lunes, 28 de mayo de 2018

¿Sabía Ud. qué...? El controvertido bautizo de Urano.

¿Sabía Ud. qué...?
El controvertido bautizo de Urano.
Tras su descubrimiento en el año 1781,
William Herschel bautizó al planeta
que había descubierto con el curioso
nombre de Estrella de Jorge,
“Georgium Sidus”, en un particular
y exótico homenaje al rey que acababa
de perder gran parte de sus posesiones
en América del Norte, Jorge III de Inglaterra.
El "Planeta Jorge" siguió con esa
denominación hasta mediados del
siglo XIX, a pesar de la oposición
de un grupo de influyentes astrónomos,
liderados por Johann Elert Bode;
cuyos argumentos insistían, en que
Herschel debía continuar con la arraigada
y antigua tradición mitológica,
si los nombres de los planetas contiguos
eran Marte, Júpiter y Saturno, el nuevo
objeto debía bautizarse Urano.
Bode amparaba su punto de vista en
que se debía continuar la secuencia
genealógica: nieto, padre, abuelo.
El abuelo (padre de Saturno) era Urano,
el cual era la personificación del cielo
estrellado, siendo un buen tema para
bautizar al nuevo planeta. Por otra parte,
el astrónomo francés Joseph Lalande,
propuso bautizar al nuevo planeta como
“Herschel”, pero este planteamiento
no fue tomado en cuenta, ya que
la mayoría de los astrónomos se inclinaba
por apoyar la propuesta de Bode;
finalmente John Couch Adams en el
año 1850, introdujo formalmente el
nombre Urano a los almanaques y catálogos
ingleses; resultando en el triunfo de Bode y su argumento.
Fuentes:

Publicar un comentario