miércoles, 9 de agosto de 2017

ASTRONOTICIAS 09-08-17

Astronoticias.
Familia de asteroides revela información sobre el
Sistema Solar.
05 de agosto de 2017.


Un grupo de astrónomos ha identificado una antigua familia de asteroides que reside en el cinturón principal y que es casi tan vieja como el Sistema Solar, lo que proporciona importante información acerca de la formación de los planetas y asteroides.
En los comienzos del Sistema Solar, se acumulaba material rocoso en cuerpos de tamaño medio llamados «planetesimales»; algunos se fusionaron y formaron los planetas, mientras que otros se ubicaron en órbitas en el cinturón de asteroides. 4,5 miles de millones de años de colisiones entre dichos restos han destruido, en su mayor parte, los planetesimales, produciendo generaciones de fragmentos de asteroides más jóvenes y pequeños.
Dichos fragmentos suelen acumularse con el transcurso del tiempo, lo que dificulta la tarea de identificar familias de asteroides relacionados y determinar de qué planetesimales originales proceden. En este estudio, Marco Delbo y sus colegas han identificado un grupo de asteroides oscuros con órbitas relacionadas como parte de una familia hasta ahora desconocida, la cual estiman que tiene aproximadamente 4 mil millones de años, con lo que sería más vieja que la mayoría de las familias de asteroides ya descubiertas.
Combinando esta con otras familias ya conocidas, los autores pueden determinar la distribución del tamaño de los cuerpos planetesimales originales.
Estos resultados ayudarán a diferenciar entre la teoría tradicional de la formación de asteroides, según la cual los planetas crecen progresivamente a partir de cuerpos más pequeños, y los modelos recientes, que proponen que los planetesimales de gran tamaño se unen directamente a rocas pequeñas.
Más información en:
Hubble detecta primera estratósfera de un exoplaneta.
04 de agosto de 2017.


Un equipo internacional de investigadores, liderado por la
Universidad de Exeter y en el que participa el Centro de Astrobiología
(CSIC-INTA), ha hecho el descubrimiento observando con el telescopio espacial Hubble de la NASA la intensa emisión del vapor de agua de la atmósfera del exoplaneta WASP-121b.
WASP-121b, localizado a unos 900 años-luz de la Tierra, es un exoplaneta gigante gaseoso comúnmente conocido como
"Júpiter caliente", aunque su masa y radio son mayores que las de
Júpiter. El exoplaneta orbita su estrella anfitriona cada 1,3 días, y está situado, aproximadamente, a la distancia mínima a la que podría estar antes de que la gravedad de la estrella comenzara a “romperlo”. Al estar tan cerca de la estrella, las capas superiores de la atmósfera llegan a alcanzar los 2500 Kelvin (unos 2230ºC), ¡una temperatura a la que el hierro no estaría en estado sólido sino gaseoso!
Con el fin de estudiar la atmósfera del gigante gaseoso los científicos utilizaron la espectroscopia para analizar el brillo del planeta en diferentes longitudes de onda de la luz. En particular, el vapor de agua en la atmósfera del planeta se comporta de manera predecible en respuesta a ciertas longitudes de onda de luz incidente, dependiendo de la temperatura. A temperaturas más bajas, el vapor de agua bloquea el paso de la luz, absorbiéndola. Pero a temperaturas más altas, las moléculas de agua emiten luz en lugar de absorberla. Se ha observado que las moléculas de agua que hay en la atmósfera de WASP-121b emiten radiación en forma de luz infrarroja, que el ojo humano es incapaz de detectar. La observación de la emisión procedente del vapor de agua es la prueba inequívoca de la presencia de una estratosfera. Eso indica que el vapor de agua está más caliente que lo que hay en capas inferiores.
Más información en:
La pérdida de hielo ¿Provoca inestabilidad?
04 de agosto de 2017.


Gracias a los satélites, recientemente hemos podido asistir al nacimiento de uno de los mayores icebergs de la historia. Además de ocupar las portadas de los medios por su espectacularidad, la escisión de la barrera Larsen C en la
Antártida brindó a los científicos una oportunidad única para saber más sobre la estabilidad de la plataforma.
El 12 de julio, las imágenes suministradas por la misión Sentinel-1 de Copernicus mostraron cómo un fragmento con un tamaño que duplicaba al de
Luxemburgo se había desprendido de la península Antártica.
Desde entonces, este enorme iceberg tubular, denominado A68, se ha ido alejando unos 5 km de la barrera. Las imágenes de Sentinel-1 también muestran la formación de un grupo de más de 11 icebergs menores, el mayor de ellos con una longitud de poco más de 13 km, procedentes tanto del iceberg gigante como de la propia plataforma.
“Nuestra capacidad de monitorizar fenómenos en rápida evolución, como este, ha experimentado un gran avance en los últimos años gracias a la inversión europea en los satélites Copernicus”, comenta Anna Hogg, de la Universidad de Leeds, Reino Unido.
Como la Antártida se encuentra en los meses de oscuridad invernal, las imágenes por radar resultan indispensables, dado que pueden llegar a los lugares más recónditos independientemente de la luminosidad y del mal tiempo.
Más información en:
Ondas de gravedad internas en el Sol revelan
velocidad de giro del núcleo del Sol.
01 de agosto de 2017.

