jueves, 3 de agosto de 2017

El triplete de Sagitario.


El triplete de Sagitario.



Estas tres nebulosas brillantes son regularmente visitadas por los turistas espaciales que con sus telescopios recorren la constelación de Sagitario, en los apretados campos estelares que se encuentran en dirección del centro de nuestra Vía Láctea.

De hecho, ya un cazador de cometas del siglo XVIII, el astrónomo francés Charles Messier, recorrió esa región y catalogó a dos de ellas; la M8, la nebulosa grande situada en la parte superior de la imagen, y la compacta y colorida M20 cerca de la parte inferior del marco. Solo le faltó por catalogar a la tercera, que posteriormente sería bautizada por John Dreyer como NGC 6559, a la derecha de M8 y separada de la nebulosa más grande por un carril de polvo oscuro.

Las tres son viveros estelares situados a unos 5.000 años-luz. La nebulosa más grande se extiende por más de un centenar de años-luz y se conoce como Nebulosa de la Laguna. La más pequeña recibe el nombre de Nebulosa Trífida, debido a las bandas de materia oscura que la atraviesan y dan la apariencia de dividirla en tres partes.

El gas hidrógeno brillante crea el color rojo dominante en las nebulosas de emisión. En llamativo contraste, los tonos azules se deben a la luz de las estrellas reflejada en el polvo interestelar.

Este extraordinario paisaje estelar fue registrado con dos telescopios diferentes para capturar la imagen de amplio campo y los primeros planos individuales de cada nebulosa.

Crédito de la imagen: Josep Drudis.


Publicar un comentario