en 70.000 años-luz y situada a 30 millones de años-luz, se encuentra en la constelación de Horologium.
Crédito de la imagen: NASA/ ESA/ Hubble.
Flujos en el borde del cráter Moreaux.


Formado por procesos glaciares, este flujo en forma de lengua se encuentra
en el borde del cráter meridional de Moreaux, de 138 kilómetros de ancho, en la Mesa de Protonilus en la Región de Arabia, en el planeta Marte.
Crédito de la imagen: HiRISE /NASA/JPL/Universidad de Arizona

La maravillosa región de Rho Ophiuchi.


Aunque rho Ophiuchi es una estrella de clase espectral B (muy brillante y caliente) se encuentra inmersa en una región polvorienta del ecuador de la Vía Láctea. Esta circunstancia hace que se observe rodeada por una nebulosa de reflexión. Esta estrella, 4.900 veces más luminosa que nuestro Sol, y 9 veces más masiva, se encuentra a 394 años-luz de distancia.
Crédito de la imagen: John Vermette, Arizona, Estados Unidos.
El doble cúmulo de Perseo.


Catalogados como NGC 869 y NGC 884, estos cúmulos son visibles a simple vista entre las constelaciones de Perseo y Casiopea. Se encuentran a 7.600 años-luz de distancia y se encuentra compuestos por estrellas brillantes de la clase OB. Se estima que tienen una edad de 13 millones de años.
Crédito: Terry Hancock, Michigan, Estados Unidos.

Publicar un comentario