lunes, 7 de mayo de 2018

La NASA lanzó con éxito su sonda InSight rumbo a Marte

La NASA lanzó con éxito
su sonda InSight rumbo
a Marte
Por RFI Publicado el 05-05-2018 Modificado el 05-05-2018 en 17:11

El cohete Atlas V propulsando a la sonda InSight en la madrugada
del 5 de mayo, 2018, desde la base aérea de Vandenberg,
California.NASA/Bill Ingalls
La NASA lanzó este sábado 5 de mayo su sonda
InSight, para estudiar la actividad tectónica
de Marte y poder desentrañar los misterios
de su formación y porque este planeta es
tan diferente de su hermana la Tierra,
a pesar de haberse formado de manera
similar hace 4,500 millones de años. Si todo
va bien, la sonda llegará a Marte el próximo
26 de noviembre.
A las 4:05 de la madrugada, hora local
de la base aérea estadounidense de Vandenberg
en California se lanzó la sonda InSight,
propulsada por el cohete Atlas V.
Ilustración artística de la sonda InSight
en la superficie
marciana. NASA
El lanzamiento de la nave bautizada Interior
Exploration Using Seismic Investigations,
Geodesy and Heat Transport (InSight)
es la primera misión de la NASA a Marte desde
el Curiosity, en 2012.
Originalmente su lanzamiento estaba programado
para 2016, pero el descubrimiento de fugas
en uno de los instrumentos unos meses antes
de la fecha forzó la postergación.
Las ventanas de lanzamiento favorables para
Marte se producen solo cada dos años.
El Cohete Atlas V con la sonda
de la NASA InSight,
en la víspera del despegue en Vandenberg,
California.NASA/Bill Ingalls
El proyecto de 993 millones de dólares busca
conocer mejor las condiciones internas de
Marte, en un esfuerzo para enviar luego
exploradores humanos y desentrañar
el misterio de la formación de los planetas rocosos.
Como la Tierra y Marte probablemente
se formaron de forma similar hace 4.500
millones de años, la NASA espera que la misión
ayude a comprender por qué ambos planetas
son tan diferentes.
"Cómo llegamos de una bola de rocas
con pocos relieves a un planeta que puede
o no sostener la vida es una cuestión crucial
en la ciencia planetaria", dijo Bruce Banerdt,
el principal investigador de InSight en el Jet
Propulsion Laboratory de la NASA
en Pasadena, California.
En la Tierra, esta evolución ha quedado
oculta por miles de millones de años de terremotos
y de movimiento de rocas fundidas en el manto,
explicó el científico.
Pero Marte, el cuarto planeta a partir del Sol
que es más pequeño y menos activo geológicamente
que nuestro planeta, podría albergar algunas
pistas sobre el asunto.
El jefe científico de la NASA, Jim Green,
dijo que los expertos ya saben que Marte
presenta terremotos, avalanchas y caídas de meteoritos.
InSight llegará a Marte el próximo
26 de noviembre
Si todo sale bien durante el viaje de unos
400 millones de kilómetros, el aparato
deberá estar desplegado en el planeta
rojo el próximo 26 de noviembre.
InSight recogerá datos a través de tres
instrumentos: un sismómetro, un
dispositivo para localizar con precisión
la sonda mientras Marte oscila sobre su
eje de rotación y un sensor de flujo
de calor que será insertado a 5 metros
en el subsuelo marciano.
Pero su instrumento clave es el sismómetro,
hecho por la Agencia Espacial Francesa.
Video en inglés hecho por la NASA sobre
la sonda InSight
Después de que la sonda se acomode
sobre la superficie marciana, un brazo
robótico deberá colocar el sismómetro
directamente sobre el terreno.
"Para nosotros, InSight es quizás no la
mejor pero sí una muy importante misión
porque vamos a escuchar los latidos
de Marte con el sismómetro que pusimos
a bordo", dijo Jean-Yves Le Gall, presidente
del Centro Nacional de Estudios Espaciales
de Francia (CNES), en una entrevista
en la televisión de la NASA después del lanzamiento.
El segundo elemento en importancia
es el monitor de calor que será colocado
en el subsuelo.
Llamado Heat Flow and Physical Properties
Package, fue hecho por la Agencia Espacial
Alemana con la participación de su par polaca.
El instrumento será introducido entre 3 y 5
metros bajo la superficie de Marte, según
la NASA, a una profundidad 15 veces mayor
que en cualquier misión anterior.
Entender la temperatura de Marte es crucial
para los fines de la NASA de enviar personas
al planeta rojo para los años 2030, dijo Jim Green.
Las temperaturas durante el día en verano
en el ecuador de Marte llegan a unos
20 grados centígrados, pero luego
caen de noche a unos -73 grados centígrados.
(Con la AFP)

Publicar un comentario