miércoles, 22 de noviembre de 2017

La atmósfera, el papel de regalo que envuelve a la Tierra

La atmósfera, el papel de regalo que envuelve a la Tierra
Por Enrique Hernanz
hace 7 días
TWC España
Globo terrestre
(Yuri Arcurs vía Getty Images)




La atmósfera es la envoltura gaseosa que rodea la Tierra. Además de la parte que vemos y en la que vivimos diariamente, cuenta con otras capas que no podemos percibir pero que nos protegen de las hostiles condiciones del universo y también permiten que las condiciones del planeta sean las necesarias para vivir.
La primera de las capas de la Tierra es la troposfera. Se extiende desde la superficie hasta una altura de entre 11 y 15 kilómetros. En ella se desarrolla la totalidad de la existencia del planeta, puesto que alberga los valores de oxígeno necesarios para el desarrollo de la vida. Dentro de la troposfera, la temperatura, al igual que la presión atmosférica, baja de forma más o menos gradual según ascendemos.
En la troposfera también se produce la práctica totalidad de los fenómenos meteorológicos. Fuera de ella, concretamente en la estratosfera, tan solo se pueden observar ocasionalmente las nubes estratosféricas polares, compuestas en su totalidad por diminutos prismas de hielo.


Nube estratosférica polar
(Wikimedia Commons)
La estratosfera se extiende desde los 15 kilómetros hasta los 50 kilómetros aproximadamente. En ella se encuentra la capa de ozono. En concreto, a una altura aproximada de unos 30 kilómetros. Este ozono nos protege de los rayos dañinos del sol, de ahí la importancia de que actualmente se encuentre en un periodo de recuperación. En la estratosfera la temperatura fluctúa de forma contraria a la troposfera. Es decir, es más baja en la base y va ascendiendo según nos acercamos a la mesósfera.
Esta capa se extiende desde los 50 a los 80 kilómetros aproximadamente. Es la más delgada de todas y solamente contiene el 0,1% de la masa total de aire de la atmósfera. Es el lugar en el cual los meteoritos que se acercan a la Tierra comienzan a desintegrarse. La temperatura, al igual que en la troposfera, baja según ascendemos, llegando por término medio a valores cercanos a los -80ºC.
Por último encontramos la termosfera. Es la capa más amplia y abarca desde la cota de los 80 kilómetros hasta los 650 aproximadamente. En ella el aire es prácticamente inexistente y las pocas partículas que quedan se ionizan debido a la radiación ultravioleta.
La temperatura puede superar en esta capa los 1000ºC. Dentro de la termosfera encontramos la magnetosfera, una región en la que el campo magnético de nuestro planeta nos protege de los temidos vientos solares.

La principal misión periodística de The Weather Company es informar sobre noticias del tiempo de último momento, el ambiente y la importancia de la ciencia para nuestras vidas. Este artículo no necesariamente representa la opinión de nuestra empresa matriz, IBM.

Publicar un comentario