Gracias al observatorio Heliosférico y Solar (SOHO) de la
ESA/NASA y tras una larga búsqueda, los científicos han detectado modos de vibración sísmica que implicaría una velocidad de rotación del núcleo solar cuatro veces mayor que en la superficie.
Al igual que la sismología revela la estructura del interior de la Tierra gracias a la forma en que la atraviesan las ondas generadas por los terremotos, los físicos solares utilizan la “helio-sismología” para estudiar el interior del Sol analizando las ondas acústicas que reverberan a través de él. En la Tierra, normalmente hay un fenómeno responsable de generar las ondas sísmicas en un momento concreto; en cambio, el Sol oscila continuamente debido a los movimientos de convección dentro de su gigante cuerpo gaseoso.
Las ondas de frecuencia más alta, denominadas ondas de presión (u ondas
p), se detectan fácilmente por las oscilaciones superficiales provocadas por la resonancia de las ondas acústicas a medida que atraviesan las capas superiores del
Sol. Debido a la alta velocidad con que atraviesan las capas más profundas, no son sensibles a la rotación del núcleo solar.
Por el contrario, las ondas de gravedad (ondas g) que, con una frecuencia menor, representan las oscilaciones de lo profundo del interior solar, no tienen un efecto claro en la superficie, por lo que no es fácil detectarlas directamente.
A diferencia de las ondas p, en las que la fuerza restauradora es la presión, en el caso de las ondas de gravedad es la flotabilidad (gravedad) la que actúa como fuerza restauradora.
Más información en:
http://noticiasdelaciencia.com/not/25319/la-deteccion-de-ondas-de-gravedad-enel-interior-del-sol-revela-la-rapida-rotacion-de-su-nucleo
Supernova rica en metales.
01 de agosto de 2017.
Un equipo de astrónomos ha descubierto que una supernova extraordinariamente brillante se ha producido en un lugar sorprendente.
Esta supernova contradice las ideas actuales de cómo y dónde se producen estas supernovas super-luminosas.

Galaxia NGC 3191 con la supernova
superluminosa. Crédito: Pan-STARRS
/ CfA.
Las supernovas están consideradas como uno de los eventos más energéticos del Universo. Cuando a una estrella masiva se le agota el combustible puede colapsar sobre sí misma y producir una explosión espectacular que brilla más que la galaxia entera durante un breve lapso de tiempo, desperdigando elementos vitales por el espacio.
En la última década los astrónomos han descubierto unas cincuenta supernovas entre las miles conocidas, que son particularmente potentes. Estas explosiones son hasta 100 veces más brillantes que otras supernovas provocadas por el colapso de una estrella masiva.
Ahora un equipo de investigadores, dirigido por Matt Nicholl (Harvard-
Smithsonian Center for Astrophysics) ha descubierto recientemente una supernova super-luminosa, llamada SN 2017egm, situada en una galaxia espiral que se halla a 420 millones de años-luz de la Tierra, lo que significa que esta supernova super-luminosa está tres veces más cerca de nosotros que cualquier otra vista con anterioridad.
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/08/01/supernova-rica-en-metales/
https://www.cfa.harvard.edu/news/2017-24
Nubes de alta velocidad revelan presencia de agujero negro.
02 de agosto de 2017.

En el centro de nuestra galaxia han sido descubiertas varias nubes pequeñas desplazándose a gran velocidad. Un nuevo estudio sugiere que estos objetos inusuales pueden estar revelando la presencia oculta de agujeros negros inactivos.
Sgr A*, el agujero negro supermasivo que marca el centro de nuestra galaxia, está rodeado por una región de unos 650 años-luz de tamaño conocida como la Zona Molecular Central. Esta región del corazón de nuestra galaxia está llena de grandes cantidades de gas molecular denso, caliente, con una distribución compleja y una cinemática turbulenta.
En esta Zona se han descubierto varias nubes de gas peculiares durante las dos últimas décadas. Estas nubes, llamadas nubes compactas de alta velocidad, se caracterizan por su tamaño compacto y un amplio intervalo de velocidades en el material que las constituyen.
Recientemente Shunya Takekawa (Keio University, Japón) y sus colaboradores han descubierto dos nuevas nubes compactas de alta velocidad, de aspecto similar y propiedades físicas parecidas, lo que apunta a que se formaron a través de un mismo proceso. Takekawa y sus colaboradores sugieren que fueron creadas cuando un objeto compacto masivo se precipitó hacia una nube molecular cercana.
Más información en:
https://sedaliada.wordpress.com/2017/08/02/nubes-compactas-de-alta-velocidaden-sgr-a/

Publicar un comentario